Llegó por fin. La hora de la despedida hasta que el abrasador tiempo veraniego nos abandone una vez más y, ya en septiembre, abra de nuevo las puertas a la melancolía y el refresco otoñal. Muchas han sido las vicisitudes y no pocos los comentarios sobre todas ellas que dentro y fuera del Rincón hemos escrito con más o menos acierto, cierto, pero siempre, eso es impepinable, con la fruición de los que vierten con pasión sus opiniones, reflexiones y sugerencias. Sólo espero y deseo que la próxima temporada podamos continuar con esta labor tan encomiable y que nuestros debates, críticas, artículos y ladrillos no caigan jamás en saco roto (previamente por la avaricia).

Cerremos, pues, con puntuales recomendaciones de ultimísima hora y la sorpresa final de la temporada.

¿Calor? ¿Más calor? No hace falta que os pongáis duros (o blandos) haciendo mimos o imaginando todo tipo de perversiones con vuestra muñeca y/o muñeco hinchables (también los hay de carne y hueso, lo sé), o con ese maniquí superestilizado o hipermusculado que habéis logrado sustraer a la mirada compulsiva de cualquier ávido "comercialita" (zombi paseante de centro comercial). Basta con que veáis Tamaño natural (1973) del maestro Luis G. Berlanga, o que simplemente adquiráis con El País las nuevas entregas pertenecientes a su enorme colección de cine picantuelo: El hombre que mira del también maestro en estas lides corporales Tinto Brass (no os perdáis su monumental Calígula, una obra maestra), con un buen manjar culinario en la (des)cubierta, y la delicada, esteticista y profundamente ochentera Tiernas primas de David Hamilton. Una vez hayáis dejado de babear un poco, merece la pena recuperar la falsa compostura burguesa con dos óperas de lo más recomendable para afinar el oído y el gusto y regusto estético (números 10 y 11 I think so -ergo sum- editados lunes y martes de esta misma semana por El Mundo): La Hija del Regimiento de Gaetano Donizetti, una ópera cómica en dos actos con libreto de J.H. Vernos de Saint-Georges y Jean F.A. Bayard, con Donato Renzetti dirigiendo la orquesta del Teatro alla Scala (Milán) y Roberto Gabbiani el coro; y Don Giovanni de Woflgang Amadeus Mozart, dirigida por Riccardo Muti (coro y orquesta del Wiener Staatsoper), con dirección escénica a cargo de Roberto de Simone. No habréis de olvidar tampoco vuestra inexcusable cita con la serie de ficción "Arriba y Abajo" todos los martes con La Razón, ni mucho menos pasar por alto la adquisición de los documentales dedicados a nuestra desgraciada Guerra (in)Civil puestos a la venta cada miércoles con este último diario citado. ¿En iconos hollywoodienses este jueves con El País? Fácil: El joven Lincoln del legendario John Ford. El protagonista es un jovencísimo Henry Fonda que firma, siempre lo hace, una interpretación estupenda. En la sinopsis vital del icono leo que sólo se pasó al lado oscuro en la memorable e imperecedera Hasta que llegó su hora de Leone. Si mis recuerdos no me traicionan, yo visualizo al menos dos interpretaciones más en esa línea tenebrosa: Los malvados de Firecreek dirigida por Vincent McEveety, donde le da la réplica James Stewart, otro de los más grandes sin duda, y el personaje moralmente complejo y muy ambiguo a que da vida en la excelente El hombre de las pistolas de oro de Edward Dmytryk, un duelo en la cumbre entre un comisario a sueldo situado en el límite mismo de la ley y un proscrito reconvertido en sheriff (Richard Widmark, un compañero imprescindible del buen western). De Widmark por cierto conviene que reviséis, si aún lo habéis hecho, la extraordinaria Brigada homicida de Don Siegel, donde repite cartel con Henry Fonda firmando un mosaico de personajes que se debaten entre la lealtad, la traición, la duda existencial, el sentido del deber, la culpa y el sacrificio.

Regresando a la obsesión coleccionista, con el mismo periódico comprad sin remordimiento un nuevo DVD de nuestra querida Pantera Rosa este domingo, y ¡¡ATENTOS CULTURETAS!! Puesto que con el diario deportivo AS los sábados y domingos tendremos oportunidad de ir coleccionando otras dos series imprescindibles, a razón de 3 episodios por entrega: Expediente X con la creciente tensión sexoabductora entre Mulder y Scully, y Remington Steel, la exitosa serie estadounidense que lanzó al estrellato a un joven Pierce Brosnan.

Y como lo prometido es deuda, aquí os dejo la sorpresa cinematográfica con que saludamos la proximidad de la nueva estación radiante y pretendemos espaciar un poco, mirando bien para el descanso físico y mental, el envío de ladrillos sólidos y contundentes, algunos de ellos de insoportable densidad, con una presión conceptual por palabra emitida realmente aplastante. ¿Dónde? A estas alturas no debería responder esta pregunta, pero lo haré en el correo que enviaré a continuación.

INLAND EMPIRE, de David Lynch

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

RE(CALENT/COMEND)ANDOTE
Fecha de publicación: 2009-06-11 02:06:19, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1494 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

RE(CALENT/COMEND)ANDOTE

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*