Soledades y secretos cruzados

 

Unos treinteañeros que esconden sus sentimientos son los protagonistas del tercer trabajo de Cesc Gay, una comedia sensible y adulta llena de matices

 

El realizador catalán Cesc Gay logró con ‘Krampack’ hace un par de años, la historia de un chaval que descubre su homosexualidad gracias a los juegos inocentes de un liberal amigo, el reconocimiento nacional de su incipiente carrera. Años atrás, junto a Daniel Gimelberg, co-dirigió ‘Hotel Room’, otra extraña comedia sobre la muerte y el amor por la vida de gente sin futuro en un extravagante argumento sobre el suicidio. Ambas películas tenían en común elementos que marcan un trayecto para la identificación genérica en este joven y prometedor talento del guión y la dirección. En el cine de Gay, los personajes, casi siempre con problemas emocionales y sentimentales, con desvaríos existenciales sobre los destinos de la vida, suelen estar inmersos en historias cotidianas donde las dudas se abren a la intranquilidad vital y las preguntas no se contestan, si no es por la propia experimentación. Para su tercera obra, el guionista y cineasta trabaja sobre estos conceptos en una película coral de treinteañeros que sienten que su posición en la vida es la soledad, a pesar de compartir sus vidas con parejas estables que le escuchan y les comprenden, personajes que esconden sus sentimientos ante un día a día de felicidad cercana.

 

Gente de ciudad que abarca su cotidianidad con pesar ante la reiterativa consecución de objetivos que suponen la utopía universal de vida que encaja con el modelo que muchos aspiran tener. Un modelo en el que a casi todo el mundo les gustaría verse reflejado: una familia, una pareja comprensiva y amante y un trabajo satisfactorio. Todo en la cinta de Cesc Gay se estructura para que la comedia por la que transita la historia no sea en ningún momento meliflua y afable. Sino que el gran factor de ‘En la ciudad’ se encuentra precisamente en que maneja la comedia urbana y costumbrista sustentada en el fondo dramático de la vida de siete personajes que viven su vida diaria desde sus problemas, entendidos con mayor y menor trascendencia por unos y por otros. En ese drama de desasosiego e incomprensión, que se oculta bajo sonrisas forzadas, bajo mentiras autocreídas y secretos inconfesables, es donde reside el verdadero valor de una película que, lejos de plantearse como un drama cínico, hace reír, tomando una actitud cómica para mostrar la crueldad de los sentimientos, la infelicidad que ahoga a sus personajes y que, tal vez y subjetivamente, imponga una ácida visión del matrimonio como principio del fin del amor.

 

Los personajes creados por Gay enaltecen la condición humana y exhiben un certero análisis de las relaciones de pareja con una sensibilidad inteligente, que derrocha virtuosismo en todos los diálogos, medidos y calculados, para reflejar una realidad que atrapa y concede al espectador la oportunidad de ser partícipe en los dobles juegos que llevan los roles de esta sosegante y magnífica cinta coral que supone y hace ver que en este tipo de comedia de costumbres puede haber un filón para nuestro cine, en la línea de ‘Todo es mentira’ o ‘El otro lado de la cama’, pero en este caso planteando una comedia ‘seria’ que honra todavía más el tono de un trabajo que recoge, quimera argumental, la multitud de matices que existen en todos y cada uno de los personajes que desglosan sus estados anímicos proyectados en unos intérpretes nacidos para cada papel, que impregnan con su talento la calidad de los diálogos escritos por Cesc Gay y Tomás Aragay. Las miradas, silencios y pensamientos se hacen maravillosos en las fantásticas recreaciones del infinito reparto compuesto por Mònica López, Eduard Fernández, María Pujalte, Alex Brendemühl, Vicenta Ndongo, Chisco Amado, Carme Pla, Miranda Makaroff, Àurea Márquez, Jordi Sánchez, Eric Bonicatto y Leonor Watling (en una breve aparición). Todos ellos estupendos en conjunto e individualmente

 

Un certero retrato que indaga sin tapujos en la amistad, el compromiso, la infidelidad y la felicidad llevados a la pantalla por Gay con un talante especial, lleno de desparpajo y gracia para una comedia adulta e inteligente. Un recorrido intimista y secreto de unos personajes que viven sus experiencias sentimentales en silencio, ocultando sus deseos y sentimientos reprimidos que, finalmente, tienen que salir por algún sitio, cuando se empiezan a asumir. ‘En la ciudad’ es, por tanto, una gran comedia coral que incluye además, entre sus personajes, a una ciudad de Barcelona muy presente a lo largo de un filme que aboga por circunscribir y acoger a sus personajes a un espacio determinado pero con una tipología de ciudadanos indeterminados, que podríamos ser todos y cada uno de nosotros.

 

Miguel Á. Refoyo © 2003 

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Soledades y secretos cruzados
Fecha de publicación: 2003-11-07 12:36:00, por Miguel Á. Refoyo   (visto: 1186 veces)   (a 7 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Soledades y secretos cruzados

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Cine  incluye estas Críticas de Cine en tu web ActricesActores

   Cine en Google  :: Buscador de Cine      Creación de páginas web de Cine

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*