Una semana más marcada por experiencias emocionalmente muy fuertes y satisfactorias, donde el reencuentro, la reconciliación más íntima, el olvido, la memoria y el amor vuelven a ser los auténticos protagonistas de la más que rabiosa actualidad. Todo ello bien acompañado de la potencia "light" de Evanescence, en su interesante Fallen, y habiendo presenciado junto a mi bella e inteligente dama una de esas películas que dejan profunda huella y espolean la reflexión necesariamente ética (será muy recomendada por el Rincón); me refiero a "Las horas del día" del realizador catalán Jaime Rosales, una extraordinaria y descarnada aproximación a una tenebrosa patología cotidiana. Todo ello me sugiere que para continuar con nuestro dilatado aniversario cultureta hagamos acopio de valor y nos enfrentemos a un filme rotundo e hipercrítico con la sociedad capitalista de ficción (que diría el gran Vicente Verdú) que nos ha tocado sufrir. ¿Podremos cambiar el mundo? Quién sabe, tal vez en sueños, tal vez desde los más íntimo que a cada uno nos define, tal vez desde la resistencia silenciosa, desde la intemperancia no acomodaticia, desde la entrega al otro sin fisuras y sin temores, desde el amor:

El Club de la Lucha de David Fincher: Hacia la Zona Cero de la Existencia.

Amada y odiada con el mismo e insistente fervor, alabada y defenestrada con idéntico e inusitado ardor, la última producción del inclasificable David Fincher, EL CLUB DE LA LUCHA, basada en la dura y compleja obra del novelista Chuck Palahniuk, es una película extraña y poderosa, forjada con la sangre y la violencia siempre presentes en los grandes pensamientos, creada desde la radicalidad terminal y el irreparable óbito de los grandes meta-relatos que componen el fin postmoderno de la historia a comienzos del siglo XXI.

Una propuesta atrevida, valiente, arriesgada que bucea sin contemplaciones, y sin concesiones, en las turbias aguas del estilo de vida globalizado, postindustrial, decadente, televirtual e hiperconsumista que a todos, hoy por hoy, nos envuelve de un modo insoslayable. El adormecimiento brutal e insustancial de nuestras cotidianas existencias, la excesiva e innecesaria molicie generadora de una "zombificación" acomodada y biempensante, la anulación del pensamiento crítico mediante su espectacularización a modo de rebeldía juvenil y conformista, la completa alienación en la posesión de objetos por los que somos en realidad poseídos, la anomia generalizada convertida en pura imaginería de consumo, la adoración de ídolos de cartón tan efímeros como ficticios, la autorreclusión en falsas seguridades frente al supuestamente amenazante mundo exterior, la fraudulenta solidaridad basada en telemaratonianos lavados de conciencia, la exigente y continuamente exigida molificación artificial del sufrimiento o del dolor... todo ello dibuja un panorama perfectamente visualizado y puesto en solfa a lo largo de un metraje plagado de líneas de análisis-actuación diseñadas mediante polaridades y percepciones extremas.

Tyler Durden (un Brad Pitt excepcional) se presenta como el retorno desde lo Real de aquello que jamás existió en la dimensión simbólica, es decir, la figura significante del Padre. En el universo presentado por Fincher, Dios ha muerto, somos sus hijos bastardos, abandonados, odiados, el escíbalo maloliente de la inexistente divinidad. Ya no hay valores tra(n)scendentes, sólo eslóganes publicitarios que apenas pueden fijar una ridícula ética de buen consumidor; ya no hay creencias metafísicas, sólo fe en la inmortalidad adquirida en el espacio ficcional reflejado tras la producción televisiva. La cosmovisión ortopédica, ultrafuncional y edulcorada del planeta Ikea ha triunfado por sobre nuestras más profundas y perdidas inquietudes vitales. Frente a este desolador panorama, se alzará un nuevo y delirante significado como discurso suturador de la brecha abierta en la estructuración coherente del mundo. Un Grado Cero de la moral en búsqueda imaginaria de unos prístinos y límpidos orígenes naturales desde donde recomenzar de nuevo, otra vez, la evolución humana, el eterno retorno de lo mismo. Un nuevo superhombre fundador de una sociedad de seres fuertes y dominadores de su propio destino. ¿Es esta la solución a nuestros problemas? ¿Es, después de todo, posible? Presentes también los riesgos cristalizados en las inevitables ramificaciones neofascistas, Jack (magistral, como siempre, Edward Norton) no dispondrá de otra alternativa que el enfrentamiento directo y brutal a/con/contra su propia arquitectura psicótica. No desvelaré el final. Tanto para quienes nos consideramos profundos admiradores de esta inclasificable y subversiva creación como para sus recalcitrantes detractores que sólo captan el aspecto más grosero y superficial del filme, lo resumiría tal que así: ¡Qué férvido y acezante anhelo! ¡Qué terrible y bello sueño de purificación aniquiladora! ¡Qué Locura! ¡Qué Verdad!

Calificación: Muy Buena.

Finalizo con las acertadas palabras de un gran escritor, el autor de "American Psycho" (libro, no película, que os recomiendo con vehemencia y fruición), que traslucen una opinión que coincide plenamente con lo que acabo de sostener:


" ´El Club de la Lucha´ se rebela contra la hipocresía de una sociedad que continuamente nos promete lo imposible: fama, belleza, riqueza, inmortalidad y vida sin dolor. Ahora todo esto se une en ’El Club de la Lucha’, un despiadado y mareante viaje hacia el miedo masculino a la pérdida de poder que se convierte en una salvaje, orgiástica y sorprendente obra maestra."

Breat Easton Ellis

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

El aniversario de la lucha
Fecha de publicación: 2003-07-21 18:04:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1152 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

El aniversario de la lucha

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*