Si en ocasiones la falta de tiempo o la necesaria priorización de una serie de tareas puede retrasar un escrito necesario, entonces he de confesar que no hay mejor ejemplo de lo que digo que lo que, efectivamente y a continuación, digo. Lo cual no es óbice para hacer lo que es preciso hacer. Como ya ocurriera en otras ocasiones, el vergonzoso silencio mediático al respecto, paliado a duras penas por alguna buena reseña en prensa escrita, denota su auténtica vocación de intencionado silencio, amén de poner al descubierto la perversidad de su maquinaria, no sólo su ignorancia, cuando de hablar de discursos críticos se trata.
El pasado 25 de enero falleció el gran pensador francés Pierre Bourdieu, nacido en Denguin en 1930, de humilde origen campesino, que fue catedrático de Sociología en el Collège de France desde 1981, director desde 1975 de la revista Actes de la recherche en sciences sociales, profesor en distintas facultades de Filosofía y Letras (Argel, París, Lille), y cuya obra ha supuesto una de las contribuciones más importanes para el desarrollo teórico y metodológico de las ciencias sociales durante la segunda mitad del siglo XX.
Influenciado por el marxismo, el estructuralismo (Lévi-Strauss), la sociología durkheimiana, el psicoanálisis y ciertas investigaciones sobre el simbolismo, su trabajo puede considerarse como una original y atrevida aventura intelectual capaz de abarcar una amplitud temática de enorme diversidad (ciencia, política, arte, literatura, filosofía, lucha de clases, campesinado, moda, literatura, religión o estructuras de parentesco), proponer una originalísima reflexión asentada en una variedad disciplinar abrumadora (sociología, antropología, crítica literaria, estética filosófica, etc.), y, por último, establecer puentes de comunicación metodológica entre posturas de investigación (metodologismo objetivista vs. teoricismo academicista) aparentemente irreconciliables.
La potencia relacional de su pensamiento, casi omniabarcante, tiene su más fiel y mejor reflejo en la elaboración de dos conceptos centrales, de mutua imbricación, sobre los que se asienta gran parte de su elaboración teórica: campo y hábitus, ambos indispensables para la dilucidación de las dominaciones y violencias simbólicas ejercidas por los poderes sociales, vía internalización, mediante indentificaciones inconscientes, de estructuras sociales anidadas en campos sistémicos interrelacionados.
De esta forma, Bourdieu ejerce un análisis implacable, de una lucidez demoledora, ofreciéndonos como resultado la destrucción de los últimos baluartes del pensamiento metafísico, la inviolabilidad del gusto. Las estructuras sociales están incrustadas en las propias prácticas cotidianas, en la percepción supuestamente inocente del mundo, hasta en la gestualidad de los movimientos y los contactos. Las relaciones económicas y las producciones culturales se anudan a formas de poder que se desempeñan en la escena de lo simbólico, pudiéndose así desvelar ciertas claves ocultas y responsables de la producción literaria, artística y filosófica, como en su brillantísimo trabajo acerca de la ontología política de Heidegger, o también a través de su extraordinario y soberbio estudio sobre las "logías" intelectuales encarnadas en lo que acertadamente denominó Homo academicus.
Jamás abandonaría Bourdieu las derivaciones prácticas de su trabajo, o lo que es lo mismo, un compromiso real, responsable, a favor de la causa de la izquierda política, hoy por hoy, desgraciadamente, una difusa sombra incapaz de resistir las imposiciones de la economía neoliberal y globalizada. Tal vez las enseñanzas de este gran autor, coherente y ejemplar, puedan espolear la necesaria reactivación que el pensamiento crítico actual, casi ya desaparecido, precisa.
Por cierto, ¿sabíais que vuestro gusto, aparentemente soberano e intachable, es un sangriento campo de batalla simbólico, donde las diferentes tendencias estéticas están atravesadas por multiformes estrategias y tácticas de Poder, cuya pugna deja claramente entrever la estructuración social de división de clases? ¿Por qué los profesores de Enseñanza Superior, intelectuales y artistas prefieren, me incluyo, el "Clave bien temperado" de Bach; la clase media y los estratos administrativos la "Rhapsody in Blue" de Gershwin; y la clase obrera prefiere mayoritariamente el "Danubio azul" de Strauss? Leed, pues, a este maestro, él os ayudará a comprender y tomar consciencia de lo que verdaderamente sucede.


BIBLIOGRAFÍA SELECTA:
La distinction. Critique sociale du jugement, 1979 (trad.esp., La distinción. Criterios sociales del gusto, 1988)
Le sens practique, 1980 (trad.esp., El sentido práctico, 1991)
Ce que parler veut dire. L´economie des échanges linguistiques, 1982 (trad.esp., Qué significa hablar, 1985)
Homo academicus, 1984
L´ontologie politique de Martin Heidegger, 1988 (trad.esp., La ontología política de Martin Heidegger, 1991)
Les règles de l´art. Genése et structure du champ littéraire, 1992 (La reglas del arte. Génesis y estructura del campo literario, 1995)
)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Pierre Bourdieu. Campo de lucidez, Hábitus de sabiduría.
Fecha de publicación: 2002-11-27 18:56:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 3110 veces)   (a 12 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Pierre Bourdieu. Campo de lucidez, Hábitus de sabiduría.

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*