Una semana más abismado en una serie de pensamientos que me conducen hacia el replanteamiento de la escritura como hecho absolutamente vertiginoso en punto a desentrañar un supuesto vacío de sentido, eternamente buscado pero jamás perdido. Sobre el vade situado sobre la mesa de escritorio, la línea de razonamientos me conduce hacia replanteamientos acerca de la construcción proteica del relato extrapolable a la maleabilidad contemporánea en la definición del propio "yo". El protervo sistema nos ofrece representaciones identificatorias que son sólo "trozos" de rol con las que diseñar una identidad frágil, flexible, débil, susceptible siempre de ser abandonada frente a las demandas continuamente cambiantes del entorno impredecible. Caos identitario. Esto sin duda ha de provocar reacciones en contra asentadas en la pesadez de la fuerza. Paro el curso de la ideas y me dejo llevar por las fantasías que me produce la bellísima Sinfonía del Triunfo y de la Paz del compositor nipón Kôsçak Yamada (1886-1965), auténtico baluarte de lo que representó en su día la introducción de la música occidental en oriente al tiempo que preclara influencia para el majestuoso Toru Takemitsu. Me deleito acto seguido en su poema sinfónico "The Dark Gate" del año 1913, y concluyo mi etérea errancia sobrevolando en mi carlinga invisible las feraces tierras sonoras espectralmente cultivadas por The Doors, grupo mítico capaz de haber grabado un tema blues imborrable llamado "Cars Hiss by my Window". Llego a una intersección debidamente señalizada (X opaca insertada en triángulo de bordes enrojecidos y fondo blanco sin desdoro) y cedo el paso al objeto luminoso que se aproxima a toda velocidad por mi lado derecho. Extiendo mi brazo empleando para ello un tiempo de reacción infinitamente reducido y lo alcanzo en su plenitud lumínica: PUSH IT FAST:

Alberto Durant: Coraje. Película basada en hechos reales y que versa sobre la vida de María Elena Moyano, la activista peruana que fuera ganadora del Príncipe de Asturias por su labor humanitaria y pacificadora, pues efectivamente logró dar cuerpo y fundar un auténtico movimiento emancipatorio local destinado a paliar los graves efectos del hambre y el abandono a través de la acción solidaria de las mujeres, y que desgraciadamente concluyó su trabajo cuando el 15 de febrero 1992 Sendero Luminoso segó su vida en un atentado tan injusto como brutal. Da vida a este singular y valeroso personaje la actriz Olenka Cepeda, bien asentada en el propósito esclarecedor del filme y otorgándole la necesaria fuerza interior como para hacer creíble un empuje interior capaz de sortear los grandes obstáculos sociales y personales con que María Elena tuvo que enfrentarse. En ningún momento, ni aun en los instantes en que los apoyos más cercanos comenzaron a flaquear por temor a las represalias de Sendero, la luchadora infatigable que fue María Elena desistió de su propósito libertador y ciertamente revolucionario, entendido éste desde unas coordenadas de solidaridad y resistencia pacífica, asumiendo valientes decisiones de riesgo que la erigieron progresivamente en símbolo de una fortaleza maternal sostenida por una fe inquebrantable en la capacidad creadora del ser humano. Ha de servir pues esta breve reseña como sincero homenaje para una mujer que sacrificó su vida con la notable voluntad de hacer emerger desde el seno de su desdicha la semilla de una sociedad más justa y solidaria, alimentando nuestra desgastada esperanza en un mundo distinto y fundamentalmente mejor. Madre coraje, nuestro mejor ejemplo.

Peter Hyams: Atmósfera cero. Fabulada y fabulosa parábola sobre un futuro sombrío en el que pocas cosas ha cambiado de rumbo (¿ya estamos allí?), y donde los infinitivos explotar, traficar, traicionar y asesinar siguen conquistando parcelas de pensamiento correlativas a los actos infames que las delimitan. El gran Sean Connery se transforma en un particular gary cooper galáctico y afronta completamente solo, o casi, la embestida mortífera llevada a cabo por una corporación interestelar en defensa de sus hediondos intereses de beneficio productivo. El rendimiento macabro obtenido a cualquier precio se confabula con las anfetas de diseño y el resultado es una más que lograda conjunción de frenesí violento y estipticada manifestación del vacío. El ex-007 decide autoafirmarse en su maltrecha moralidad varonil y se mete de lleno en un infierno sin gravedad del que saldrá bien parado y mejor reforzado gracias a la inestimable colaboración de una madurita doctora exiliada, como nuestro héroe, en los antípodas de la ventilación terrícola. Alucinaciones, menestral servidumbre, fortaleza extrema y cráneos reventados a lo largo y ancho de una ambientación realmente asfixiante debido tanto a su amenaza de vagorosa ingravidez como a la presión insoportable materializada en su fisicidad a través de la explotación minera de Titanio. En esa desquiciada luna de Júpiter un hombre demostrará hasta dónde puede llegar en el camino marcado por su voluntad implacable de encarnar la Ley. Buena.

Y ya os dejo una vez más, acariciando la contraportada de los "Tristes Trópicos" de Claude Levi-Strauss, encantado por la nueva publicación en Siruela de la última gran obra del luso Lobo Antunes, eterno aspirante al Nobel de literatura, y próximo a elevarme unos metros sobre el suelo firme cuando por fin pueda diluirme en la numinosidad sonora del emblemático estonio Arvo Pärt. Su "Berliner Messe" es sencillamente prodigiosa. El erudito y estudioso de los escenarios medievales franco-flamencos nos regala una austeridad minimalista que nos sobrecoge hasta en lo más hondo de nuestro corazón. Son momentos del reencuentro descarnado con uno mismo a través de una introspección del propio espíritu que nos anima y habita. Qué sea eso, qué misterio vital se anude a nuestra carne para insuflarnos el hálito vital constituido por la Palabra (Carl Theodor Dreyer se aproxima...) en realidad no nos incumbe desde un punto de vista estrictamente racional. Es incognoscible y, en consecuencia, sólo experimentable desde la pura intuición de las vísceras. Fomentamos así una solemne atrición, reflexionamos en silencio, y elevamos nuestra particular plegaria hacia las capas más estratosféricas de la Paz. Lo hacemos para concluir aposentados en la bella ciudad de Cuenca, presas nuestras almas de un arrobo interior que nos transporta directamente al centro de su remodelada catedral en donde asistimos extasiados, perplejos y emocionados al magnum mysterium al que nos conduce la Schola Antiqua extraordinariamente dirigida por Juan Carlos Asensio. Ad Vigiliam Paschalem. In Nocte Santa, que es la tercera parte del TRIDUO SACRO, y transcurridas unas horas, en el mismo día de la resurrección, la Missa in die Sancto Paschae. Puro gregoriano metafísico. La muerte en retirada, enigmáticamente puntuada por John Donne. Agnus dei, miserere nobis.


)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Gloria in excelsis
Fecha de publicación: 2004-04-14 16:31:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1371 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Gloria in excelsis

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*