[ESCENA 1] Sobre la Mentira de la verdad  y la Verdad de la mentira. A veces es complicado acceder a lo que consideramos verdad o, al menos, un tipo de verdad. Cuando teorizamos a partir de uno mismo, de la propia introspección voluntariosa, caemos en el “mal de fábula” y restringimos el espectro de experiencias que podría actuar como soporte de nuestras tesis. En cambio, la ficción pura otorga una voz que no es la propia pero que es mucho más que la propia, permitiéndonos el acceso a otras dimensiones de la subjetividad, más o menos conscientes, en forma de personajes, descripciones, digresiones y alusiones a otros universos que son el nuestro pero que entran o podrían  entrar en perfecta contradicción con el nuestro. De esta forma tan peculiar y, por qué no decirlo, irritantemente paradójica podemos afirmar sin temor a equivocarnos que solo en el auténtico corazón de la mentira reside la verdadera respuesta al enigma de la Verdad. Que esa contestación nos colme el raciocinio o nos deje completamente insatisfechos es algo que no anticiparemos hasta conocerla.

 

[ESCENA 2] Sobre los condicionamientos en Red. Recientes investigaciones afirman que hasta el tercer nivel de amigos (amigos de amigos de nuestros amigos) somos sorprendentemente influenciables en actitudes y conductas que nos siguen pareciendo indiscutiblemente propias. Ahora, cuando la imbricación en redes sociales nos fija sobre una media de 150 amigos por persona registrada dentro de una compleja arquitectura capaz de atrapar nuestros intereses, desvelar abierta o encubiertamente algunos de nuestros secretos, y jugar con los deseos y máscaras de nuestras identidades, reales o soñadas, mediante un laberinto de seductores espejos multiplicadores de imágenes, habría que preguntarse en qué niveles de influencia nos movemos y hasta qué punto ya estamos siendo condicionados en nuestra vida diaria por entes completamente desconocidos que colonizan los sentimientos en que solemos basar nuestras decisiones. Pero, ¿y si después de todo nada pudiera salvarnos de nuestra, en el fondo, inquebrantable soledad tal y como nos sugiere la habitual y compulsiva recarga de la página web a la espera de una respuesta a la que otorgaríamos la mágica capacidad de salvarnos?

 

[ESCENA 3] Sobre el optimismo del pesimismo. A veces la mejor forma de aceptar una reflexión oscura y pesimista es recubrirla con el elemento opuesto, y esto siempre es un acierto porque desactiva inevitablemente todo su potencial crítico. Y esto es detectable en cualquier valoración o reseña que se precie: primero se constata la realidad desesperanzada del pensamiento en cuestión, para a continuación proponer una segunda lectura apuntando a  los lectores más avezados: en verdad os digo que aquello que late agazapado bajo esa ciénaga es un humor jocoso y divertido capaz de disfrutar con inusitado deleite de toda esa realidad superficialmente denostada. Con esta operación mantendríamos intacta nuestra singular apetito por la destrucción, sobrevolando el peligro real mediante una atribución con el poder de suavizar las aristas más incómodas por afiladas. Integramos en nuestra imagen la del desencanto lúcido y la risa fundamentalmente inofensiva. Una operación infalible para mantener una posición rebelde y complaciente al mismo tiempo, una hábil aporía para evitar cualquier atisbo de contradicción.

 

[ESCENA 4] Sobre volúmenes y superficies. La relación entre el volumen de un cuerpo y la superficie de piel que lo recubre presenta efectos diferenciales sobre otros parámetros de importancia vital. Así, pues, la velocidad del metabolismo y la esperanza media de vida se verían afectados de forma distinta en función de la relación establecida: la comparación entre un organismo de gran volumen y poca superficie (elefante) y otro con la proporción inversa (microorganismo) nos daría la clave para entender este singular fenómeno. El gran mamífero sería longevo y su camada se reduciría a un espécimen, mientras que el microbio haría gala de un frenesí reproductivo en un corto periodo de tiempo vital. El ejército microscópico se multiplicará sin control y acabará convertido en plaga mortífera que dejará millones de muertos sobre la tierra, el gigante apenas si matará una mosca a lo largo de toda su vida. ¿Por qué seguimos empeñados en asociar la destrucción de la cacharrería con el lento y previsible desplazamiento de una mole?

 

[ESCENA 5] Sobre la tentación de procrear. ¿Por qué existe la necesidad de tener descendencia? ¿Se trata de perpetuar la memoria, adquirir un imaginario sentido de inmortalidad, suplir carencias, prolongar la propia identidad, influir en el devenir histórico? ¿O nada de esto es cierto y la razón última se hunde en la noche de los tiempos? Pero de algo no hay duda: tener hijos conlleva o debería conllevar para los progenitores una responsabilidad tan enorme como voluntariamente asumida. Y tal vez estemos confundiendo continuamente causas con objetivos, mezclando por qué y para qué de una forma que abunda en nuestra desorientación generalizada. En un mundo desprovisto de cualquier atisbo de trascendencia, ¿qué sentido tiene continuar prolongando vidas que concluirán en la nada? Al revés. En un universo con ultramundano significado teleológico, ¿para qué prolongar innecesariamente el sufrimiento?

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

ESCENARIOS II
Fecha de publicación: 2011-05-09 08:05:38, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 2062 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

ESCENARIOS II

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


Tony
resumen publicada el (10/05/2011 07:05:17)

ESCENA 1: El universo es una parábola de la verdad, por eso es curvo. ESCENA 2: La red (con sus agujeros) es la base residual de los pensamientos palancas (con sus carencias relativistas). Es pura redundancia/empatía. ESCENA 3: El humor es una defensa ante la muerte pero la muerte no existe ((son)risas). ESCENA 4: Mayor gravedad=>mayor masa=>mayor dilatación entrópica=>menor resistencia<=mayor consistencia reactiva<=menor masa<=menor gravedad=>menor dilatación entrópica<=mayor gravedad ESCENA 5: PRO "en vez de" "delante de" "impulso" "publicacion" "contradiccion"

Oscar
Sobre la tentación de re-procrear publicada el (09/05/2011 16:05:11)

ESCENA5: decía Schopenhauer: [Desear la inmortalidad es desear la perpetuación de un gran error.] Yo creo que una de las cosas más interesantes a la hora de tener de hijos es la posibilidad de traspasarles nuestros conocimientos (por escasos que sean), contarles desde nuestra experiencia como vemos el mundo que nos rodea para que ellos puedan partir desde nuestro punto de vista para construir el suyo. Hoy se ha perdido esto de manera alarmante, la mayoría de los padres no se preocupan más que de las necesidades elementales de sus hijos (techo-hipoteca, comida-basura, educación-concertada) No es de extrañar que la sociedad esté en decadencia y cayendo en picado...

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*