SHOWGIRLS de Paul Verhoeven (1995)

Siempre la había esquivado, evitado, tal vez llevado por los rumores o la ensalada de premios Razzie recibida o que su protagonista, la cosmética Elizabeth Berkley no me augurara precisamente algún éxtasis de carácter interpretativo. Sin embargo, y de forma harto extraña, también venía detectando desde hace tiempo una cierta ola reivindicativa al respecto, al punto de llegar a tildarla de incomprendida obra de culto. Pues bien, ni obra, ni de culto ni nada que se le parezca, es más, una auténtica bazofia infumable cuya misma conclusión uno desea recién comenzada la ridícula cinta sin dejar de preguntarse qué extraño proceso mental y/o pulsional llevó a Paul Verhoeven a embarcarse en un proyecto absolutamente desquiciado y lamentable. Si las interpretaciones suenan a chiste malo, el guión no se queda a la zaga, por no hablar de unos números musicales capaces de abochornar a un ciego. ¿Estimulante? Si alguno, alguna o algune empieza a verla con algún mínimo atisbo de excitación erótica o con ciertas expectativas, digamos, de índole carnal, mejor que se vaya olvidando del tema y se recueste bien en el mullido sofá tratando de coger muy pronto un sueño que sí pueda hacer las veces de la infame película. En el año 1999 fue considerada la peor película de la década. No me atrevería a llegar tan lejos, pero indudablemente su visionado invita a proponerla como seria candidata a tan infausto premio.

 

LUCES ROJAS de Rodrigo Cortés (2012)

Decepción. De Rodrigo Cortés, tras su aclamada “Enterrado”, esperábamos lo mejor en una obra que se presuponía angustiosa, desasosegante, tensa y atmosférica, perfectamente dirigida por un realizador en alza. Poca cosa de esto observamos en esta cinta que trata de explorar, sin conseguirlo o solo en un reducido porcentaje, la verdad o la mentira, la certeza y el fraude presentes en toda esa oscura fauna de parlantes, farsantes y tantos otros dudosos y/o dubitativos pobladores del universo de lo paranormal. Cortés lo fía todo a la última baza del develar sorpresivo “a lo Shyamalan”, tratando inútilmente de epatar al espectador sin haberle ofrecido previamente las necesarias claves para que el insight surta todo el demoledor efecto que pretende conseguir. La idea es buena, sin duda, pero con un guión más trabajado, una dirección menos efectista y más alerta a las señales sutiles que siempre deberían diseminarse con intuición e inteligencia, unos personajes con mejor desarrollo dramático y, finalmente, una auténtica profundización en un tema tan espinoso como el que aborda, esta película hubiera dado mucho más de sí. En cualquier caso, un tropiezo que no ha de empañar lo logrado hasta la fecha por un director a seguir muy de cerca. Luz roja de aviso.

Post scriptum: Provocador lo que dice Sigourney Weaver a Cillian Murphy en un momento de la película, algo así como que solo existen dos tipos de psíquicos: aquellos que se creen con poderes y los que piensan que jamás descubriremos sus trampas: Ambos se equivocan. ¿Qué os parece?

 

UNA BODA DE MUERTE de Stephan Elliott (2011)

Mismo guionista, distinto director. Si la primera “Un funeral de muerte” era una comedia divertida, inteligente, irreverente y muy negra (¡¡gran trabajo de Peter Dinklage!!), la (in)consecuente “Una boda de muerte” es todo lo contrario, un auténtico funeral para la comedia que supuestamente pretende ser, sin ápice de humor, pésimamente guionizada y peor dirigida, con actores en perfecto estado de desgracia y una sonrojante puesta en escena que hará las delicias de los críticos más sanguinarios. Un desastre sin paliativos cuyo final es lo único que provocará en el sufrido espectador la esperada sonrisa... de alivio. Corolario: Frank Oz fue la clave.

