Antonio Fernández Ruiz

"Los criterios valorativos en nuestros medios son meramente resultadistas"

 

Proseguimos nuestras charlas futboleras con nuestro particular experto y comentarista colaborador en parentesys, centrándonos sobre todo en el pasado Mundial de Fútbol y su incómoda trastienda, aquello de lo que no suele hablarse por resultar políticamente incorrecto.

..............................................

Por Adrián Martínez Buleo

Como lo prometido es deuda, aquí estamos de nuevo para lanzar este libre directo por encima de la barrera de los prejuicios y los comentarios insulsos, tratando así de que el esférico entre por toda la escuadra colándole un buen gol al guardameta de lo esperado y previsible. Vamos allá.

 

 

PREGUNTA: Bueno Antonio, ya estamos aquí, somos al fin Campeones del Mundo, lo cual todavía nos cuesta creer un poco, no tanto por la calidad de nuestra selección sino por esa supuesta fatalidad que veníamos arrastrando a lo largo de tanto tiempo. ¿Qué sensaciones te ha producido esta victoria?

RESPUESTA: He disfrutado muchísimo con la victoria de España. Lo que se ha logrado ha estado a la altura de las expectativas generadas tras la consecución de la Eurocopa. Pero también es justo reconocer que la fortuna ha sido esta vez una fiel aliada.

 

P: Comencemos entonces a analizar todo lo acontecido. Dejando de lado otras nimiedades como las apreciaciones emitidas por ciertos comentaristas, bajo mi punto de vista lo peor de este Mundial ha sido el pobre nivel de juego exhibido por la mayor parte de las selecciones que lo han disputado. ¿Estás de acuerdo?

R: El nivel general del juego mostrado por el total de selecciones ha sido muy pobre. Ha triunfado el rigor táctico destinado a destruir sobre la tendencia a practicar un buen fútbol. Así que la tónica general ha sido la de jugar siempre a no perder.

 

P: A este respecto podemos centrarnos si te parece en nuestro último rival. Holanda, tradicionalmente alabada por su juego de ataque, ha demostrado cómo utilizar una estrategia completamente diferente, basada en la dureza extrema, para neutralizar a rivales con más fútbol en sus botas. ¿Piensas que el haber traicionado sus señas de identidad ha terminado pasándole factura?

R: El caso de  Holanda es un ejemplo claro de lo que supone perder tu propia identidad como equipo. Abandonó su idiosincrasia y esto le costó muy caro, lo cual no quiere decir que siempre ocurra así, pero en este caso es muy visible que abandonó el patrón que venía utilizando desde los tiempos de Cruyff, y desde luego no mereció ganar. España en cambio, sí logró recuperar de alguna manera el patrón de juego descubierto e implantado por Luis Aragonés.

 

P: España, la triunfadora España. Lo cierto es que no ha sido nada fácil, lo hemos pasado muy mal, y no solamente en la gran final. Pienso por ejemplo en la primera parte contra Paraguay, que resultó un verdadero desastre. También los cambios introducidos por Del Bosque en determinadas fases de ciertos partidos, y los últimos cambios en la alineación inicial han tenido clara influencia en los resultados  finales. ¿O no tanto?

R: Seré muy claro al respecto. Lo que voy a decir está en contra de lo que mantienen muchos opinadores deportivos profesionales, esos mismos que tras la derrota contra Suiza afilaron los cuchillos por lo que pudiera venir. Del Bosque tiene una flor... donde tú quieras colocársela. Mi punto de vista sobre Del Bosque está en la línea de lo que ya comenté acerca de Raúl e Iniesta, un jugador con excelente toque de balón pero excesivamente lento. Pero ahora si quieres podemos centrarnos en la figura del seleccionador español.

 

P: Estupendo. Precisamente quiero que nos detengamos en la figura del seleccionador, un hombre que yo he calificado en otro lugar de gran conciliador y catalizador de tensiones, y del que podrían decirse muchas cosas positivas, desde luego, pero no que sea un entrenador prodigioso. No recuerdo exactamente qué escritor lo decía, pero venía a afirmar que en medio del bosque (me viene estupendo el juego de palabras) siempre hay un claro que sólo acaba encontrando quien se ha perdido. ¿Se perdió Del Bosque para finalmente hallar ese claro (y la clarividencia) que le ha permitido lograr un éxito tan tremendo?

