Un desierto, una extensión de terreno que la vista no abarca y cuya fisonomía se asemeja a la piel reseca de una serpiente, así puede recordarse el pasado bajo la nueva luz fulgurante que ilumina la existencia con una intensidad hasta este momento desconocida, deslumbrante, esclarecedora, vital. Las portentosas composiciones del gran Sting (...all this time) me sirven de marco referencial sonoro para este torrente emocional que me desborda, que me invade, que ya es dueño de todo mi ser, a la vez que me hundo en un sueño tranquilo y placentero profundamente reparador, un lugar desde donde rescato un escrito perfectamente ajustado a nuestro particular reconocimiento, nada menos que Takeshi Kitano y su poética "Dolls", obra de una belleza arrebatadora e incomparable, una ebúrnea torre donde hallar una reflexión hermosa, profunda y deslumbrante sobre ese sentimiento oceánico y maravilloso capaz de ofrecernos la solución adecuada a las opacidades deterministas anidadas en los oscuros recovecos de la memoria, esos pozos anegados de tiempo estancado, que la luz del Amor transforma en materia translúcida al reconvertir su contenido en piezas necesarias de un puzzle hasta ese momento imposible de (re)construir. La "anunciación" en ese portal extraordinario, inteligente, interesante, lúcido, de esmerada estética y acertadas propuestas llamado www.parentesys.es

Con el permiso de Oscar y consciente de que abuso de su confianza, Ana y yo ampliaremos los comentarios con relación al "gran evento". Os dejo con Kitano. Bon Apetit:

 

 

Dolls de Takeshi Kitano: Una poética trascendente del teatro de la vida.

Por fin. Sí, emocionado todavía, temblando extáticamente frente a una belleza cegadora y desbordante, así me dispongo a comentar esta auténtica joya del séptimo, ahora con más razón que nunca, Arte; una absoluta y memorable Obra Maestra perteneciente a uno de los realizadores más queridos aquí en el Rincón, capaz de hurgar sin contemplaciones, con sabiduría y sensibilidad extremas, en los pliegues más recónditos de las emociones humanas, allí donde la luz negra del sentimiento puro, de la imagen abrasadora, quema el entendimiento con una artera de fuego.

Qué maravilla, qué trabajo el de Kitano para ofrecernos una narración bella, abstracta y simbólica hasta decir basta, y lo que es mejor, una aproximación trascendental y trágica al misterio inconmensurable de ese doloroso enigma al que solemos llamar amor. Kitano utiliza su cámara como si del propio Shamisen se tratase (el instrumento de cuerda utilizado en el teatro de títeres BUNRAKU muy semejante a una mandolina), y con un plectro de sabiduría extrae las melancólicas notas habitantes de un silencio poético cuya música sólo puede escucharse en lo más hondo del corazón. Inmersos en esa desgarradora belleza, nos convertimos en Tayu (el que oficia de narrador en la representación de los "muñecos") para contarnos a nosotros mismos el verdadero significado de tres hermosas historias pasionales, que aparecen sabiamente entrelazadas y cuyo sentido emerge condensado, adherido a un cromatismo deliberadamente esencialista, como si hubiera permanecido diluido en una etérea solución universal de translúcida consistencia y ahora precipitase por fin en su auténtica química constitutiva.

Existe una historia conductora y principal alrededor de la cual vienen a articularse las dos narraciones restantes y que está claramente influenciada por la obra popular "Los amantes suicidas de Amijima", escrita por el dramaturgo Monzaemon Chikamatsu (1653-1725) en la que sin duda constituye la cumbre expresiva del teatro de marionetas surgido a comienzos del siglo XVII. Tres son las escenas que componen la obra de Chikamatsu, que redujo las cinco habituales en su tiempo, y tres son los relatos con los que juega Kitano, dando primacía a la bellísima tragedia de los dos amantes autoexiliados cuya conducta remueve los cimientos del honor familiar y la cultura del éxito económico. Atados por el cordón rojo de sus sentimientos, atravesarán las diferentes estaciones de su existencia hasta desembocar en un océano donde su particular periplo quede finalmente transfigurado en un cuadro simbólico de indudables resonancias metafísicas. No es menos hermoso el crepuscular amor del Yakuza asediado por una melancolía que se nutre del vacío de lo que pudo ser, o la ceguera autoinfligida en el caso de un amante cuya pasión se alimenta precisamente del culto a una idealización imaginaria. El silencio, también como manifestación palpable de una emocionalidad creciente, adquiere a través de las intersecciones entre personajes su definitiva configuración formal, embastando movimientos pasionales subterráneos en el mayestático brocado de la imagen cromática.

Todo es armonioso y perfecto, resplandeciente y desgarrador, trascendente y a la vez despiadadamente concreto. Se trata, pues, de una majestuosa poética del sufrimiento y del amor, fusionadas ambas vivencias en un abrazo de una belleza deslumbrante y profundamente turbadora. El misterio de la auténtica emoción recreado en la superficie profunda generada por la imagen-movimiento. El color del Arte. El de Kitano y esta impagable y sublime creación intemporal. ¿Obra Maestra o Clásico? Vosotros mismos.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Aniversario a escena.
Fecha de publicación: 2003-07-08 23:16:00, por Adrián Martínez buleo   (visto: 1069 veces)   (a 5 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Aniversario a escena.

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección El Rincón del Cultureta

   El Rincón del Cultureta en Google  :: Buscador de El Rincón del Cultureta      Creación de páginas web de El Rincón del Cultureta

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*