 

BREAKING BAD (Serie de TV creada por Vince Gilligan)

Lo confieso, he vuelto a recaer en mi antigua adicción serial por culpa de personajes tan extraordinarios como Enrique VIII de Inglaterra (Los Tudor), Enrique IV de Castilla (Isabel), Tyrion Lannister (Juego de Tronos) o el gran McNulty (The Wire), por citar solo algunos ejemplos ilustres de reciente factura. Y ahora, entusiasmado, enganchando de pleno a la metanfetamina narrativa que propone la inmensa “Breaking Bad”, añado a mi lista otra ilustre creación ficcional, el memorable Walter “Heisenberg” White (gracias Osquitar por tu infalible criterio al recomendármela). Oscura, desafiante, profunda en todos los dilemas morales que plantea, y con un humor trágico y negrísimo, Breaking Bad es una producción antológica cuyo protagonista, Bryan Cranston, da una lección interpretativa matizada y compleja, descarnada y febril. Buenísima.

 

EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE de Christopher Nolan (2012)

Pesada, estúpida en no pocos pasajes, sonrojante en muchos, bombástica en su ideación y ejecución, el cierre a la trilogía del hombre murciélago defrauda en todos los sentidos y corona a la segunda entrega como la mejor con mucho de las tres facturadas por un ya ensoberbecido y desorientado Nolan, totalmente fuera de acierto tras la infumable “Origen” y penosamente afectado de excesivas ínfulas autorales que debería aparcar si lo que de verdad desea es regresar a obras tan estimulantes como “Memento”. ¿Morir de éxito? He aquí la prueba. Una película vacua, pretenciosa y fascinada por un solipsismo sin ideas que naufraga dentro de su plana e impostada profundidad. ¿Por qué los villanos malísimos siempre se demoran tanto, hasta rozar el absurdo en ejecutar a sus némesis (sin rematarlas), y las “casualidades” de guión (o trampas pueriles) no dejan nunca de operar a favor de los supuestos héroes? ¿Por qué resulta todo tan nimio y burdo dentro de mostrencas tontunas como ésta? Jamás Batman resultó tan ridículo embutido en su ortopédico traje ni su voz tan artificiosa y molesta. Todos los actores están en lamentable estado de desgracia, empezando por Christian Bale, Ane Hathaway y concluyendo, verbigracia, con Gordon-Levitt (otro de esos personajes cuyo electro se mantiene constante y plano a lo largo del cansino metraje), la Cotillard y el propio Michael Caine (no llores así, “mi arma”). Inaguantable. Petarda. Tramposa y previsible hasta la náusea. Mala. (Por cierto... lo mejor del desaguisado... ¡¡Matthew Modine sigue vivo!!)

 

CONOCIENDO A MATSUKO de Tetsuya Nakashima (2006)

Dado que esto es un filmolito o pretende serlo, la obligación de la reseña pasa por su brevedad y concisión, lo que no resulta nada sencillo cuando de lo que se trata es de recomendar una película tan aparentemente poco convencional como esta interesante producción nipona, ganadora de varios galardones en su país de origen y, sin duda, voluntariosamente bizarra, una irritante y provocadora mezcolanza de géneros que, sin embargo, logra mantener la atención del espectador a base de códigos melodramáticos falsamente subvertidos, números musicales videocliperos, referencias cruzadas con otros universos artísticos y un desenfado naíf habitado por una subterránea emoción trágica. Destaca sobremanera el loable trabajo de su protagonista Miki Nakatani, y por supuesto la agradecida belleza de la exótica Asuka Kurosawa. ¿Quién se atreve?

 

CURE de Kiyoshi Kurosawa (1997)

Enigmática, oscura, inquietante, opaca, la cinta de culto de Kiyoshi Kurosawa mezcla investigación policial con terror para ofrecer un espectáculo frío y absorbente, empapado de imágenes crípticas que forjan un discurso retorcido, laberíntico, que azota la racionalidad del espectador y le sumerge en un mar de interpretaciones proceloso y cambiante. Quien caiga atrapado en su perturbadora red de significantes, y es mi caso, tendrá difícil soltarse y se verá obligado a repetir la experiencia llevado por una sugestión incontrolable. Nunca un calificativo fue más apropiado para concluir una nanocrítica: absolutamente Hipnótica.

