Julián López

"Yo no soy heredero de nada ni de nadie" 

El actor y músico manchego nos desvela todas las claves del éxito de Muchachada Nui. La arriesgada apuesta por el humor más onírico, irreverente y desenfadado del actual panorama artístico español.

............................................................
Por Adrián Martínez Buleo

 

Julián López, de Muchachada Nui

Julián López es un hombre afable, abierto, sencillo y cordial en el trato con los demás, amigo de sus amigos y amante de los placeres de la vida. Algo aparentemente normal si no fuera porque en este mundo dominado por la necesidad imperiosa de conseguir fama, visibilidad y éxito a cualquier precio, el disponer de alguna de estas cosas o de las tres a la vez convertiría a la mayoría de los supuestos afortunados en ególatras y ufanos insoportables. Nada más lejos de la realidad en el caso de Julián (El Provencio, Cuenca, 1978), un artista fiel a sí mismo que se siente orgulloso y satisfecho por el estupendo trabajo que diariamente lleva a cabo dentro de esa iconoclasta troupe del humor llamada Muchachada Nui, una verdadera compañía dedicada a la fabricación de comicidad total que cuenta cada vez con más seguidores dentro del incierto universo televisual, y, lo que es más importante si cabe, con una verdadera legión de admiradores procedentes de muy diversas fuentes y camadas estéticas. Y es que parece como si el humor practicado por este (políticamente incorrecto) grupo de excelentes cómicos estuviera en estos momentos alcanzando una cima de creatividad que no cesa de sorprender gratamente al respetable en cada una de sus nuevas propuestas, ofreciendo una sabia y explosiva mezcla de parodia e ironía capaz de dinamitar fundamentos tenidos por sagrados y establecer nuevas e imaginativas conexiones.

En medio de la frenética actividad que en estas fechas conlleva la preparación de actuaciones, planificación de nuevos proyectos, etc., Julián López ha demostrado una indudable generosidad accediendo amablemente a comentar toda una serie de cuestiones cuyo desgrane nos permitirá entender un poco más y mejor la filosofía que subyace y anima a un grupo que, hoy por hoy, puede comenzar a ser considerado como uno de los más importantes y renovadores dentro del panorama humorístico español.

 

PREGUNTA. Inevitable e inexcusable pregunta inicial acerca de las dos palabras que conforman el nombre del grupo. ¿Puedes hablarnos de su procedencia individual, y el "críptico" sentido que arroja la combinación de ambos términos?

RESPUESTA. Cuando llegó el momento de la "tormenta de ideas" para dar nombre a la nueva etapa surgieron cosas muy graciosas y casi ninguna tenía un sentido significativo sino, más bien, sonoro. Nos gusta la palabra "nuí", ya utilizada en términos como "ojete nuí" y, por otro lado, "muchachada", además de ser una palabra representativa de lo que somos y de nuestro público, lleva el sonido de la "ch" que tanto nos gusta. Ernesto decidió unirlas, sin más, y así se quedó. Te puedo decir que "Gaticos y Monetes" fue una de mis proposiciones y finalmente se decidió poner ese nombre a la sección de tomas falsas.

P. Vuestro actual programa que se emite todos los miércoles por la segunda cadena de Televisión Española es heredero de "La hora chanante" cuyos derechos pertenecían a Paramount Comedy. ¿Qué variaciones introdujisteis con el cambio, si es que realmente las hubo?

R. Fundamentalmente el nombre del programa y de las secciones: "Muchachada" por "Chanante", "Celebrities" por "Testimonios", "Gaticos y Monetes" por "Hever Clever" o "Al Fresco" por "El Gañán". Asimismo no podíamos utilizar los personajes de la etapa chanante, por lo que pronto surgieron nuevos. Si bien, el único que se mantuvo fue el gañán de pueblo al que pusimos nombre: Marcial Ruíz Escribano. Era, según nuestro criterio, el perfil más adaptable de modificar sin que supusiese un cambio sensible.

