¿Por qué el Madrid practicó un gran fútbol en la final de Copa a pesar de mantener un estilo completamente diferente al sostenido por el Brasa?

Fútbol no es solo posesión y sobe y requetesobe de balón (y es también seguro que por desgracia el waka Brasa tiene más armas que esa), sino que dentro de ese “campo semántico de juego” caben otros conceptos más defensivos, achique de espacios, estrategias de contención y contraataque, etc. El Madrid planteó y ejecutó la mejor primera parte contra el Barcelona desde que su aplastante dominio europeo se erigiera en discurso único y supuestamente verdadero. Bueno, el año pasado ya no lo fue tanto tras la eliminación a manos de Mou en su querido estadio, el Camp Mou.

 

¿Cómo encajó la derrota el Brasa?

Muy mal. Su prepotencia les había llevado a considerarse ganadores virtuales antes de saltar al terreno de juego. La sorpresa para ellos fue mayúscula y no supieron digerirlo con deportividad. Acto seguido su entrenador dejó caer veladas críticas a la labor arbitral para provocar una reacción en cadena que tuvo las consecuencias que ya todos conocemos,  despojándose momentáneamente de la máscara habitual y demostrando que es uno más, y desde luego no mucho mejor que la inmensa mayoría. Cinismo en estado puro.

 

¿Qué pasara en el partido de vuelta de las semifinales de la Champions?

Está muy difícil para el Madrid pero no imposible. El potencial asperjador podría regar otra vez el césped y aguarnos definitivamente la fiesta. Pero también es posible lo contrario, apelar a la heroica y lograr una hazaña de dimensiones épicas (o al revés). De lo que no hay duda es de que será muy emocionante.

 

El fútbol que propone el Madrid resulta temeroso, ramplón, sin chispa, buscando siempre excusas justificadores de sus posibles derrotas. En el partido de ida de semifinales, el Barcelona mantuvo en su poder el balón un 80% del tiempo, y además para colmo la entrada de Pepe fue tarjeta roja directa.

La excusa de la posesión no mejora los argumentos esgrimidos. Ya se vio en la final de  Copa la posibilidad de ganarle al waka Brasa con otras armas tan legítimas y poderosas como las suyas. Llamar violentos y chuscos a los jugadores del Madrid es equivalente a tildar de mentirosos y simuladores a toda la plantilla del Brasa, algo completamente desorbitado e injusto, viendo como vimos que tan solo fueron Pedrito, Busquets y Alves quienes verdaderamente merecieron cartulinas por representar un vergonzoso teatro sobre el césped. El año pasado la táctica fue idéntica, pero afortunadamente, y de forma milagrosa, no pasaron a la final. ¿Cómo iban a consentir este año algo semejante? Con las prepotentes (esas sí), chusqueras, jactanciosas y elitistas (hay que llamarle de “usted” al Pepón mayor de la Orden, qué nivelazo) declaraciones del entrenador barcelonista lograron un cambio en la designación arbitral hacia el considerado peor juez de la liga alemana. Si a eso añadimos la estrategia victimista habitual tendríamos una ecuación cuyo resultado es más que previsible. Una cosa positiva se desprende de todo esto. Al menos levantará mucha polémica y a lo mejor se cortan y no dejan al Manchester con 10 en Wembley, permitiéndole competir en igualdad de condiciones. Eso, claro está, si pasan.

Y, como todo el mundo puede volver a ver y comprobar, la expulsión de Pepe fue totalmente injusta, una roja que se cargó el partido, dejando a los blancos en clara inferioridad numérica y estratégica, a merced de las manipulaciones y felonías peponas.

 

Pepe es un…

Esta comparación, ¿viene acaso por alguna extraña similitud hallada entre su rostro y la cabeza seccionada que arrojaron las hordas blaugunners a los pies de Figo y a resultas de lo cual, en lugar de sanción ejemplarizante, recibieron la callada como única respuesta institucional? No le vemos parecido, la verdad. Respecto a que el chico esté necesitando algún tipo de terapia de autocontrol, es algo que hemos defendido abiertamente apoyando en su momento las reiteradas quejas (y algo extremas, todo hay que decirlo) walterianas (from THE HARDEST), y es harto probable que el Madrid ya la haya puesto en marcha. Desde los arrebatos furiosos contra el Tottenham no ha habido nada especialmente punible en su conducta.

 

El Madrid decidió calentar el partido, presionar a los árbitros y a la afición de una forma premeditada para lograr el triunfo en el partido de la final de Copa.

Lo de ver conspiraciones, presionar al estamento arbitral (cambio de designación incluido), ir de víctimas, fingir y provocar sin conmiseración a los rivales es algo que el waka Brasa lleva patentando desde hace mucho tiempo, de ahí los grandes resultados que lleva cosechados (bueno, no tantos) en Europa durante los últimos tiempos. Lo del partido de ida de las semifinales de la Champions fue un Atraco Perfecto, el guión preestablecido para una final anunciada. ¡¡Fiat justitia et pereas mundus!!