R: Mira, su forma de proceder es siempre la misma: perdiendo o ganando haré los mismos cambios. Entiéndeme bien, hablo de estructura, no de nombres, aunque estos al final capten la atención de la gente. Esto se ve muy bien si seguimos la línea que ha seguido con Fernando Torres, en quien comenzó depositando toda la confianza, convencido de que mejoraría a lo largo del torneo. Más tarde, y por otro tipo de presiones, acabó sentándolo... hasta que lo rescata ¡a 15 minutos de la final con empate a cero! Una verdadera lotería, sin criterio definido o claro.

Otro ejemplo flagrante se da contra Alemania, cuando saca a Pedrito ¡para tapar a Lam! (explicará a posteriori), y lo que hace Pedrito es pasarse todo el tiempo justo en la banda contraria. El jugador afortunadamente tuvo suerte y lo hizo bien.

Del Bosque, como te decía, presenta un patrón de cambios reconocible: delantero, jugador de banda, y lesionado-agotado. Pero en realidad no ha sabido leer correctamente ningún partido. Alguien que verdaderamente quiere cambiar la dinámica de un partido hará cambios tácticos reales, no meramente cambios por hombre o provocando situaciones irrisorias desde el punto de vista estratégico.

 

P: Me confirmas entonces lo que yo también sostengo, que se trata de alguien especialmente preocupado por establecer un adecuado equilibrio de fuerzas dentro del grupo.

R:  El seleccionador es un hombre (tú lo comentaste) básicamente conciliador, que se esfuerza por contentar a todos los estamentos implicados. De nuevo me remito a los cambios en la final de Torres y Cesc, con empate a cero y jugándote el Mundial, cambios de carácter fundamentalmente político, complacientes, reconciliadores, pero no basados en un criterio exclusivamente deportivo. Su talante es globalizador, tratando de congraciarse con todos. Claro que esto puede dejar víctimas por el camino, pues de Silva se olvidó por completo. Tal vez por ello lo haya colocado de delantero en el primer amistoso tras el Mundial, donde claramente renunció al partido, convocando a Villa para no se sabe muy bien qué. El desastre táctico de ese partido contra México se comenta por sí solo, resulta casi grotesco.

No nos engañemos. Hoy España es el Barcelona. El gol de Puyol contra Alemania es la sugerencia y puesta en práctica de una jugada de estrategia que el jugador mismo le sugiere a Del Bosque, quien por supuesto no entrena este tipo de cosas. En Del Bosque la táctica brilla por su ausencia, su lema es "vamos chicos, como siempre, tocar y ya caerá el gol". Ha tenido sin duda mucha suerte, eso nadie se lo discute. Ahora mismo en España, donde suelen valorarse mucho más los resultados que los procesos, sin tomar en cuenta consideraciones verdaderamente deportivas, este hombre es Dios. No es para menos.

 

P: Al comentar esa consigna, he recordado una reciente entrevista a Ronald De Boer, el hermano de Fran (actual ayudante del seleccionador holandés), donde afirmaba que Cruyff nunca había sido realmente un entrenador sino un gran futbolista que sabía hacer disfrutar a sus jugadores, a los que decía cosas tan básicas como ‘Si tú tienes el balón, no lo tendrá el contrario´, lo cual le funcionaba ayudado también por su facilidad para leer los partidos. Obviamente Del Bosque no se asemejó al astro holandés en tanto futbolista de talento, pero tal vez sí lo esté haciendo ahora como forjador de una filosofía simple, efectiva, y que cala hondo en el ánimo y percepción de los jugadores.

R: Ese tipo de sugerencias o consignas suelen funcionar en equipos muy hechos y con la oportuna dosis inyectada por la diosa fortuna. Del Bosque halla una estructura bien ensamblada, y tiene el acierto de no presentarse como innovador o reformador, simplemente continúa, concilia, trata de mantener la inercia. Le fue bien en el Madrid y ahora.  Y le aguantará bien hasta el  próximo Mundial. Otra cosa es lo que vendrá luego, porque habrá que renovar, comenzar con innovaciones, y entonces ese perfil no encajará dentro de las nuevas necesidades y exigencias.

 

P: Bien, dejemos a Del Bosque y prosigamos con más temas. Un posible diagnóstico a nivel continental podría ser el siguiente: Europa ha demostrado seguir en la élite y ha rubricado la supremacía de su fútbol. África sigue siendo la eterna promesa, ligera mejoría asiática y las mayores decepciones americanas protagonizadas por Brasil y Argentina. En estos notorios fracasos me da la impresión de que Dunga y Maradona no han sido precisamente dos convidados de piedra...