P. Vuestro humor presenta un toque absurdo y surreal que puede provocar cierta reserva, o al menos mucha perplejidad inicial para personas ajenas al universo Muchachada. ¿Qué consejo le darías a quien se atreviera con un programa vuestro por primera vez?

R. Que no piense en nada más. Que no compare, que se deje llevar, que no intente hacerse preguntas sobre lo que ve. Aún así, creo que un espectador primerizo no puede sacar demasiadas conclusiones, je,je... Debe verse algunos más para entender de qué palo vamos.

P. Llama mucho la atención viendo vuestros programas las múltiples referencias culturales y populares que manejáis con una soltura sorprendente. Concretamente, vuestras raíces manchegas realzan un estilo muy particular dentro de los contenidos. Algunos de los sketches parecen remitir a tradicionales entremeses, jácaras, mojigangas e incluso paradójicas loas a un extenso poema del absurdo. ¿Os consideráis herederos de esa forma de hacer teatral, jocosa, incisiva y valedora de un tipo de entretenimiento veloz e inteligente?

R. Yo no me considero heredero de nada ni de nadie. Me explico: nosotros ocupamos un lugar que nos corresponde únicamente a nosotros mismos, sin que suene arrogante. Lo que quiero decir es que no pensamos demasiado en si "en esta pieza hay reminiscencias de tal" o "cierto sabor a cual", sino que experimentamos con un lenguaje muy propio que, obviamente, hemos labrado viendo y disfrutando a grandes referentes de la comedia española y del extranjero a lo largo de nuestra niñez y juventud.

P. Mundo Viejuno y Celebrities son dos secciones muy potentes y queridas por los seguidores del programa. Respecto a la primera, ¿qué material cinematográfico soléis utilizar para su elaboración y cómo lográis encontrar el eje humorístico sobre el que gira el doblaje?

R. Nos nutrimos de películas que estén fuera de derechos, matiz indispensable para el diseño de producción de nuestro programa. Lógicamente, aparecen bizarradas considerables, perfectamente expuestas a hacer ese tipo de doblajes. En cuanto a esto último, es únicamente Joaquín el que se encarga de poner voces y "chispaza" a los personajes. Lo hace a su antojo y le sale como a nadie.

P. Y concretamente en Celebrities, ¿qué características de los famosos pueden fijar vuestra atención para llegar a convertirlos en protagonistas de esas sarcásticas confesiones?

R. Desde La Hora Chanante hay dos reglas principales para elegir un Celebrity: que sea una persona y que esté viva (en el momento que se graba. Obviamente, lo que le pase después a esa persona no lo controlamos...je,je). De manera que las peticiones de hacer, por ejemplo, Tintín o Ghandi, no son viables. Dicho esto, tengo que decir que en esta tercera temporada llegó la primera excepción: la mona Jitts (que encarnó a la mona Cheeta en las célebres películas de Tarzán). Se trataba de un animal, no un humano. Y te adelanto en exclusiva que en la cuarta habrá otra excepción: un personaje televisivo muy entrañable... y hasta ahí puedo leer, como diría nuestra querida Mayra Gómez Kemp.

P. Abundando en las constantes y variadas referencias cinematográficas que manejáis en vuestros programas, tal vez no resulte descabellado aventurar alguna predilección por determinados autores o géneros a la hora de seleccionar los contextos donde se desarrollarán las historias.

R.En general, somos muy cinéfilos, por lo tanto, nos gustan casi todos los géneros. El criterio para homenajear o hacer un guiño a una determinada película viene dado de diferentes formas: tienes que escribir las continuidades de Quentin Tarantino y te vas directamente a una parodia de "Pulp Fiction". Y por otro lado, tienes que hacer continuidades sobre, por ejemplo, Barry Gibb (de los Bee Gees) o Miguel Induráin y nadie espera que las enmarques dentro de "Misery" o "Twin Peaks" respectivamente. Ahí está también la sorpresa y la ocurrencia. El género que no tocamos es el de la comedia, porque no tiene sentido hacer referencia a una película de humor y mezclarla con más humor... se pierde el contraste.

