ELVIS PRESLEY

Leyenda, mito, icono, el Rey, sí, todo lo que ustedes quieran, pero bajo la multiplicidad de máscaras queda el legado musical de un intérprete maravilloso, una voz suave, aterciopelada, flexible, capaz de tornarse enérgica cuando el ritmo así lo requería y los temas demandaban un movimiento frenético, siempre al servicio de la canción. Hace ya 75 años desde el nacimiento de esta estrella tan fulgurante como inmarcesible, y deseamos rendirle homenaje con uno de esos temas que atizan y conmueven, transitados por una tristeza y una melancolía tan hondas como el dolor provocado por su pérdida. Blue Christmas es una canción eterna. Aquí la tenéis.

Como curiosidad os diré que este tema le sirve al inquietante psicópata interpretado por Wes Bentley (American Beauty), en la rutinaria “Parking 2” (produce Alexandre Aja) para aterrorizar más si cabe a su acosada presa. El desenlace no seré yo quien os lo desvele aquí porque es muy fácil adivinar los derroteros que suelen tomar este tipo de historias.

Elvis Presley – Blue Christmas

 

JAMES MORRISON

En las antípodas. Así nos hallamos aquí musicalmente hablando respecto a otros oasis (no lo digo sólo por el grupo) en una comparación que avergüenza un poco. Me explico. Mientras que por estos lares se promocionan a bombo y platillo productos serializados y plastificados que no corren el más mínimo riesgo canoro, en otros lugares lanzan a gente como James (no Jim ni Van, sino James) Morrison, jóvenes talentos que en un par de discos son perfectamente capaces de firmar canciones tan personales como excelsas, aprovechando el privilegiado vozarrón que los dioses y/o la genética les hayan concedido. Nos encontramos frente a un ejemplo paradigmático de este fenómeno. Morrison escribe y canta uno de esos discos maravillosos (Songs For You, Truths For Me) en que no sobra ni falta nada, tan sólo una dedicatoria personal a cada uno de sus admiradores, pero eso es ya quizá pedir demasiado. Conformémonos con la perfección y la belleza en áurea proporción. Allí cantan, aquí a duras penas;  aquí Bisbal, allí Morrison.

James Morrison – Nothing Ever Hurt Like You


GEORGE THOROGOOD AND THE DESTROYERS

La madre que parió a Skynet. Primero me meten en ese cubículo estrecho forrado de colchonetas blancas y de pronto aparezco aquí en medio de un fogonazo del copón que ya habrá detectado hasta la fuerza aérea de Batuecas. Y para colmo estoy en ciberpelotas. ¿Pues no me dicen mis procesadores sinápticos que tengo que proteger al niñato de John Connor, el capullo que nos está haciendo la puñetera resistencia? ¿Cómo puedo negarme si soy un Terminator modelo T-Arnold bien reprogramado? Lo que está claro es que tengo que ponerme algo encima y deprisa, que ya estamos en plena temporada de otoño. Ese bar de macarrillas me vendrá de perlas, aunque mis implantes de memoria me dicen que la indumentaria de estos tipos también la usan los mariquitas musculados. Me cago en Skynet y su obsesión aniquiladora. Menos mal que la banda sonora de mi paranoia temporal mola. ¿Algún problemo? Díselo a la mano.

George Thorogood And The Destroyers – Bad To The Bone

 

STEVEN WILSON

El disco en solitario del guitarrista y compositor del grupo “Porcupine Tree” es tan bueno, tan deslumbrante, que se han atrevido a explotarlo mediante innecesarios Remixes. No mejora en absoluto porque ya de por sí resulta prácticamente inmejorable. El álbum “Insurgentes” de Wilson proporciona una experiencia acústica difícilmente asimilable a parámetros más convencionales, sin perder por ello una rítmica poderosa y contundente que se deja atravesar por modulaciones vocales generadoras de su propia línea de furia y desolación. Hay algo profundamente oscuro y misterioso que navega en los procelosos sonidos ideados por Wilson, algo así como una atormentada atmósfera en que poder imaginar una épica de la conquista y la derrota, un lirismo crudo surcando un océano plagado de posibilidades y peligros. Un disco éste que se mantendrá poderoso en medio de la tormenta de banalidades sonoras que nos asedia. Una joya.

Steven Wilson – Harmony Korine - David A. Sitek Magentzied Nebula Mix

 

MELODY GARDOT

Algún sesudo crítico ha llegado a comentar de su voz que es tan prodigiosa como para llegar a recorrer casi involuntariamente todos los pliegues del alma. ¿Exageración? Qué va, para nada, pues nos hallamos frente a una cantante prodigiosa, de remansada cadencia y asertivo carácter melódico, pero sin estridencias, con un fraseo transparente que consigue materializar precisamente ese milagro, visitar recovecos anímicos sólo accesibles a través de una emoción pura. Melody Gardot protagoniza el que para mí se ha convertido por méritos propios en el mejor disco del año 2009. Únicamente un pero, una ligera pega: que no dure más. La producción corre a cargo de Larry Klein. Una obra maestra para solaz de nuestro tonado e interferido espíritu musical.

