Una semana más con las esperanzas puestas en su pronta conclusión, porque eso significará restar tiempo para hallar por fin un estado de permanente equilibrio y bienestar, aunque para ello sea preciso atravesar estos tres meses con la presión empresarial encima justo de mi cogote. Felicidades de antemano a mi Luz en el nuevo verano que mañana mismo añadirá a su espléndida y lozana belleza, al tiempo que hago sonar en mis lóbulos temporales ese maravilloso Waltz 2 from Jazz Suite del genial Dmtri Shostakovich dedicado precisamente a esa prodigiosa ternura con que ella sabe captar el lado más puro de todo cuanto nos rodea, concluyendo para finalizar, al término, con la espléndida voz de Diana Krall fabricando unas soberbias interpretaciones vocales en su magnífico "Only Trust Your". Es justo en este preciso instante cuando establezco una previsión de visita a la pintura surreal de Luis Fernández, Delvaux y Magritte, mientras avanzo no sin cierta dificultad a través de los laberintos narcisistas del Duelo y melancolía freudiano, llegando entonces a la certeza de la función anamórfica presente en la verdadera y auténtica belleza, aquella que a veces nos hace presuntamente tolerable lo que de por sí es absolutamente inconcebible por el horror que en sus entrañas comporta. Admiro de nuevo El Ángelus de Millet, prueba más que evidente de lo que acabo de sostener, y al poco aparecen sus hermosos ojos posados sobre los míos, su mirada profunda, sus palabras refrescantes, su tacto reparador, y ambos nos disponemos a emitir la pulsación que esa pequeña luz aproximándose lentamente parece demandarnos. PUSH IT:

Gonzalo Suárez: El detective y la muerte. Es complicado distinguir en la filmografía de este ilustre cineasta y escritor una línea divisoria clara entre literatura y cine, hasta el punto de que en el filme que nos ocupa la barrera parece haber desaparecido por completo, ofreciéndose a nuestro exquisito paladar cinéfilo una composición visual próxima en algunos aspectos a un cierto tipo de universo "lynchiano", que esconde tras de sí, más bien integra de modo estructural, una arquitectura literaria centrada en unos diálogos conceptualmente complejos y muy trabajados, como un jambaje cuyas puertas, al abrir la trampilla, dejarán paso a la visión de afiladas cuchillas de incierto y subyugante sentido, un sentido centralmente anudado al tema de la Muerte y sus oscuras relaciones con la Vida y el Poder, los tres vértices de un triángulo fantasmático que Suárez maneja con indiscutible maestría. Una historia negra, muy negra, bien elaborada con dosis de humor desconcertante a cargo de un genial Carmelo "hombre oscuro" Gómez, un escepticismo atroz encarnado por el siempre competente Javier "detective" Bardem, el poder hórrido y destructivo de un mayestático Héctor "GM" Alterio, y finalmente la perversa sensualidad madura inscripta en la elegancia incombustible de Charo "duquesa" López: una translúcida gasa de tul y organdí recubriendo las cuencas vacías de la Dama que nunca devuelve lo que se lleva, pues como máximo cambia una vida por otra. Una extrañeza muy recomendable.

Federico Fellini: Saytiricon. La inmortal obra de Petronio bajo el prisma genial, excesivo, subversivo, revolucionario, antidogmático y profundamente personal de uno de los más grandes personajes que haya alumbrado jamás el séptimo vicio en su vertiente directiva, pues en efecto Fellini es un creador total, libre, enigmático, el gran mentiroso cuya potencia visual sólo es comparable a su portentosa imaginación narradora capaz de fabricar historias anidadas en otras mediante un universo simbólico de enorme complejidad intelectual. Es precisamente el caso dentro de este experimento visual al borde del surrealismo más absoluto, plagado de ecuaciones freudianas, y dotado de una intemperancia exuberante que dota al conjunto de una frescura absolutamente intemporal, por eso más contemporánea que las supuestas producciones actuales, pues conectaría directamente (esto lo firmaría el mismo Azaña) con otras corrientes subterráneas sobre cuyas aguas seguirían navegando las creaciones más universales gestadas por el intelecto humano. Un recorrido abrumador, impactante y decadente a través de la putrefacción-liberación moral acaecida en el Imperio Romano y, por similitudes bien detectables, es decir, por extensión, en nuestro propio CyberImperio Virtual y glo-(b/c)-alizado. En consecuencia, una experiencia irrepetible nacida de las entrañas productivas del autor de esa magna obra llamada "Amarcord". Deslumbrante.

Juan Luis Yborra y Yolanda García Serrano: Kilómetro CERO. Alguien debería pagar caro este desaguisado infumable con aires pretenciosos de redención feliz, por el hecho de haber permitido que el ridículo más atroz se instale en lo que ha de tomarse como templo artístico y jamás como barraca de feria. Una tontería insoportable con secuencias para ruborizarse de puro desastrosas y algunas interpretaciones dignas de figurar en el museo visual de los horrores. Lo que pretende ser un filme coral, divertido y con cierta sustancia reflexiva, es en realidad una cinta correosa, aburrida y más ingenua que la política electoral de Llamazares. ¿Cómo puede financiarse un subproducto de semejante infracategoría, estrenarse en pantallas dignas y finalmente programarse en la televisión pública? Lo mejor que su pase nocturno posiblemente evitó algún trauma infantil irreparable. Si ya calificamos como "muy mala" ese esperpento llamado "Amor de hombre" (con Loles León haciendo de ella misma), ésta supone la consagración definitiva de la subnormalidad posurbana. Lamentable.

Alfred Hitchcock: La trama. Lamentable entrega del genial Hitchcock en un filme previsible, incongruente y falto de ese finísimo hilo tensional que ha hecho de este cineasta uno de los grandes maestros del séptimo vicio. En efecto, muchos defectos dentro de una película que incluso adolece de un humor grueso bien alejado de la inteligente ironía de que suele hacer gala este realizador. La cinta anuda con forzado azar dos historias que se persiguen mutuamente sin saberlo y que finalmente ofrecen un desenlace tan sonrojante como ridículo. Hay que verlo para creerlo. Sólo la presencia del competente Bruce Dern hace soportable el esfuerzo. Mala.

Y ahora os dejo con la intención de incorporar a mis filas bibliófilas la nueva novela del interesante Paul Auster, y especialmente contento por el premio obtenido por el inteligente Sean Penn en recién concluida edición de la Mostra. Pronto llegará lo nuevo de los Coen, lo nuevo de Kitano (ha sido el mejor director, muy grande), lo nuevo de Bertolucci y lo nuevo de González Iñárritu, es decir, el mejor cine que uno pueda imaginar. Sed buenos, tratad de cohonestar el odio a Rajoy con el solemne repudio a Zapatero, y leed en espirales de profundización creciente ésta y otras sugerentes aproximaciones culturetas presentes en ese estupendo, inteligente y admirable sitio de nuestro querido Oscar, siempre absolutamente recomendable. Bon Apetit.


)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

El velo de la belleza
Fecha de publicación: 2003-09-09 09:27:00, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1263 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

El velo de la belleza

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*