P. Ya que hablamos de influencias y afinidades del celuloide, y aprovechando fuentes culturales que se adivinan compartidas o comunes, me gustaría que respondieses con total sinceridad a la siguiente pregunta. ¿Te gusta la obra de Pedro Almodóvar? Para acotar más el terreno, ¿estás de acuerdo en sus apreciaciones acerca de la universalidad del mensaje que puede conseguirse partiendo de elementos tradicionales, muy particulares, pertenecientes a entornos reducidos y de marcado carácter costumbrista?

R. Te diré que no soy especial seguidor del cine de Almodóvar, simplemente, de vez en cuando veo alguna película suya. Eso sí, en alguna tecla habrá dado para trasladar universalmente elementos que nos creemos solo nuestros, por territorio o por costumbre. Estableciendo un respetable paralelismo, te diré que cuando, por ejemplo,  nos dicen en Asturias que se parten con Marcial, pensamos que alguna reacción les tiene que hacer ver a un personaje decir palabras tan auténticamente manchegas aunque no sepan lo que significan ni esas palabras ni las frases tan de humor del centro en las que van insertadas.

P. Julián, tenemos constancia de que eres un hombre polifacético. Músico de vocación y formación universitaria, no sólo trabajas con Muchachada sino que tienes tu propio grupo musical con el que giras habitualmente, y además ya has comenzado a introducirte en el mundo del cine como actor de largos, el último estrenado en el reciente festival de Málaga. ¿Consideras todos estos ámbitos complementarios y expresión de la misma inquietud artística que te anima?

R. Yo siempre digo que he tenido una suerte tremenda. Suerte de tener una profesión que no he buscado, me ha venido sola y, lo mejor de todo, me encanta. Cuando Borja Cobeaga me propuso participar en su primer largometraje ("Pagafantas"), pensé "Julián, no me digas que vas a hacer cine"... ¡Era impensable hace nada de tiempo! Y este verano voy a rodar otra... Es de locos. Y como, antes de todo esto, he estudiado y he sido (y soy, je,je) músico, hace poco más de un año les propuse a mis compañeros del quinteto de metales ManchaBrass (lo fundamos en el 98) hacer un nuevo espectáculo cómico-musical con el que disfrutar a tope haciendo las dos cosas que más me gustan. Y ahí estamos, tocando donde nos dejan. En resumen, mi dedicación a hacer reír, ya sea en televisión, cine o en un escenario, se complementa directamente con mi pasión por la música y los momentos en los que ejerzo de músico.

P. Aun a riesgo de caer en lo indecoroso, me atribuyo la obligación de hacerte esta pregunta. Como muy bien sabes Julián, vuestra intervención en los pasados premios Goya fue acogida con tanta expectación como excelentes críticas posteriores. ¿Realmente fue una experiencia enriquecedora para el grupo? ¿Qué opinión te merece la actual situación del cine que se hace en nuestro país?

R. Totalmente. Fue una experiencia muy positiva y además, con la "ayuda" de la prensa, ayudó a comenzar la tercera temporada con una audiencia y un interés de los medios muy grande. Ahora, también te digo que cuando nos mirábamos los unos a los otros entre bambalinas en medio de todo el panorama del cine pensábamos "qué hacemos aquí estos tres bonicos de Albacete y el de Cuenca". En cuanto a la situación del cine en España, no sé, falta industria, ¿no? Porque talento sí que hay, sobretodo con una generación de nuevos directores (Cobeaga, Vigalondo, Sánchez-Arévalo, Fresnadillo, Koldo Serra...) con ideas buenísimas para nutrirse de actores españoles. Luego está el público, que ejerce como juez y quizá por eso tengamos lo que nos merecemos (cada uno que piense si es bueno o malo).

