Tras mi último periplo por nebulosas tierras interiores acuden presurosos a mi mente ciertos pensamientos que enlazan con otras tantas reflexiones vinculadas a imágenes, reconstrucciones de la memoria que tratan de establecer un contacto emocional con elementos reales. Y miro dentro y veo escenas.

[ESCENA 1] Sobre La Muerte y las diferentes estrategias que nos inventamos para afrontarla o negarla. En una representación teatral una anciana actúa lo que ve y oye en el escenario. A un espectador externo podría parecerle un disfrute referido a lo que está percibiendo, pero la mujer no es ella sino otra, viviendo en su pasado. En la patética imitación se concentra toda la futilidad inútil de la existencia humana y la obstinada grandeza de sus semejantes tratando de encender una cerilla de esperanza en medio de la oscuridad que lo cubre todo. Una heroica y trágica lucha contra la aniquilación de la memoria y el inevitable final de todo.

[ESCENA 2] Sobre la difícil tarea de la educación de nuestros semejantes y diferentes. En mi mente la conversación que sostienen los detectives Somerset (Morgan Freeman) y Mills (Brad Pitt) en “Seven” de David Fincher acerca de la triste condición humana actual. Es más difícil educar que pegar, requiere dedicación y esfuerzo, lo que equivale a decir que nos resta placer y comodidad, justo lo que todo el mundo busca con desespero durante todos y cada uno de sus días. Se suele estar bastante desorientado frente a tanta incertidumbre y se dan palos de ciego a diestra y siniestra, aplicando códigos heredados o tolerando en nombre de una libertad cuyo verdadero significado se desconoce por completo. Dependemos de la suerte, otorgamos la base de lo que más o menos suponemos que somos y nos encomendamos a un determinismo que no funciona. Sermoneamos, de uno u otro modo no dejamos nunca de hacerlo porque jamás hemos dejado de recibir instrucciones de vida, modos de expresión y crecimiento atrapados en paradojas sin solución. Los niños expelen su vitalidad con ensordecedor griterío y el aire que respiramos oxigena nuestro cerebro con su mayor índice de pureza. Sonreímos.

[ESCENA 3]  Sobre la imposible decisión acerca de lo mejor y de lo peor. O de lo bueno y lo malo, de lo deseable y lo repudiable, de la salvación y la condena. La gente necesita códigos binarios para caminar con soltura y seguridad a lo largo de un camino trazado que puedan considerar abierto y azaroso. La clave para tener éxito en la vida reside en establecer distinciones categóricas que proporcionen crecientes beneficios, incluido el de la duda. Da igual que la posición propia afirme y niegue lo mismo al mismo tiempo, da lo mismo sostener algo y lo contrario a la vez, lo que verdaderamente importa es encajar en un molde que pueda situarnos en el lado de los buenos, de los inmaculados, de los sacrificados, de los salvadores, de los iluminados, de los generosos, de los menesterosos, de los respetuosos, y, por supuesto, de los ganadores. Aunque por ahora vayamos perdiendo.

[ESCENA 4] Sobre la reducción de la disonancia cognitiva al conseguir aumentar la justificación en relación inversamente proporcional a la inversión efectuada. Alguien adquiere un artículo en el mercado de segunda mano. No se trata de mucho dinero, pero sabe que si ahora mismo lo pusiera en venta no conseguiría -en el improbable caso de que otro se lo comprase- ni la mitad de la cantidad que acaba de pagar. Si por el contrario, hubiera adquirido un producto nuevo y carísimo entonces no tendría necesidad de justificar el gasto a base de exponer sus cualidades positivas: a la luz de la opinión pública su valor se daría por sentado y simplemente puede dedicarse a la mera exhibición. Pero él ha comprado algo viejo y ha de justificar ese gasto de la única manera que puede hacerlo: exaltando las cualidades del producto, incurriendo así en una hipérbole al tratar de colocar las bondades del mismo por encima de lo racionalmente admisible. ¿Por qué? Para defenderse de la opinión negativa que supone en los otros y así mantener la coherencia de su decisión sin ver mermada su propia autoestima. Corolario: renueva tus productos gastando más y te ahorrarás explicaciones a ti mismo y a los demás. Más que sostenible, economía sostén de la propia imagen.

[ESCENA 5] Sobre la producción de milagros a partir de condiciones psicológicas favorables. Son precisamente aquellas coordenadas subjetivas que suelen y pueden de hecho predisponer su aparición mediante: a) creencias inamovibles, b) imperativos morales, c) conductas ritualizadas, y  d) carencias emocionales. Todos o algunos de estos arrays factoriales, ayudados o potenciados por circunstancias externas favorables y propiciatorias, colocan al individuo (solo o en grupo) en disposición de afrontar la consecución de unos logros muy por encima de sus auténticas posibilidades reales. La flexibilidad de criterio, la contradicción crítica, el acicate de la duda, la huida deliberada de posiciones dogmáticas o preestablecidas, la paradójica serenidad asociada a la radical incertidumbre, una emocionalidad poliédrica, cierta voluntad quebradiza y la carencia total de respuestas definitivas colocarían al sujeto en una posición de desventaja al carecer de la determinación requerida para el logro de esas marcas superlativas, los milagros de cualquier índole y procedencia. Política y Deporte: apotropaicos divertimentos.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

ESCENARIOS I
Fecha de publicación: 2011-02-25 09:02:34, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1172 veces)   (a 7 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

ESCENARIOS I

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*