 

LA PESCA DEL SALMÓN EN YEMEN de Lasse Hallström (2012)

Lasse Hallström es un director que prometía grandes cosas tras su arriesgada “Mi vida como un perro”, la exitosa “¿A quién ama Gilbert Grape?” y, sin duda, la estupenda “Las normas de la casa de la sidra” que le reportó no pocas alabanzas por parte de crítica y público. Pero, incomprensiblemente, o tal vez no tanto, comenzó a endulzarse con la empalagosa “Chocolat” (a veces qué mal se digiere un éxito tan dulce), y hasta la que nos ocupa, ha ido dejando un reguero de melaza perfectamente reconocible dentro de una sucesión de películas acomodaticias, previsibles y pegajosamente blandas. Buen director de actores, su oficio también se deja notar en los correctos trabajos de Ewan McGregor y Emily Blunt, sin olvidarnos de esa fiera interpretativa que siempre es Kristin Scott Thomas, pero el filme pierde fuelle con el torpe desarrollo de una idea que prometía grandes escenas cómicas –los chispeantes diálogos del principio concluyen demasiado pronto-, y que solo la incapacidad manifiesta de Hallström para captar la auténtica esencia melodramática de esta fábula-en-agua-dulce consigue malograr de una forma rotunda e inapelable. Tal como el salmón zancado que tras el desove, baja flaco y sin fuerza al mar, así está meliflua película desemboca sin remedio en las mansas aguas de lo inane.

 

TRILOGÍA RED RIDING (2009)

Recomiendo vivamente esta miniserie británica, una trilogía acerca del mal y sus múltiples ramificaciones dentro de aquellas instituciones que deberían velar por nuestra seguridad y que, en cambio, se dedican a encubrir la podredumbre que surge de sus elementos más deleznables y abyectos. Oscura, sombría, asfixiante en algunos momentos, presenta un guión bien armado y unos actores que se dejan la piel en cada una de las entregas. Destacado Andrew Garfield (el nuevo hombre-araña) protagonizando una demoledora tragedia que inicia la serie en el año de nuestro Señor de 1974. Los siguientes episodios nos llevarán a los posteriores 1980 y 1983. Absorbente.

Post scriptum: Igualmente encomiables son los trabajos de Paddy Considine en la segunda entrega, y David Morrissey (el gobernador en la tercera temporada de la serie televisiva “The walking dead”) en la tercera.

 

DJANGO DESENCADENADO de Quentin Tarantino (2012)

Tarantino impone su Ley. La ley del Gran Cine, ese maravilloso reciclado que solo una mente genial como la suya puede alumbrar para solaz y deleite de todos aquellos que necesitamos buenas historias en vena para que nuestro corazón no se limite únicamente a seguir latiendo al compás de los ritmos productivos del sistema. Y Quentin sabe acelerar el pulso como nadie, esta vez construyendo magistralmente un arquetipo liberador contra la tiranía del Hombre Blanco, filmando con nervio de gigante un viaje épico a la entraña misma de la bestia, con ironía, ligereza no exenta de gravedad, humor, trepidación y cruda violencia, dentro de una grandiosa coreografía de la venganza ejecutada con la maestría técnica de los grandes del celuloide, y acompañada en todo momento por la asimilación fértil y eficaz de las infinitas referencias que nutren una singularidad que lo abarca prácticamente Todo. Monumental este Django absolutamente desencadenado y libérrimo, secundado en su conquista por el impagable trabajo del villano DiCaprio y, sobre todo, la excepcionalidad brillantísima y sublime de Christoph Waltz. Incluye homenajes a viejas glorias como Bruce Dern, Don Johnson y, por supuesto, Franco Nero. Memorable.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

FILMOLITOS (XIX)
Fecha de publicación: 2013-02-07 02:02:51, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 957 veces)   (a 3 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

FILMOLITOS (XIX)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Cine  incluye estas Críticas de Cine en tu web ActricesActores

   Cine en Google  :: Buscador de Cine      Creación de páginas web de Cine

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*