P. Según la opinión de muchos de vuestros seguidores, Joaquín Reyes pasa por ser el alma máter del grupo, y sin embargo uno siempre tiene la sensación de que el resultado de vuestros guiones fluye con un espíritu grupal donde todos los miembros aportáis continuamente sugerencias e ideas. Utilizando un símil musical, me atrevería a decir que funcionáis como un grupo de jazz, con un solista virtuoso que excita y provoca la improvisación del resto de músicos produciendo una melodía de aparente espontaneidad pero técnicamente muy controlada. ¿Suscribirías esta comparación?

R. Preciosa comparación (y además musical, je,je...). No vas mal encaminado, simplemente matizaré que la base de los guiones la escribimos Joaquín Reyes, Raúl Cimas, Ernesto Sevilla y yo. Cada uno aporta los suyos, y en las lecturas, efectivamente, se enriquecen con pinceladas de unos y de otros. Sobre eso, Joaquín como director del programa, siempre tiene la última palabra. Luego las animaciones y los Celebrities siempre salen de él, pudiendo en algún momento proponerle alguna idea extra de nuestra parte.

P. Evasión, catarsis, crítica mordaz... el Humor parece adaptarse como un guante a todo tipo de funcionalidad individual y social. ¿Observas en el humor que vosotros practicáis algún tipo de beneficio o utilidad añadida al margen del sano divertimento?

R. Me gusta pensar que sí y de hecho, cada vez estoy más convencido. Lógicamente no es una apreciación a la que llego creyéndome el César, sino porque cada vez más (cosa que agradecemos profundamente) la gente te dice cosas como "gracias por hacerme feliz" o "me pongo el programa y se me olvidan los problemas, me animo"... Eso es muy bonito y responde a una cuestión que muchas veces me he planteado: "claro, mi profesión no es como la de médico o misionero, no ayudamos a la gente..." Y luego, zas! te aparece un chaval que dice que le alegras las penas.

P. Ahondando más en este aspecto relacionado con el propio significado del humor, me gustaría abrirte un nuevo interrogante. Según el escritor checo Milan Kundera "Los auténticos genios de la comicidad no son los que más hacen reír, sino los que descubren una zona desconocida de lo cómico". ¿Existe para ti esa zona desconocida que la comicidad de Muchachada haya sabido descubrir y hacer visible a un público saturado de clichés y referentes trillados?

R. Quizá de manera irracional, deambulamos de vez en cuando por ese estadio de la comedia... En Muchachada desde luego (no sé si porque somos genios o somos la mierda..je.je), pero siempre diré que cuando hacía el programa de Paramount "Smonka!" era lo más salvaje que he podido hacer en la comedia, pues llegabas a dudar si lo que hacías en tus intervenciones provocaba la risa, y si así no era, ¿qué provocaba? Me encanta vivir con esa pregunta en el subconsciente.

P. Este último punto que comentas me parece de especial relevancia. En el penúltimo programa de esta tercera temporada trabajasteis con Nacho Vigalondo (el director de la extraordinaria Los Cronocrímenes) una secuencia del Hombre Elefante de Lynch, y recuerdo que mi última sensación al término de la pieza fue de extrañeza y angustia. En algunas de vuestras composiciones más arriesgadas habéis logrado efectos parecidos. Tal vez el humor también ponga en juego la satisfacción de instintos muchos más oscuros y crueles de lo que estaríamos dispuestos a admitir...

