Esta película del año 1960 es, digámoslo ya bien a las claras, una verdadera obra maestra que lanzó el cine hacia territorios totalmente inexplorados en los momentos en que fue realizada y presentada en sociedad, por cierto con un llamativo escándalo en su pase dentro del Festival de Cannes de ese mismo año. Más allá de las agrias polémicas suscitadas en su día, más allá de su puro interés arqueológico dentro de la propia historia cinematográfica italiana, europea y, por extensión, mundial, digo, que más allá de consideraciones crítico-historiográficas que nos remitirían a la defensa a ultranza que la prestigiosa "Cahiers du cinéma" hizo del autor y su obra, que más allá de la imposición sociológica de un estilo por encima de las preferencias de un público acostumbrado a esquemas narrativos más predictivos y hollywoodienses, vuelvo a decir, que más allá de todo esto está la propia película en su incandescente y sombrío fulgor. La de Antonioni es para quien esto escribe un clásico perenne que por méritos propios conforma junto con "La noche" (1961), "El eclipse" (1962) y "El desierto rojo" (1964) la famosa tetralogía de la incomunicación del reputado autor italiano.

 

 

Michelangelo Antonioni es un hombre culto, instruido, un arquitecto y artista poseedor de una cultura vasta y unos intereses claramente intelectuales que le aproximan a unas preocupaciones y temáticas de carácter artístico y filosófico perfectamente rastreables y visibles en toda su magnífica e intensa filmografía. Aquí, en La Aventura, que además es un filme dedicado a escudriñar obsesivamente el ideal de belleza femenino representado por una diosa carnal y espiritual a un tiempo materializada en la elegante Monica Vitti, el maestro ofrece todo un recital de planificación -nunca mejor dicho por la minuciosidad casi pictórica con que construye cada plano- al servicio de unos fines muy claros: Tratar de sumergirse poco a poco, de forma tan honda como implacable, dentro del abismo de unas relaciones humanas marcadas fundamentalmente por una angustiosa y estructural insatisfacción del Deseo. Con una habilidad extraordinaria, Antonioni marca su propio ritmo expositivo llevando al espectador hacia un interés engañoso (Ana, la extraña desaparición de la amiga de Claudia-Vitti) que más tarde se difumina, una vez abandonado el falso naturalismo vinculado a la historia y enmarcado en las islas Eolias (arrecife de Lisca Bianca) donde tiene lugar el suceso, otorgando progresiva cabida a escenarios más abstractos que nos introducen de lleno en paisajes puramente mentales, psicológicos y metafísicos (la similitud de algunas imágenes sostenidas tras un lento movimiento aproximativo de cámara con pinturas de De Chirico no es para nada casual), acentuando deliberadamente la abstracción para, magistral y paradójicamente, concretizar una historia de amor triste y descarnada, poseedora a su vez de uno de los finales más tristes y a la vez más existencialmente reveladores que hayamos podido contemplar dentro de la historia del cine.

Para disfrutar con plenitud de una experiencia tan espiritualmente densa como visualmente poderosa el espectador, eso sí, ha de abandonar previamente todos los prejuicios que pudiera albergar sobre un supuesto cripticismo característico del cine de este grandísimo autor, y además ha de hacerlo tratando de no encontrar una explicación inmediata a lo que ve y no anticipando continuamente hipótesis sobre lo que a continuación debería de suceder o sucederá. Hay que dejarse arrastrar por sus imágenes, por el poder hipnótico que emana de sus gestos, miradas, silencios, diálogos llenos de ruido comunicativo, pequeñas y sutiles transformaciones dramáticas no insertas en lógicas perfectamente causales, para de este modo llegar finalmente a recomponer un puzzle existencial acerca de nuestra dolorosa y trágica condición humana, presa de los infiernos pasionales a que nos vemos abocados por la propia naturaleza lingüística, verbal, significante que condiciona y conforma nuestra forma de pedir, amar, entregar y ser amados, siempre con la certeza de permanecer más allá, o más acá, de esa línea ficticia e imaginaria donde nuestro deseo quedaría por fin y definitivamente satisfecho, ese punto ficcional, hueco, porque es un vacío, donde el decir un "Te quiero" efectivamente agotaría el significado, y para siempre, de lo enigmático que encierra una expresión tan oscura como necesaria. Estamos solos e incomunicados, y Antonioni nos lo recuerda a través del poder fascinador e hipnótico de unas imágenes que se alzan como glaciales marcos de interiores vacíos. Para entrar en el fascinante universo creativo de un cineasta y artista según el cual "el cine, como la literatura, es inútil si no produce verdad y poesía", esta obra resulta ejemplar e imprescindible, una muestra perfecta de cómo el artista se aventura hacia lo desconocido en pos de una búsqueda radical de lo que intuye como esencial y básico en la constitución de la humanidad de sus personajes, una indagación insobornable a través de un lenguaje y un estilo propios generados a partir de lo puramente visual y cinematográfico.

Spinoza sostenía que la verdadera preocupación del hombre libre no era tanto la muerte como la continua reflexión acerca del misterioso hecho de la vida. Antonioni sonreiría al leer esta afirmación y asentiría con el gesto al estar ofreciéndonos con su película una propuesta de un raro pesimismo, extremadamente doloroso en efecto, pero tal vez por la misma razón radicalmente vital pues se asienta precisamente en la profunda angustia que a todos y cada de uno de nosotros nos provoca el amor, esa pura y doliente incertidumbre que supone existir para uno y para los demás.

Autor: Adrián Martínez Buleo

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

LA AVENTURA de Michelangelo Antonioni
Fecha de publicacin: 2009-04-02 02:04:35, por Adrin Martnez Buleo   (visto: 4253 veces)   (a 8 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

LA AVENTURA de Michelangelo Antonioni

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Cine  incluye estas Crticas de Cine en tu web ActricesActores

   Cine en Google  :: Buscador de Cine      Creación de páginas web de Cine

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. S el primero en escribir sobre este artculo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*