R: De Brasil te digo lo mismo que para Holanda: cambiaron su estilo por otro totalmente ajeno a sus características definitorias, y eso les ha llevado al abismo. En el caso de la albiceleste, Maradona ha demostrado su mediocridad como entrenador, montando un equipo plagado de figuras pero sin estructura reconocible. Con algo más de orden hubieran ganado a Alemania casi con toda seguridad, y en tal caso Argentina hubiera sido también para nosotros un rival mucho más duro que los teutones.

 

P:  También éste ha sido un mundial donde las grandes figuras han ofrecido muy poco o nada sobresaliente. Ni Cristiano, ni Messi, ni Rooney... Sin embargo hemos asistido a la emergencia de Müller, Ozil (flamante fichaje blanco) y la gloriosa coronación de un veterano como Forlán. ¿Por qué las grandes estrellas no han brillado como se esperaba? ¿Han sido responsables sus respectivas selecciones de esta discreta participación?

R: Así es. La figura siempre brilla con mayor intensidad dentro de una organización bien hecha. En caso contrario, el crack acaba pensando solamente en sí mismo, cosa que todos pudimos ver por ejemplo en el caso de CR dirigiéndose a su entrenador, cuestionándole, haciéndole notar que no sabía a qué estaba jugando, lo que a la postre le saca del partido y hace que pierda todo compromiso con el resto de sus compañeros. Lo que pasó es que CR no creía de verdad en el proyecto de su entrenador, a la inversa de lo sucedido en el Madrid con Pellegrini, donde era el propio entrenador el que no se encontraba a gusto con el proyecto. El caso es que en las circunstancias que comentamos, la figura en medio del caos, el jugador acaba desconfiando de su propio equipo y decide resolver por su cuenta. El fracaso está asegurado.

 

P: ¿Y qué decir de la labor arbitral? La sensación general es que la actuación de los colegiados ha sido muy lamentable, firmando escándalos como el gol no concedido a Inglaterra en su enfrentamiento contra Alemania, el gol ilegal de Argentina a México, y, sobre todo, la vergonzosa permisividad mostrada en la final cuando hombres como Van Bommel tendrían que haber desfilado hacia los vestuarios mucho antes de la conclusión del partido. ¿Puede haber consignas específicas para afrontar determinados compromisos?

R: El árbitro FIFA sabe perfectamente lo que tiene que hacer, consciente o inconscientemente. Su afán es quedar bien con todos, y lo que suele ocurrir es que al final no queda bien con nadie. Digamos que se inhibe por completo tratando de no aparecer en medio de las jugadas conflictivas, y, paradójicamente, su actitud acaba volviéndose contra él y teniendo el efecto contrario, convirtiéndole en protagonista del  encuentro. Pero satisface las demandas de la FIFA y sigue pitando. Su labor durante el Mundial podemos calificarla de desastrosa, horrenda, de eso no hay duda. Y es que te diré algo más. Los árbitros son futbolistas frustrados, en realidad no saben jugar al fútbol, no entienden determinadas sensaciones, contactos, jugadas, y se confunden al aplicar determinados criterios al no haber poseído nunca esa deseable empatía. Pero siempre ha sido así, y lo seguirá siendo, incluido el próximo Mundial. Por lo general los arbitrajes en estos grandes eventos dejan mucho que desear.

 

P: Tal vez haya que apoyarles o ayudarles de alguna otra forma. ¿Qué piensas sobre la polémica que se ha desatado acerca de la utilización de determinados avances tecnológicos? ¿Introducirías nuevas tecnologías como parte del arbitraje para detectar jugadas conflictivas y ayudar más a la toma de decisiones?

R: Respecto a las innovaciones tecnológicas, te diré que no soy partidario de los usos tipo fútbol americano. Sí considero necesario algún tipo de señalizador electrónico en la línea de gol, pero no me gustaría el uso del vídeo para decidir jugadas como pitar un penalti. A veces incluso con la repetición de las imágenes es imposible decidirse.

 

P: Antonio, me gustaría que me dijeras con toda sinceridad cómo ves tú el futuro de nuestra selección. Porque hay jugadores con mucha experiencia pero que seguramente no alcanzarán este nivel para próximas citas internacionales, y los recambios habrán de ir introduciéndose de forma progresiva. ¿Hasta dónde, o hasta cuándo, llegará este camino de éxitos?

R: Lo único que tengo claro es que esos cambios no será Del Bosque quien los haga. Fíjate, Puyol quería retirarse y ya le han convencido para que continúe. El seleccionador morirá con estos jugadores hasta el próximo Mundial. Después retirada gloriosa y que el entrante sea el encargado de la "operación renove".

