Una semana más en que me pregunto cómo lo obvio puede parecernos a veces insólito. Cuestión de simulacro. Véase si no cómo el neocon de turno puede abogar por una liberalización mercantil extrema al tiempo que orar por una intervención política sin paliativos, mientras que el neoprogre hace lo mismo pero invirtiendo los términos. Un hábil y primoroso juego de manos. Y es así también como mi mente se viste momentáneamente con la capa de la razón y trata de articular una reflexión conciliadora entre el orden del progreso temporal e histórico y el supranatural mucho más abstracto pero no por ello fuera de la dimensión salvífica de una posible venida del Reino. ¿Sólo a través de una liberación política de carácter absolutamente integral? ¿Cómo entonces lograr la redención definitiva si no es mediante una acción subversiva del orden imperante y utilizando para ello los instrumentos que nos ofrece la razón crítica? Tal vez hayamos de concluir con el genial Ludwig Wittgenstein que efectivamente de aquello que no podemos hablar es mejor mantenernos callados. Esta semana concluimos nuestro aniversario y comenzamos un nuevo curso cultureta. Beberemos del río de la sabiduría y extraeremos la consecuencia relativa a la inconsistencia esencial (¿una esencia que se niega a sí misma al negar el Ser?) del devenir, puesto que de ese cauce es imposible extraer por dos veces seguidas las misma idea, por muy cristalina que ésta nos parezca. Sin asimiento a la idea puede enunciarse su metamorfosis como si se tratara de una profecía en permanente cambio. En efecto, como una semilla escatológica plantada en el instante para hacer florecer la esperanza en el futuro: el cumplimiento de la justicia. Alteraciones que no vemos abriendo posibilidades inciertas hacia el horizonte de nuestra improbable salvación, o lo que es semejante, convulsiones imperceptibles y constantes capaces de provocar los indeterminados cambios que marcarán nuestro final triunfo o nuestra oscura y eterna condena. PUSH IT SENTENCE:

 

David Cronenberg: Cromosoma 3. El maestro canadiense firma y filma una historia a la altura de las expectativas que su extraño título sugiere, pues se trata en esta ocasión de rastrear una vez más (ya lo hice con mi comentario sobre “Videodrome”) los antecedentes de un cineasta total capaz de crear obras maestras como esa cumbre llamada “Inseparables” o su última y magnífica “Spider”. En esta cinta están presentes muchas de las constantes conformadoras de un gusto peculiarísimo y extremadamente retorcido, inyectado en angustia y generador de un universo propio habitado por extrañas criaturas que pueblan la pesadilla de lo cotidiano. Los abismos de la carne y de la mente son escrutados desde las coordenadas de la perversión médica o psicológica, dibujando de esta forma un camino sin retorno hacia las zonas “pineales” de intersección entre alma y cuerpo, allí donde la alteración genética tiene lugar motivada por traumas reprimidos y se manifiesta a través de una deformidad oculta y monstruosa. Cronenberg enlaza perfectamente todos estos elementos y origina una trama sombría y absorbente que conduce al espectador a interrogarse acerca de la multicausalidad psíquica y del propio origen incierto y perverso de la vida. Lo ominoso opera de una forma insidiosa, entreverado con el desapego y el maltrato tempranos, para acabar de manifestarse tumoralmente como proyección corpórea del odio acumulado y no elaborado, desplazado sobre figuras representantes de las imagos parentales y materializado en los vástagos de una mutación asesina. Los crímenes se sucederán alcanzando a todos los personajes implicados en la tragedia, concluyendo en un destino inexorable que caerá también sobre la víctima más inocente, ofreciendo así un final tan magistral, oscuro y pesimista como sólo una mente de las posibilidades imaginativas de Cronenberg podría diseñar. Tan inquietante como imprescindible.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Redención o Condena
Fecha de publicación: 2004-09-24 08:15:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1298 veces)   (a 5 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Redención o Condena

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*