Tras la malísima racha que llevamos estos últimos meses (Carlos Castilla del Pino, Rafael Conte, Mario Benedetti) ahora nos abandona también un hombre importante, el actor David Carradine, encarnación del mítico Kung Fu que nos deja a los 73 años de edad. Mueren viejas glorias y otras mucho más efímeras e intrascendentes se alzan en su lugar ofreciendo como recambio nada y vacío. Es el signo de los tiempos. Nuestro más sentido homenaje a estas cuatro personalidades que en diferentes ámbitos artísticos y de conocimiento han dejado una huella indeleble.

Y ahora pasemos a nuestras breves, concisas y esperadísimas recomendaciones semanales. ¿Cómo? Claro que sí. Continuamos con la ópera los lunes y martes en el diario El Mundo. Los dos últimos números son dos obras que para los neófitos suponen nuevos y apasionantes descubrimientos: La jardinera fingida de Mozart dirigida por Nikolaus Harnoncourt y La Gioconda de Amilcare Ponchielli dirigida por Adam Fischer. Más allá de la continuación de la serie "Arriba y Abajo" y los documentales sobre la Guerra Civil Española (ambas entregas con La Razón), interesa el icono hollywoodiense (los jueves con El País) de esta semana que no es otro que la actriz estadounidense Holly Hunter (la recordaréis sin duda por la magnífica El Piano de Jane Campion), esta vez protagonizando la película Miss America dirigida por Thomas Schlamme, y bien acompañada por el siempre sólido Scott Glenn. No. Nada de recomendaros juguetes eróticos o adictivos poppers. Algo más barato e igualmente efectivo podrían ser las dos nuevas y acaloradas propuestas de cine erótico que El País nos venderá al módico precio de un euro (viernes y sábado): Delicias holandesas de Paul Verhoeven (ya sacaron en su día Delicias Turcas del mismo autor), e Ilsa, la loba de las SS de Don Edmonds. Glup. Y no olvidéis otra entrega indispensable de hoy mismo con el diario Público, Llach: La Revolta Permanent de Lluís Danés, sobre el concierto que el músico y compositor catalán ofreció en Vitoria para recordar a las víctimas que sufrieron la brutalidad policial (cinco muertos y más de cien heridos de bala) durante aquel desgraciado 3 de marzo de 1976.

Pues bien queridos apigos y apigas culturetas, pronto nos inundarán los sofocos insufribles y los aires acondicionados comenzarán a funcionar a todo gas en lucha constante contra la distimia solar y la asfixia. El Madrid prosigue con su desaforado rearme balompédico (Kaká, CR, Xabi Alonso, Forlán, Villa, Silva, ¿Iniesta?, etc.) a la caza de un auténtico proyecto deportivo que pueda devolverle la corona europea y, por ende, mundial. No sé, estos golpes crecientes de talonarios desorbitados generan una desconfianza difícil de explicar. De nuevo damos la impresión de que todo puede solucionarse a base de mercado, contratos estratosféricos y dinero, mucho dinero, precisamente en un periodo donde los más nos vemos en la obligación moral de poner en cuestión un modelo económico que nos está llevando hacia la ruina total. Eso sí, me encanta Pellegrini, hombre elegante y culto, perfeccionista y estudioso del arte del balón, en perfecta sintonía con los planteamientos futbosóficos de Valdano que, así lo esperamos, harán todo lo posible para contrarrestar la hegemonía del Barcelona haciendo uso de sus mismas y excelentes herramientas: contundencia, velocidad, toque, precisión y eficacia.

Tampoco nos olvidamos de la proximidad de la Elecciones Europeas y esto sí nos genera un desasosiego muy particular. Se impone el euroescepticismo y en algunos países comienzan a asomar peligrosamente las garras de los más intolerantes del reino (desunido). Luego está lo grotesco, gente que puede votar o dejar de hacerlo porque un jugador de fútbol se quede o abandone un equipo presidido por un simio, y que me perdonen los simios por la comparación. Sin comentarios. Aquí en España más de lo mismo, un bipartidismo hediondo y atroz que hemos de combatir con voto alternativo, culto, inteligente, ilustrado, democrático, progresista (no confundir por favor con progre), comunitario (no confundir con comunista por favor), solidario y útil (no confundir con resultadista). Esa alternativa existe y viene respaldada por intelectuales ilustres, escritores de gran envergadura cultural y moral, y gente mucho más normal harta de que le digan bochornosas mentiras acerca de su libertad e igualdad. ¿Doy más pistas? Un liderazgo femenino que puede propiciar de una vez para siempre un cambio auténtico y duradero en la forma de entender y hacer política, para el pueblo y con el pueblo. Creo que no hace falta decir más. Está claro. Es curioso como a los realmente independientes siempre se les acusa de pertenecer a tal o cual grupo ideológico por parte de los dogmáticos, sectarios y fundamentalistas de las ideas. Los que defendemos posiciones complejas y no nos adscribimos a idearios cerrados con dogmas y axiomas inviolables siempre somos acusados de pertenecer justo al bando contrario del que nos señala con el dedo. El sectario funciona con esta lógica perversa, si no estás conmigo entonces estás contra mí, y si estás contra mí es porque estarás dentro de las filas de mi mayor enemigo. Es el razonamiento viciado y perverso de las dos grandes potencias político-mediático-empresariales que dominan el panorama electoral. Hay que luchar contra esa forma de razonar, hay que combatir contra los dogmatismos establecidos que quieren ofrecernos una adulterada visión de un mundo dividido entre buenos (los de su partido) y malos (los del otro), hay que votar para hacer crecer la ciudadanía responsable y poder vivir en una comunidad de ciudadanos sujetos a obligaciones y derechos, respetuosos con las opciones de los demás, críticos con la corrupción y fundamentalmente libres.

¿Algo más? Sé que muchos de vosotros lo estabais esperando. La semana próxima cerraremos la temporada con crítica de cine incluida, pero antes he de haceros un breve comentario cinéfilo que seguro serán de vuestro agrado.

Estoy hablando una vez más de ese genio incombustible llamado Clint Eastwood. Un cineasta total, magnífico, majestuoso, el último gran clásico vivo cuya forma de narrar historias nos subyuga hasta límites inconfesables. Hablo esta vez de El intercambio, una prácticamente obra maestra de este autor que nos sumerge de lleno en una multiplicidad de temas de incandescente actualidad, aun estando basada en una historia real ocurrida en los años 20 del siglo pasado. Eastwood rueda con una maestría incomparable, mezclando géneros y regalándonos todo un recital de contención y sobriedad, con un uso de la cámara prodigioso y un ritmo in crescendo que culminará con un final abierto, esperanzador y memorable. Si alguien quiere aprender de verdad y ver cómo se filma una ejecución aportando máximo dramatismo sin caer en estridencias u omisiones, he aquí una oportunidad inmejorable para asistir a una de las mejores secuencias que ha rodado el maestro. Película dura, densa, intensa, oscura y luminosa a la vez, nos presenta la odisea personal de una mujer atrapada en una red de corrupción que terminará alcanzando a las altas instancias de la policía de Los Ángeles. Todo respira verdad en esta cinta modélica que encumbra definitivamente a Eastwood (si es que no lo estaba ya) como uno de los autores cinematográficos más importantes de toda la historia del cine.

Las que vosotros y vosotras sin duda os merecéis.
)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

RECOMEN(D/Z)ANDO
Fecha de publicación: 2009-06-11 02:06:27, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1574 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

RECOMEN(D/Z)ANDO

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*