 

P: Ya que el seleccionador se cuela de nuevo en la entrevista, me interesa referir algo que no comentamos antes, el tema de la relación mantenida con la prensa. El Mundial tuvo un sentimental colofón con el beso de Casillas a su novia, por cierto injustamente criticada por cierto sector de la prensa. Me sirve esto para preguntarte sobre el carácter español, tan dado siempre a la alabanza extrema o al denuesto exagerado, afilando siempre las uñas al menor contratiempo. Yo veo ahí precisamente la clave de bóveda del actual seleccionador, la habilidad para mantener a raya ciertas influencias nocivas procedentes de los medios, pero sin dar la impresión de estar colocando un muro a la información. 

R: No comparto tu punto de vista. En realidad no tiene controlado nada. Mira, si Chile llega a la segunda parte jugándose la clasificación, y por una confluencia de factores adversos llega a ganarnos, ¡¡aquí lo corren a palos!! Justo como ya empezó a suceder tras la derrota contra Suiza. Le hubieran fustigado desde todos los medios. Algo parecido sucedió con Casillas, que terminó muy bien y empezó siendo denostado hasta límites que rayaban lo grotesco. Los criterios en nuestros medios son meramente RESULTADISTAS, lo cual se resume en esta secuencia: partido horrible, gol de chiripa precedido de rebote en el glúteo derecho, y somos los mejores. Así de triste.

 

P: Pero si él no maneja la situación, y no hay conflicto visible, entonces la explicación pasaría por admitir justo lo contrario, que la influencia de la prensa es más abrumadora de lo que pensamos, llegando a potenciar u ocultar información negativa según los resultados, y marcando así los signos (negativos o positivos) de valoración. Pero quiero que te mojes en esto Antonio. Porque si es así, tal vez puedas revelarnos alguna anomalía en el paraíso. ¿Hubo cosas negativas dentro del esplendoroso triunfo?

R: ¿Signos negativos en la selección? ¡Pues claro que los hubo! Por ejemplo el deseo de protagonismo individual muy marcado en algunos jugadores, caso de Ramos por la banda. O el del mismo Pedrito, que efectivamente no vio a Torres, y no lo vio precisamente por ese motivo, acabar convertido en centro de todas las miradas. En este sentido quiero elogiar la actitud de Fernando Torres cuando entra a quince minutos de la conclusión de la final. Imagínate en su lugar. Te han dado hasta en el carné de identidad, ahora (Del Bosque quiere congraciarse contigo) sales en un momento clave del partido, de máxima responsabilidad y tensión. (Un inciso, Del Bosque ¡quitó a Villa! teniendo empate a cero y con el horizonte de los penaltis cada vez más cerca; pura táctica.) ¿Tú que harías? Cualquier otro hubiera ocupado área y a esperar la ocasión que pudiera presentarse. Pero Torres no, y esto es lo que engrandece a un jugador de fútbol por encima de sus circunstanciales errores, que todos acaban cometiendo, o ausencia de aciertos (aun más). Pero esto nadie suele decirlo y mucho  menos valorarlo. Así que Torres se abre a banda, centra, el defensa rechaza mal y cae a los pies de Cesc, que con genialidad pone el balón a... Iniesta, que está ocupando un lugar de delantero centro, precisamente el lugar que le ha dejado vacío Torres. Torres no buscó su protagonismo personal, a pesar de toda la carga de improperios y descalificaciones vertidas sobre su persona, y a cuya presión sin duda cedió Del Bosque retirándole de la alineación a pesar de haber apostado inicialmente por su progresiva recuperación. Plegarse a los caprichos de la prensa no sólo puede resultar peligroso sino totalmente contradictorio, y acaba poniéndote en evidencia. Busquets comenzó siendo cuestionado con el tema del doble pivote, al final sólo faltó que le pusieran un altar. O la ausencia de crítica hacia Xavi, muy atascado durante todo el torneo.

 

P: Al hilo de tus palabras (muy esclarecedoras si me permites decírtelo), pienso también en lo sucedido con el primer amistoso de la selección tras su coronación en Sudáfrica, y a cuyo desastre táctico te referías con anterioridad, cuando hablaste de Silva y Villa. ¿Qué opinas de la polémica con que se saldó la última convocatoria de Vicente Del Bosque?

R: Lo mismo que te he comentado anteriormente: tratar de contentar a todos sin más. El compromiso con la Federación ya existía, no tuvo sentido que lo negara.

