La complejidad de las cosas
parentesys

La complejidad de las cosas

Aquí estoy con un tema de necesaria simplificación de ideas. Aunque lo veáis complicado no lo es. Es sólo pararse a analizar situaciones que nos rodean, que nos hacen preguntarnos cosas, reflexiones pérdidas que importunan nuestra existencia con pequeñas dudas que se engrandecen con el paso de los días. A mí, ahora, me está pasando...

26 dic 2002


Aquí estoy con un tema de necesaria simplificación de ideas. Aunque lo veáis complicado no lo es. Es sólo pararse a analizar situaciones que nos rodean, que nos hacen preguntarnos cosas, reflexiones pérdidas que importunan nuestra existencia con pequeñas dudas que se engrandecen con el paso de los días. A mí, ahora, me está pasando... Durante mucho tiempo, calificar algo de ‘complejo’ servía para designar una dificultad, de comprensión o de realización (seguro que a muchos de vosotros ésta última modalidad os ha sorprendido en más de un ocasión y ni siquiera os habéis parado a pensar en ello), como a mí en este instante extraño de mi vida. Pero al mismo tiempo, curiosamente, ello ha cumplido en nuestras vidas (a buen seguro diferentes) un papel de explicación de lo que no se podía exponer de otro modo: la constatación de la complejidad permite, muchas veces, con frecuencia y en la más horrorosa de la cotidianidad, justificar la falta de teoría y sustituir, aunque de manera ilusoria, la insuficiencia de sus explicaciones ¿No os ha pasado a veces que habéis querido a alguien o algo que os ha parecido tan difícil de conseguir que no habéis intentado hacer nada para obtenerlo porque justificáis su imposibilidad con el acopio de pensamientos en contra de ese fin?

Veréis, en esta reflexión (perdonad para los que no estéis acostumbrados, pero suelo escribir este tipo de demencias filosóficas -si no os gusta u os parece infumable, por favor, no sigáis leyendo-) intento decir que la complejidad ha dejado de ser, para desgracia de muchos de nosotros, una invocación y se ha convertido en un problema, en un objeto de estudio y de investigación sistemática en sí misma. Hay varias respuestas para la pregunta. Veamos ¿qué es la complejidad? Algunos y algunas de vosotras me diréis que esa utopía que muchos y muchas tenemos consiste en decir que se trata de un estado que se encuentra entre el orden y el caos, concebidos éstos como situaciones extremas. Es como decir que lo que queremos simboliza, en muchas ocasiones, un elemento de nuestra vida que está “entre el cristal y el humo”, como venía a decir Henri Atlan. Es como un límite del caos que contraviene aquello que queremos y aquello que tenemos ¿Por qué? Os preguntareis. Yo, desde mi locura y reflexión, intento hacerme preguntas de porqué no queremos algo que vaya más allá de lo que poseemos, de rebasar la dificultad de los objetivos que siempre hemos soñado, ya sea con un trabajo, con un sueño material o con una persona a la que hemos buscado durante nuestra vida y no podemos tener. Muchos sistemas dinámicos de representar la vida presentan tres clases de comportamiento: lo que llamamos fijo, periódico y caótico. El éxito estaría en abandonar el territorio ordenado y entrar en la región del caos. Es decir, que deberíamos dejarnos de gilipolleces rutinarias, de la normalidad, del conformismo de lo que tenemos y atravesar esa región estrecha, esa innecesaria aceptación de nuestra vida más decadente, de lo que nos molesta hacer cada día, de la vida que dejamos atrás y echamos de menos... Es lo que Wolfram llamó el «límite del caos».

Creemos muchas veces que la complejidad de las cosas alude a un estado en el que muchos factores diferentes interactúan entre sí, dando lugar a la emergencia de propiedades globales, a una realidad que nos es confortable por la seguridad aparente que nos da. Pero no es así, es un falso espejo de felicidad aparente. Analizad vuestras vidas en estos términos durante unos instantes. Es como si siguiéramos una especie de la autoorganización, de una concepción de seguridad, de un lugar de privilegio. Sobre esta definición trabaja el biólogo francés Henri Atlan para avanzar en la elaboración de un modelo formal de la complejidad. Con él se podría hablar de complejidad lingüística, pero entonces la gente se me echaría encima y paso. Así que, que le den por culo a Atlan.