 

El Real Madrid tiene siempre la obligación de salir a ganar. No lo hizo en el partido contra el Barcelona y se comportó como un equipo pequeño, sin grandeza. ¿Por qué han fichado a Adebayor? ¿Para qué sirve Özil? ¿Qué rol desempeña el juego alegre y vertical de Xabi Alonso? ¿Dónde se encuentra una auténtica idea de EQUIPO?

En este sentido se están confundiendo dos aspectos independientes sobre los que evidentemente pueden establecerse relaciones.

Parece evidente que Mou se equivocó en el planteamiento de la misma forma o en similar medida en que SÍ SUPO ACERTAR con los enfoques aplicados a los dos encuentros precedentes. Y fruto precisamente de esa buena estrategia es que había logrado recuperar cierta ventaja psicológica que no supo administrar adecuadamente y dilapidó de una forma incomprensible. Sí, lo acertado hubiera sido salir a por el partido, a morder, a presionar con fuerza e intensidad, empujando y jugando al ataque para aprovechar la inercia conseguida, utilizando el viento a favor de haber logrado gracias a la victoria de Copa revertir el movimiento aplastante y monótono del waka Brasa, transformando por completo el paisaje de la semifinal. Y el Brasa estaba tocado y muy nervioso, cosa que el propio Pepón mayor de la Orden se había encargado de demostrar con unas declaraciones salidas de tono y agresivas criticando la labor arbitral impecable de la final de Copa. En efecto, era el momento propicio y adecuado para haber ido a por todas y tratado de dejar la eliminatoria muy a favor del Madrid. Un palo del que los asperjadores no se habrían recuperado con facilidad, y que además hubiera servido para preparar el terreno de cara a la próxima  temporada. Efectivamente, todo esa ventaja se ha esfumado y habrá que esperar para que una oportunidad semejante se vuelva a presentar en el horizonte. ¿Y todo esto qué tiene que ver con que, a pesar de la estrategia defensiva, expulsaran injustamente a Pepe y trataran de finiquitar la semifinal de esa forma tan bochornosa? ¿Jugar de otra forma hubiera garantizado seguir con once hasta el final? Como puede verse, son dos hechos independientes sobre los que es posible establecer puentes y conexiones. Pero, ¿estarán acaso empíricamente relacionados, y el hecho de mantener un posicionamiento defensivo hace aumentar las sospechas y el escrutinio del árbitro, que de esa forma ve confirmados sus prejuicios y condicionamientos previos, percibiendo una realidad alternativa y cargándose de razón a la hora de ejecutar al supuesto infractor? Da lástima pensar que haya podido escaparse una ocasión de oro para haber liberado al universo futbolístico de la paralizante férula ejercida por el equipo culé.

De lo que no hay duda es  de la grandeza del Madrid como equipo, bien patente durante toda su dilatada trayectoria deportiva plagada de éxitos, y felizmente coronada con el triunfo logrado en la última final de Copa.

 

¿Ha perdido una cierta espontaneidad básica el juego del Madrid al renunciar a planteamientos netamente ofensivos tendentes a emular (sin descarga) una cierta desinhibición infantil?

En efecto, se trata de meter la pelota en la portería contraria, pero el fútbol no es solo atacar y atacar a lo loco sino que cuenta con otra serie de conceptos defensivos sin los cuales no podría entenderse la complejidad del juego en su totalidad. Ya se vio en la final de Copa la posibilidad de ganarle al waka Brasa con otras armas tan legítimas y poderosas como las suyas. Y la belleza estratégica que decantó la primera parte realizada por el Madrid satisfizo con creces a los amantes más exigentes de este maravilloso deporte.

No ofrece dudas el partido de la semifinal contra el Brasa, que fue malo de solemnidad y muy frustrante para el madridismo, puesto que efectivamente el Madrid tuvo una oportunidad de oro para reivindicar su grandeza una vez más e incomprensiblemente la dejó escapar. Cierto, pero no olvidemos que el árbitro se cargó la eliminatoria con una expulsión injusta en una jugada donde Pepe ni siquiera toca al rival. Vergonzosa y bochornosa y execrable la simulación de Busquets y Pedrito, así como la actitud del macarra Alves. ¿Será que el Barsa es una Farsa?

Efectivamente, ¡¡cómo disfrutábamos de niños jugando al fútbol!! De lo que no estoy tan seguro es de las consecuencias que hubiera tenido para nuestra pandilla si a alguno de nosotros se le hubiera ocurrido chillar como una gallina sin patada de por medio. Seguramente esa posibilidad infame y cobardica ni se nos pasaba por la cabeza. Le habríamos dado nosotros mismos una buena colleja y aparatado temporalmente del grupo. Tal vez algunos jugadores del Brasa comenzaron a jugar siendo adultos y se perdieron la lección.

 

¿Debe seguir Mou en el Madrid?