Melody Gardot – Who Will Comfort Me

 

BOBBY BROWN

La carrera de Bobby Brown ha estado marcada desde hace mucho tiempo más por sus escándalos conyugales que por su buen hacer musical. Ahora es un cantante tristemente desaparecido y muy olvidado por parte de las nuevas generaciones de radioescuchas. Pero es preciso recordar aquí que este buen intérprete fue capaz de escribir una de esas canciones memorables que continúan pinchándose y versionándose sin descanso,  cada cierto tiempo, el que tiene que pasar para que cualquier tipo con manifiesta sensibilidad retrospectiva aprecie como se merece un tema tan bueno y bailable al mismo tiempo. La fama es cruel. Brown parece empeñarse en suplicar algo de piedad desde un pasado que le vio alumbrar este corte extraordinario.

Bobby Brown – Don´t Be Cruel

 

CeCe PENISTON

A veces uno simplemente necesita moverse, agitarse, saltar, electrizar sus miembros con un sonido penetrante y vibrante, para finalmente dejarse llevar por un ritmo incandescente que le traslade directamente a la pista de baile. Pues hagámoslo. Pongamos este auténtico temazo a todo volumen, saltemos to the dance floor, sintámonos inundados por las luces giratorias y comencemos a contorsionarnos como si de almas poseídas por algún travieso súcubo se tratara. El Finally nos hará gozar al límite. Eso sí, que ningún machote se me ponga plataformas antes de haber visto la superfashion Priscilla, la incuestionable reinona del desierto de Stephan Elliot. Venga, que lo estáis deseando…

CeCe Peniston – Finally - 7" Choice Mix Edit

 

NORTH MISSISSIPPI ALLSTARS

Para muchos es el mejor grupo de blues de los últimos tiempos. Me apunto a esta corriente de opinión. Con permiso de Nick Curran y otros talentos, los allstars (hermanos Lucky y Cody Dickinson, más el bajo Chris Chew y el guitarrista Duwayn Burnside) trabajan un blues que sabe aunar múltiples influencias para ir transformándose en algo distinto, diferente, más próximo a un rock potente plagado de ritmos poderosos y unas voces perfectamente acopladas a las exigencias de una música que continúa remitiendo a los míticos orígenes del rock ‘n’ roll. Hay armonía, sí, pero esa clase de armonía tensa que no relaja sino más bien todo lo contrario, provocando sacudidas  a intervalos predecibles y unas ganas incontenibles de levantarse de la silla y comenzar a cortar el viento con la pasuda guedeja. Buenísimos, cosa que comprobaréis en este corte y en el resto de su grandioso “Shake Hands with Shorty”.

North Mississippi Allstars – Drinkin´ Muddy Water

 

CHOPIN AGAIN

Concentración señores, no se me despisten y los del fondo que dejen ya de sobarse los platillos. A ver, un poco de seriedad en los ensayos. Silencio o les aseguro que se pasan aquí el próximo fin de semana completo. Toc, toc, por favor, prosigan tocando a rubato y… pero ¿qué hacen? ¿A dónde creen que van? ¡Quietos todos! ¡No les dije a rebato sino a rubato! ¡¡A RUBATO!!

Elisabeth Leonskaja – Chopin : Piano Concerto No.1 in E minor Op.11 : I Allegro maestoso

 

DIETRICH BUXTEHUDE O EL ORGANISTA DIVINO

Virtuoso organista alemán, Dietrich BUXTEHUDE fue uno de los maestros indiscutibles del gran Johann Sebastian y un reputado compositor de música sacra. Sus cantatas son de una belleza deslumbrante, destacando especialmente el grupo denominado “Membra Jesu Nostri”. Aquí os dejo una muestra que no ha de pasaros desapercibida y que todos podemos degustar con suma delectación: las voces acopladas por la inteligencia musical del maestro resuenan majestuosas en la mismísima catedral del tiempo.

Caterina Trogu – Membra Jesu Nostri, BuxWV 75: Ia. Ad Pedes: Ecce Super Montes  

 

ARTICULOS RELACIONADOS 

http://www.parentesys.es/MUSILOCOGÍA-(II)-32845

http://www.parentesys.es/MUSILOCOGÍA-(I)-32839

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

MUSILOCOGÍA (III)
Fecha de publicación: 2010-02-03 08:02:21, por ephreon   (visto: 1319 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

MUSILOCOGÍA (III)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Música JazzFlamencoRockClásica

   Música en Google  :: Buscador de Música      Creación de páginas web de Música

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*