R. Es cierto. Para mí, dentro del humor conviven muchas sensaciones. La gente que hace comedia generalmente explora y explota el simple sano acto de provocar la risa, sin más. Pero hay quien busca sensaciones amargas, dobles fondos, vergüenza ajena o, como a nosotros nos gusta llamar, "la cosica". De esto último se nutre, por ejemplo, el creador Judd Apatow, regalándonos buenas dosis de "cosica" en algunas de sus últimas comedias americanas. Te adelanto que Pagafantas, la primera película de Cobeaga en la que participo también trata muy bien la vergüenza ajena. En el caso del skecth "El Hombre Elefante 2", Nacho Vigalondo se decanta claramente por una faceta oscura del humor, sabiendo que el espectador dibujará una extraña y amarga sonrisa en la cara y contento de que el resultado sea ese. En Muchachada hay algunos ejemplos, como la pieza "Le llaman Conejo", muy celebrada entre nuestros seguidores, un retrato amargo sobre un personaje. Es gracioso ver a un conejo descontextualizado, viviendo una vida de humano, pero es amargo ver lo que le pasa e incluso poder verte reflejado, si has vivido algo parecido. Me hablaron de que David Lynch, rodando Terciopelo Azul, daba indicaciones a sus actores y dotaba de extraños comportamientos a sus personajes sin una explicación lógica. "¿Por qué?" dirían sus actores, "porque sí, porque imagino que dará esa sensación en la que he pensado al levantarme de la cama esta mañana... porque sí", diría Lynch. Yo me agarro a esa filosofía: propongamos de vez en cuando formas de expresión que vayan más allá del humor. No pasa nada, ¿no?

P. Para concluir Julián, la pregunta de rigor y que se estarán haciendo todos vuestros seguidores, cada vez más numerosos a lo largo y ancho de todo el territorio español. ¿Tiene larga vida Muchachada Nui a pesar de los proyectos individuales que pueda albergar o desarrollar cada uno de los miembros del grupo?

R. De momento, mientras la tercera temporada se despide, te diré que ya estamos grabando la cuarta, que se emitirá, presumiblemente, a partir de septiembre. Con lo cual, la confianza de TVE es total y eso nos hace pensar que podemos seguir para adelante más tiempo. También tenemos ilusiones en común como hacer una serie o un largometraje, ideas que en un futuro quizá puedan cristalizarse como proyectos reales. Individualmente, si vienen otros trabajos también es un buen síntoma.

 

Si algo nos ha quedado claro tras las suculentas respuestas de Julián, y más allá de la natural simpatía que sin duda genera una persona tan abierta e independiente como él, es que Muchachada Nui parece abocada a proseguir con una descollante trayectoria sin abandonar sus propias señas de identidad. El resultado del feliz experimento no es precisamente un animal de compañía, domesticado y que obedezca las órdenes que recibe; se trata más bien de un divertimento difícil de explicar, un rebelde burlón que no tiene miedo de señalar con el dedo al emperador desnudo y cuya labor pretende desarrollarse más allá de los gustos o preferencias condicionados por las indeseables presiones de la moda. Una trituradora manchega de impredecible alcance cómico. Un humor descacharrante, gamberro y provocador que no casa nada bien con lógicas más convencionales o predecibles. En definitiva: ¿Los señeros representantes de un humor tan inclasificable y proteico como para fundar un nuevo género destinado a crear escuela? Hoy por hoy, sólo ellos parecen los candidatos idóneos para responder con un rotundo "sí" a este crucial interrogante.

 

Artículos relacionados:  La verdad sobre Enjuto Mojamuto 

 

 

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Entrevista a Julián López , integrante de MUCHACHADA NUI
Fecha de publicación: 2009-05-21 09:05:12, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 7605 veces)   (a 11 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Entrevista a Julián López , integrante de MUCHACHADA NUI

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Entrevistas

   Entrevistas en Google  :: Buscador de Entrevistas      Creación de páginas web de Entrevistas

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


Ana
Muy interesante publicada el (26/05/2009 05:05:26)

Amigos, os felicito por esta magnífica entrevista. Ya era hora que alguien tomara en serio el humor. Enhorabuena.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*