En definitiva para concluir esta odisea filosofal que me he montado en mi locura propia de enfermo mental (mis padres están pensando en recluirme en un centro psiquiátrico) es que debemos rebelarnos contra los conceptos y contra lo que creemos que es bueno porque conocemos o nos aporta una sensación de falsa tranquilidad. En efecto, según que se suponga que cualquiera de nosotros conoce o no el estado final de lo que a él le parezcan las cosas, es decir que éste sea inesperado, impredecible, o no, habrá producción de complejidad o no. Para nosotros, para los que vivimos con todo esto en nuestra rutina diaria (diréis “este está gilipollas, porque nunca pensaré en estas chorradas”) no podemos predecir la estructura final únicamente a través del examen de la estructura inicial, la complejidad del sistema medida por su cantidad de lo que nos puede aportar algo aumenta desde su estado inicial hasta su estado final. Por ello, queridos amigos y amigas, la complejidad es una noción negativa: implica que se tenga un conocimiento global de un sistema y, al mismo tiempo, una ignorancia parcial del mismo, lo que nos puede llevar a vivir una vida que ni siquiera nos hemos planteado vivir. La vivimos porque nos parece la mejor opción. Porque no buscamos otra, porque no nos preguntamos qué es lo que en realidad queremos, a quién queremos y qué es lo que, en realidad, nos beneficia o, mejor dicho, nos beneficiaría. Algo radical vale, pero es un punto de vista ¿no creéis?

Temas relacionados:

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.


#1

La imposibilidad de vivir varias vidas

todoligas.com el 5 nov 2008
Hola Refo, releyendo algunos artículos me he encontrzdo con este, que me parece muy interesante. En la primera parte creo que hablas de lo que le ocurrió a la zorra de la fábula, que cuando vió que no podía alcanzar las uvas de la parra pensó "no están maduras, ya no me gustan" Eso es una buena forma de no sentir que has fracasado en tus propósitos, o no sentir el dolor de lo que crees imposible. Creo que la complejidad de nuestras vidas viene definida por el caos, la casualidad y las infinitas interrelaciones de todo lo que ocurre en el universo. Y esto a mí no me da ninguna seguridad, más bien me dice que en cualquier momento puede ocurrir algo inesperado, en el que está incluida la muerte. sobre el camino que elegimos en la vida... pues lo elegimos porque solo podemos vivir uno de los muchos caminos que virtualmente podemos vivir. Hay momentos en la vida en los que tenemos que elegir uno u otro camino, puntos de inflexión que cambian el trascurso de nuestra existencia. Elegimos el que creemos que es mejor para nosotros en el momento de la elección. ¿No has pensado alguna vez que te gustaría vivir muchas vidas para poder elegir cada vez una cosa diferente? Es lo que algunos llaman apetito faústico.


Tu opinión

El Arte del Bonsái Ficus - Variedades

 3
  
 225007

English Adverbios de Frecuencia

 10
  
 208417

Informática Generador de códigos de barras en PHP

 13
  
 170575

Quejas denuncias estafas Descubre quién te visita en Facebook?

 16
  
 145976

English Something - Anything

 2
  
 137203

Marketing digital Cómo ganar dinero con un periódico o revista digital

 2
  
 134052

Informática Mejores herramientas para Eventos Virtuales

 1
  
 105219

OTROS MISCELANEA El permiso por puntos Español

 0
  
 93878

Actualidad Las profesiones que van a desaparecer.

 0
  
 91933

Autores

Admin

Este autor tiene 31 artículos publicados.

PARENTESYS

Este autor tiene 13 artículos publicados.

MILES

Este autor tiene 3 artículos publicados.


Newsletter

Suscríbete a nuestros boletines