La Liga no está finiquitada. Si el sábado el todopoderoso Barcelona, que ya se relame contemplando la “orejuda”, se dejaba dos puntos en el campo del Español (siempre equipo amigo), dando muestras de cierta fatiga y con la mente puesta más en el partido que mañana le enfrentará al Inter de Milán, ayer el Madrid bailaba a un desvaído Valencia durante la primera parte, sesteando peligrosamente en los segundos cuarenta y cinco, para terminar apuntillando con magistral estocada de Cristiano cuando la intranquilidad comenzaba a apoderarse del respetable (David Silva, muy próximo a Chamartín, produjo la congoja general con un espectacular tiro al travesaño que enmudeció al Bernabéu). Este chico, me refiero a CR9, es un futbolista portentoso. Qué lección de entrega, de compromiso, profesionalidad, aplomo, resolución y empuje está dando en cada partido, frente a toda situación complicada, echándose al equipo sobre sus anchas espaldas cuando éste más lo necesita y dando muestras de un autocontrol encomiable, por mucho que algún dirigente blanco no entienda que su principal cometido ha de ser el de proteger a tan valiosa joya para el club.

Así las cosas, ¿qué pasa con la Liga? No nos engañemos, el Madrid sigue siendo un equipo a lo Jekyll y Hyde, con más momentos oscuros que clarividentes, que gana a fuer de casta y entrega, y gracias a la calidad estratosférica de uno o dos jugadores, principalmente Uno, sobreponiéndose continuamente a las zancadillas de su propio seleccionador (no digo entrenador; vaya cuajo tiene y qué desespero provoca) y algún que otro síndrome de interna  etiología. Continúa el mismo problema endémico a la hora de afrontar el diseño para la próxima temporada. Comienza a hablarse de fichajes relumbrones sin tener entrenador ni proyecto, de los que sin duda habría que hacer depender las nuevas piezas del puzzle para poder engarzarlas de una manera coherente y productiva. Vamos por el mismo camino, gánese esta liga o no se gane, pues que nadie olvide que la asignatura pendiente del Madrid sigue siendo, hoy por hoy, su propia identidad, tener claro lo que quiere y a qué desea jugar realmente, qué objetivos quiere marcarse a largo plazo y si de verdad anhela recuperar el trono europeo con suficiencia y continuidad. Y vuelvo a la cuestión que planteaba: ¿hay motivos para ser optimistas y pensar en la consecución del título liguero? Los hay, un solo punto de diferencia es perfectamente remontable, el calendario es propicio y el rival tiene por medio enfrentamientos cruciales que podrían minar su moral o su estado físico o ambos aspectos a la vez. Pero no es seguro, ni tan siquiera probable, que tal cosa suceda, lo cual no anula en absoluto su misma posibilidad. La obligación del Madrid es estar al acecho y asestar el golpe definitivo –sin duda que con mucha más determinación que la demostrada ayer durante la segunda parte– a un campeonato que podría hacer olvidar momentáneamente, pero sólo como adventicio interludio estacional, las actuales y evidentes carencias de la institución.

¿Qué opináis?

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

EL MADRID RECUPERA EL ALIENTO
Fecha de publicación: 2010-04-19 08:04:42, por ephreon   (visto: 1173 veces)   (a 5 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

EL MADRID RECUPERA EL ALIENTO

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Deporte

   Deporte en Google  :: Buscador de Deporte      Creación de páginas web de Deporte

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*