Una semana más embriagado por el recuerdo de unas experiencias realmente especiales y enriquecedoras. Pienso de repente en la exposición sobre pintura antigua española y flamenca de los siglos XVI y XVII en el Museo de la Casa de la Moneda y a continuación se me representa la perspectiva de indagación sobre la temática religiosa que ahora mismo me está ofreciendo Gustavo Gutiérrez a través de sus particulares reflexiones incluidas en su necesaria "Teología de la liberación". Porque el problema sigue siendo, para creyentes y los que no lo son o dicen no serlo, la disociación a veces irreconciliable entre la promesa salvífica del Reino y el proceso de liberación histórica aquí en la tierra. Y ese es precisamente el punto débil de la acción pastoral, el cómo conjugar la praxis transformadora terrenal con la promesa de una fraternidad colectiva. En el fondo: cómo conciliar planteamientos teológicos y políticos. ¿Puede hacerse de manera que no se traicione el auténtico espíritu cristiano? Porque ese espíritu presupone sin duda una "opción preferencial por los pobres". Así de claro. Pero la Iglesia siempre se ha empeñado en ofrecer soluciones de docilidad frente a los poderes cuando se trata de afrontar la conflictiva presente en la dinámica histórica. Ahí vemos a La Muerte colaborando con ciertos designios supuestamente divinos para que la princesa Isabel, hermanastra de Enrique IV y futura reina de Castilla, pudiera adquirir ese "estado" mediante su unión con Fernando. Pedro Girón, maestre de Calatrava y candidato a esposo, muerto en extrañas circunstancias. ¿Asesinado tal vez? Da igual, retomemos el hilo de la cuestión puesto que lo importante es cómo imbricar una práctica de meditación y un compromiso con la realidad histórica de tal manera que su interacción dé como resultado una reflexión teopolítica a la luz de la Palabra recogida en el Evangelio. Esto implicaría un reordenamiento marxista del proceso de salvación entendido como liberación histórica, siendo extensible este modo de conceptualizar la cuestión a cualquier credo o religión destinada a ofrecer una alternativa revolucionaria para los oprimidos del planeta. Sugerente. Pero como ya señalara Fidel en cierto discurso, resulta paradójico que ciertas comunidades apostólicas se transformen en fuerza revolucionaria al tiempo que La Revolución adquiera tintes de Iglesia organizada. ¿Cómo luchar contra la inserción en el orden establecido de las ideas que supuestamente están en la obligación de subvertirlo? También interesante. Tanto como ese premio obtenido por el gran Javier Bardem y la alegría que nos ha producido el premio principal para el filme de Mike Leigh y el reconocimiento unánime de "Mar Adentro", la última de Alejandro Amenábar (Santiago de Chile, 1972) que se marcha de Venecia con el León de Plata bajo el brazo. Por el momento os tendréis que conformar con lo último de la responsable de esa obra maestra llena de morbosidad y muerte llamada "El portero de noche". Llegamos así a la recta final de nuestro aniversario. PUSH IT TO THE END:

Liliana Cavani: El juego de Ripley. Tom Ripley es un ser más que interesante, es alguien excepcional. El personaje de ficción creado por la novelista Patricia Highsmith ha dado lugar a varias adaptaciones cinematográficas de entre las cuales destaca sobremanera la pulcra e inquietante "El talento de Mr.Ripley" del sensible Anthony Minghella. Este es un nuevo episodio en la vida de este hombre de profundas tendencias psicopáticas y una ambigüedad moral que elevan su acciones a la consideración de obra de arte. Ripley ofrece un suculento campo de pruebas para experimentar y poner a prueba hipótesis de toda índole relacionadas con la conciencia, la culpa y el sentido último de nuestros actos, llevándonos irremediablemente hacia el cuestionamiento ético del Bien y del Mal considerados tanto en sus aspectos más abstractos como en su concreción más cotidiana. La realizadora italiana huye deliberadamente de cualquier estilo reflexivo que pudiera hacer pensar en una cierta ampulosidad grandilocuente y opta por una exploración sobre el terreno pertrechada de un saludable humor negro. La decisión sólo funciona a medias. No es que la historia carezca del presumible interés, que lo tiene y de sobra, sino más bien que ese interés no está lo suficientemente asentado ni sostenido sobre un desarrollo que carece de la habilidad necesaria para mezclar contrastes y elaborar un discurso más universalizable y profundo acerca del contenido presentado. Ripley, excelentemente encarnado en su madurez por el gran John Malkovich, diseña su juego no se sabe muy bien si para comprobar cierta hipótesis existencialista sobre la posibilidad del mal o con el objetivo de divertirse sádicamente con las inseguridades provocadas en un supuestamente bondadoso enfermo terminal. Lo que de verdad late en el fondo del asunto y que nos es hurtado por falta tal vez de convicción personal por parte de guionista y directora, es el tema de la corrupción como estado intrínseco a la naturaleza humana y que sólo precisa de ciertas condiciones favorables para manifestarse en toda su ominosa amplitud. Aproximarse a esta ciénaga sin determinación o con sustanciales carencias de enfoque sólo puede arrojar como resultado un producto de correcta factura formal pero de inexistentes consecuencias intelectivas o emocionales. Un juego cinematográfico perdido de antemano cuyos apuntes más arriesgados son arrastrados como polvo de bejín por un vendaval de indecisión. Decepcionante.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Fuerzas liberadoras
Fecha de publicación: 2004-09-17 15:05:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1257 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Fuerzas liberadoras

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*