El día poselectoral ha de servirnos para felicitar al pueblo español por su coraje y valentía, por su apuesta arriesgada sin miedo al futuro, y también de recordatorio para todas las víctimas inocentes cuyas vidas fueron brutalmente cercenadas por los fanáticos. En contra de ese sórdido fundamentalismo antidemocrático de tinte excluyente, frente a su brutal intolerancia, el ejemplo de un pueblo unido que castiga firmemente la manipulación y la mentira allí donde tenga lugar, y esta crítica que ahora rescato y que versa sobre una película magnífica e indispensable. Un abrazo a tod@s:

Eterio Ortega Santillana: Asesinato en febrero. Una cinta de rabiosa y triste actualidad por el delicado y doloroso tema que aborda y su continua presencia en la vida nacional e internacional: el terrorismo y sus víctimas: los asesinados y sus familiares, mutilados para siempre al haberles sido arrebatada una parte esencial de sus existencias. El filme, que combina perfectamente testimonios reales de familiares y amigos de los asesinados, un político y el joven escolta encargado de protegerle, con el relato confesional sobre el funcionamiento de esa perversa maquinaria de matar, es un estremecedor documento que emociona desde sus primeras imágenes por la profundidad del sufrimiento que desprende, dejando imborrable constancia de la injustificable barbarie perpetrada por un odio ancestral e irrefrenable escudado en una ideología tan demente como sus propios brazos ejecutores. No están locos, no son monstruos ni alienígenas, ni están obnubilados al cometer sus cobardes hazañas, simplemente son débiles ignorantes identificados con imágenes de poder y dominio que les permitan elevarse por encima de su insufrible mediocridad existencial. El fascismo y cualquier tipo de totalitarismo siempre se han nutrido, y así lo seguirán haciendo, de este infame material humano. El planteamiento del terrorista es tan infantil que acaba actuando la crueldad nacida de una frustración lógica, la que él mismo percibe continuamente en la realidad frente a sus demandas regresivas tendentes a restablecer un supuesto pasado mítico. El vacío que dejan estos asesinos en la vida de cientos de personas reclama una justicia eficaz y comprometida, bien ejemplificada en las diversas actitudes con que muchos de los allegados de las víctimas tratan de hallar formas de explicar lo sucedido o, al menos, de continuar viviendo sin el gusano de la venganza devorando su corazón. Nadie que no haya perdido de un modo brutal y sanguinario a un ser amado podrá entender perfectamente lo que digo, pero sí comprenderá empáticamente el insondable e infranqueable abismo que puede abrirse a partir de ese instante entre él y la felicidad, una para siempre difuminada grisalla bajo la eterna sombra del absurdo. La cinta de Santillana, con guión del siempre magnífico y comprometido Elías Querejeta, conmueve por su negra y descarnada verdad. Absolutamente necesaria. Muy Buena.

Ahora debemos estar más esperanzados que nunca, la solución parece adivinarse como posible.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Esperanza
Fecha de publicación: 2004-03-15 16:26:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1111 veces)   (a 7 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Esperanza

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*