Situémonos una vez más en contexto. Ya habíamos sabido de la corrupción generalizada del gobierno papal que era capaz de emitir todo tipo de evidencias y bulas exculpatorias destinadas a aquellos que tuvieran dinero suficiente para pagar su futuro lugar en el paraíso. Frente a esta situación de, este sí, engaño masivo y la existencia una incultura popular generalizada donde la superchería, el temor ciego y la fe infundada en dogmas arbitrarios campaban por sus respetos a lo largo, ancho y profundo de un ambiente cada vez más oscurecido por las grises nubes de las guerras de religión se alzará como un huracán purificador y verdadero la figura herética de Lutero. Y no tardará mucho el Papa León X en condenarlo directamente al Infierno mediante su bula de excomunión. Pero el derrochador y hedonista pontífice no viviría lo suficiente para librar su particular batalla contra la Reforma Protestante: abandonará repentinamente su particular valle de lágrimas en 1521 a causa de un fatal resfriado. ¿Qué sucederá entonces? Pues que transcurridos dos años, y tras la muerte de Adriano VI, Julio será nombrado nuevo Papa; el fiel, voluntarioso, honesto y duro primo Julio, más conocido como Clemente VII. Será a partir de entonces cuando la amenaza de la sombra luterana comience a alargarse más peligrosamente si cabe, dejando sentir más intensamente su amenaza ahora sobre la Roma babilónica regida por el poder que emana de los Médici. Pero lo peor está todavía por llegar. Es curioso que el dueño del solio pontificio tratara por todos los medios de mantenerse alejado de la influencia de la monarquía española del emperador Carlos I al que más tarde tendrá que aproximarse para contrarrestar el creciente poderío de los turcos, aliados "antinaturales" del monarca francés Francisco I a quien precisamente había recurrido para frenar la influencia italiana del rey hispano.

Durante el terrible y sangriento saqueo de Roma Clemente ha de refugiarse en el castillo de San Angelo, el viejo mausoleo del emperador Adriano. El Papa se halla cautivo en su fortaleza mientras Roma es asaltada y saqueada en una orgía de violencia, destrucción y sangre. Permanece encerrado en el castillo durante siete meses hasta que decide poner en práctica una hábil estratagema para poder escapar con vida. Se viste con harapos, a los que cose joyas en su parte interior, soborna, promete recompensas y con la ayuda de algunos incondicionales logra coronar su operación con éxito. La nueva seguridad la buscará una vez más en su ciudad natal, Florencia. Pero allí las cosas también han tomado un cariz muy negro para los Médici. Tanto es así que un banco lanzado desde el ayuntamiento quiebra lamentablemente un brazo del David de Miguel Ángel. Pero ahora Clemente es más fuerte y se encuentra listo para atacar Florencia.

Durante aquellos tremendos sucesos Miguel Ángel, atrapado en la Iglesia de San Lorenzo, hubo de permanecer escondido en las tumbas que había construido para los dos primos Médici.

Pero cautiva en Florencia también se hallaba Catalina, sobrina de Clemente VII, la última heredera legítima de la Familia y futura madre del monarca francés Carlos IX, cuyo fatídico reinado desembocará en la infame y triste noche de San Bartolomé (1572) en que las afiladas armas de los hombres del duque Enrique de Guisa y sus seguidores católicos dieron caza y muerte a más de 5000 hugonotes (véase la enorme película de Patrice Chéreau "La reina Margot" para comprobar la ferocidad de esta femme fatale del siglo XVI). El caso es que los enemigos de Julio amenazaron con recluir a Catalina en un prostíbulo para militares si el Papa no retiraba las tropas y éste tuvo necesariamente que ceder al chantaje. Pero sabía muy bien lo que hacía. Con tan sólo catorce años la sobrina del Pontífice se convertiría en esposa del rey de Francia.

Cuando Clemente por fin retornó a Roma, temeroso por su vida, viendo cada vez más próxima la cercanía de su muerte, decidió librar su última batalla por la inmortalidad histórica al encargar a Miguel Ángel una obra desmesurada, apocalíptica y trágica: el portentoso fresco del Juicio Final en el altar de la Capilla Sixtina. Todo el sufrimiento, el terror, el drama, la violencia y la angustia de aquella luminosa y oscura época encuentra en la obra del genial artista su más auténtica y lograda representación pictórica. Clemente moriría en el año 1534 sin ver concluida la gran obra del maestro Buonarroti. Pero nosotros sí la hemos visto y nos hemos interrogado acerca de alguna que otra cuestión existencial con relación al maestro. Del mismo modo como alguien puede asumir una identificación inconsciente con los modelos sociales externos que le han sido propuestos desde la infancia y comportarse luego conforme a las consecuencias que no adaptarse correctamente a ese patrón le provoca, la angustia ligada a sus dudas sobre su propia identidad y afectividad, podemos también imaginar la forja de este incomparable genio artístico (como nos gusta usar la palabra "genio" al lado de las últimas reivindicaciones del gran crítico Harold Bloom) al no haber renunciado jamás a su verdadero centro experiencial e intelectual, no habiéndose plegado a las exigencias externas más allá de aquellos requerimientos que efectivamente le hacían prosperar en su propio camino de autorrealización progresiva. Su carácter especialmente asertivo y complicado en sus interacciones sociales nos sirve de pretexto para imaginar la mítica génesis de un rebelde con causa, inteligentísimo a la hora de aprovechar las oportunidades ambientales para ir desarrollando toda su potencialidad en un mundo de adversidades continuas, simplemente genial. Aunque mucho más limitada y menos genial desde luego será la visión que en otra entrega del Rincón obtengamos de la visión deslumbrante de la Capilla Sixtina...


)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

AZOTES DE DIOS
Fecha de publicación: 2005-09-27 01:02:43, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 1385 veces)   (a 6 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

AZOTES DE DIOS

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*