 

P: El caos táctico de ese partido fue total. Parece que al fin y al cabo no se lo tomó muy en serio. ¿Cuál es el juego que te gustaría seguir viendo en el futuro al margen de este tipo de aberraciones comerciales?

R: Me gustaría que jugara con un delantero, con Villa escorado a la izquierda y con un mediocentro defensivo (Alonso o Busquets) acompañando a Xavi más adelantado.  Puro estilo Aragonés, donde Sena ocupaba el mediocentro y Silva la posición de Villa.

 

P: Obligado que te lo pregunte siendo como eres un perfecto conocedor de nuestro campeonato liguero. ¿Qué opinión te merece la Liga de esta temporada? Todo parece indicar que asistiremos a una nueva bipolaridad un tanto obscena. Por un lado dos grandes luchando por el título, por otro, el resto de equipos repartiéndose las migajas. ¿Cambiará en algo el hecho de que los desembolsos no hayan sido tan importantes como los de otros años dentro de los dos clubes que se disputarán el trono?

R: De nuevo Madrid y Barcelona lucharán por la Liga, y lo harán seguramente en solitario, sin ningún tercero en discordia. Lo realmente obsceno fue la diferencia de puntos tan amplia que le metieron a sus perseguidores. También estoy convencido de que el Madrid luchará esta año por la Champions, será un aspirante muy serio, creo que Mourinho ha dado con la tecla para empezar a cambiar una dinámica que no era nada buena para el Real Madrid.

 

P: Hablemos brevemente del Madrid y de su nuevo entrenador, un reputado profesional con mucha personalidad, rigorista, estudioso del fútbol, metódico y perfeccionista, alguien que se define como un hombre sin dudas, pero con incógnitas, y cuya filosofía de éxito parece estar muy clara para él. Fíjate en lo que declaraba en una reciente entrevista: "Si eres un líder y quieres influir en las actitudes de los demás y conseguir que los demás te sigan, lo primero es ser fuerte. Siempre digo que, por lo general, el equipo es el rostro de su entrenador. Y si el entrenador no es valiente, seguro de sí mismo, arrogante incluso, ese equipo pierde calidad. Y estoy convencido de que esa es la razón por la que mis equipos son siempre muy, pero que muy difíciles de batir". Esto me recuerda mucho a lo que tú mismo afirmabas sobre la influencia del entrenador en su equipo cuando, durante la anterior charla que mantuvimos, hablábamos del fracaso estrepitoso de Pellegrini en el banquillo merengue.

R: Estoy totalmente de acuerdo con las apreciaciones de Mourinho respecto al papel del entrenador como forjador de una determinada identidad de su equipo. Es la forma de trabajar correcta. Luego el fútbol son muchas más cosas, y si la pelotita no entra estás en la calle, y más en un entorno como el de nuestra Liga, totalmente guiado por criterios basados en los resultados. Pero la implantación de una disciplina férrea de trabajo, compromiso, motivación, que los jugadores vivan dentro de y para el fútbol, no puede ser sino algo muy positivo para un equipo dormido en sus pasados laureles de grandeza. Valdano erró en su momento cuando valoró a Mourinho como "un carisma andante que no sabe muy bien lo que representa". Tiene carisma y sabe perfectamente lo que quiere y necesita representar.

 

P: Terminamos Antonio con el equipo de tu corazón, el Atlético de Madrid, actual campeón de la UEFA Europa League, de la SUPERCOPA DE EUROPA, subcampeón de la Copa del Rey, y líder provisional de la Liga Española de Fútbol. ¿Buenas sensaciones?

R: La  lógica no va con este equipo. Creo que fue el propio Ron Atkinson el que dijo eso de "Voy a dar un pronóstico, puede pasar cualquier cosa". Pues eso.

 

VER PRIMERA ENTREVISTA

VER TERCERA ENTREVISTA

VER CUARTA ENTREVISTA

VER QUINTA ENTREVISTA

VER SEXTA ENTREVISTA

VER SÉPTIMA ENTREVISTA

VER OCTAVA ENTREVISTA

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

FÚTBOL CON ANTONIO FERNÁNDEZ (II)
Fecha de publicación: 2010-09-09 12:09:12, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 4604 veces)   (a 56 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

FÚTBOL CON ANTONIO FERNÁNDEZ (II)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Entrevistas

   Entrevistas en Google  :: Buscador de Entrevistas      Creación de páginas web de Entrevistas

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*