Una metedura de pata en el planteamiento estratégico, que por otra parte hubiera logrado su objetivo cerocerista de no ser por la infame intervención arbitral, no justifica una especie de linchamiento público. Es el momento de cerrar filas y enfrentarnos contra las hordas péptidas que han visto donde hincar diente y no van a parar. Y no nos engañemos, de los errores se aprende y este ES UN EQUIPO EN CONSTRUCCIÓN que le ha arrebatado la COPA DEL REY al Brasa Footer con inusitada e inopinada brillantez. Es un proyecto deportivo al que habría que otorgarle más plazo. Comenzar con nuevo entrenador el próximo año sería empezar de cero una vez más, tirando por tierra el trabajo realizado hasta el momento. Ahora toca continuidad y confianza en lo que está comenzado y comenzando.

Y por supuesto, estamos más que hartos de contemplar ayudas sospechosas dentro y fuera del campeonato liguero a un equipo teóricamente muy superior al resto. Si no las necesitan, ¿por qué las siguen recibiendo? Para la próxima temporada estaría bien y ayudaría bastante competir en igualdad de condiciones.

 

Messi es el mejor y lo demostró metiendo dos goles en la ida de la semifinal de Champions.

Efectivamente, Messi, the angry inch comenzó a brillar tras la injusta expulsión de Pepe. Y en el segundo gol no sé explica la conducta de la defensa madridista facilitándole el tránsito hacia la portería. Con esos mimbres cualquiera te hace un buen cesto. Es muy bueno, sí, pero no el mejor.

 

¿En qué medida nos guiamos por la Razón o por la Emoción a la hora de interpretar la expulsión de Pepe?

Una cosa son los hechos y otra muy distinta la interpretación sobre los mismos. Sí, sí, ya sabemos que la percepción de los hechos es en no pocas ocasiones indistinguible del bagaje teórico e ideológico con que se los contemple. Pero aquí hay cámaras. El jugador no le toca, y lo más probable es que si hubiera querido romperle la pierna, conociendo los antecedentes, lo hubiera hecho. Esto último es interpretación de intención, lo mismo que presuponer la idea antitética, que consiste en sostener el deseo de Pepe de cazar a Alves. La fuerza de ambas interpretaciones es la misma puesto que ninguna de las dos partes puede “ver” la realidad psicológica de Pepe sino inferirla. Así que solo nos queda el hecho visible para juzgar y castigar la acción. Y no se produce contacto.

El árbitro suele interpretar intencionalidad de hacer daño al rival cuando no hay ninguna posibilidad de disputar el balón y la entrada es manifiestamente violenta, dando pie a imaginar lo que hubiera sucedido de haber logrado su objetivo.  Tampoco se dan estos presupuestos. Hay balón disputado y la entrada es fuerte, intensa, pero no violenta. Tan solo la teatralidad exagerada del macarra histrión introduce arteramente ese matiz que termina por inclinar la balanza hacia el polo de la injusticia.

La conclusión es clara: ni siquiera es falta. Y tarjeta amarilla al provocador faramallero por simular.

 

¿Es factible el fichaje de Guardiola por el Madrid?

NOOOOOOOO!!!!!  Sabemos que a él le gustaría mucho, pero entonces tendría que aprender a jugar con diez y el pobre no está acostumbrado.

 

¿Una nueva definición de Fútbol?

Rápidamente se nos viene a la cabeza la clásica de Alemania, ya se sabe, 11 contra 11 y siempre ganan los teutones. Pero convendría remozar el cliché para ir sustituyéndolo por algo mucho más aproximado a la realidad: El fútbol es un deporte donde juegan 11 contra 10 y siempre gana el Barcelona.

No está mal, nos gusta!!

 

¿Un título para toda esta película?

Se llamaría BLAU GUNNER. Y el replicante interpretado por Rutger Hauer terminaría diciendo algo así como:

“He visto Ligas estelares aterrizar en Madrid, Copas de Europa más allá de la constelación del Brasa, galácticos derribar cruceros imperiales de la UEFA, y todas esas vivencias se perderán en el tiempo como títulos en la sala de trofeos… Es hora de MOUrir.”

 

¿Quién es realmente el mejor?

Está claro. Chapi es EL MEJOR. 

 
)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

REAL MADRID VS. BARCELONA: UNA POLÉMICA ABIERTA
Fecha de publicación: 2011-05-03 09:05:17, por ephreon   (visto: 2332 veces)   (a 9 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

REAL MADRID VS. BARCELONA: UNA POLÉMICA ABIERTA

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Deporte

   Deporte en Google  :: Buscador de Deporte      Creación de páginas web de Deporte

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


Adri
ATRACO PERFECTO publicada el (04/05/2011 15:05:19)

Enhorabuena Don PEPINHO, has logrado llegar a la final de una forma lamentable. El REAL MADRID ha sido el equipo realmente GRANDE sobre el césped. Así se pierde, con dignidad, verdad y orgullo. ¡¡HALA MADRID!!

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*