Está bien, a mí todos los añafileros, que se oiga grande y fuerte el estruendo, porque la Liga vuelve y con ella la posibilidad para el Real Madrid de seguir incrementando su considerable ventaja respecto a su más inmediato y desagradable perseguidor: el infame, engreído, prepotente, soberbio, farsante e insufrible waka Brasa, bien protegido y espoleado por una demoledora maquinaria mediática empeñada una y otra vez en proyectar sus miserias totalitarias contra el luminoso club blanco. Verbigracia, nos podemos encontrar retratos psicológicos infames vomitados desde la pérfida Albión sobre la figura del entrenador blanco, o desde ecos radiofónicos de analistas resentidos que persiguen en sus oscuros sueños una restitución que les haga recuperar su omnímodo poder perdido. La tenebrosa presciencia de tales entramados e indeseables sujetos no es tal sino nauseabunda premeditación y cohecho con el detestable fin de lograr un desmoronamiento en el envidiado rival, cosa que por supuesto no consiguen o lo hacen en una medida muy inferior a lo por ellos previsto. Así las cosas, con el convoluto procedente de esos pérfidos antros de manipulación y poder, ¿qué podríamos nosotros, observadores implacables y metódicos, decir o afirmar con relación a tan espinosas y difíciles cuestiones? Pues algo así como lo que algunos sujetos pueden llegar a sostener cuando se enzarzan en discusiones de corte político o ético que les superan por su formación y cuyo resultado final, cuando se carece de argumentación positiva, es siempre el mismo: nosotros somos los buenos, los éticamente superiores, los que en realidad no emitimos ningún juicio de valor porque el valor ya cae apriorísticamente de nuestro lado, y que sin embargo escatimamos el mismo derecho a los considerados enemigos, gente sin honor, malsanos y malhadados por definición, seres incapaces de distinguir entre el bien y el mal, como si en verdad la realidad tuviera necesariamente que terminar reducida a categorías excluyentes anuladoras de cualquier otra opción alternativa: el colmo de la maquinación disyuntiva, intencionalidad malsana cuyo único objetivo pasa por la confrontación prejuiciosa y sectaria. Contra semejantes ataques desmemoriados, tal vez fruto de un olvido autoimpuesto o motivados quizá por la propia ignorancia de quien los ejerce, ¿qué podemos hacer? Actuar de forma relajada, tranquila, manteniendo la compostura y enumerando todas y cada una de las fechorías del rival (a estas alturas ya presa de una airada rubicundez), dejando espacio al diálogo y preparando el terreno para que el próximo (des)encuentro se resuelva totalmente a nuestro favor. De esta guisa, los niños y ahijados de Don Pepinho, braseros impenitentes y sumamente impertinentes, sufrirán las lógicas consecuencias que su ilógico despropósito merece.

En román paladino: Cada día, en villa Brasa, se comete un pecado de lesa humanidad, / y han de pagar su culpa sin desmentido: / un punto menos por cada agravio cometido / contra el código ético universal.

Parece evidente y comprobable que las últimas quejas y lloriqueos sobre las actuaciones arbitrales dieron su rédito en la ida de las semifinales de Copa contra el Valencia, equipo claramente perjudicado cuando el bulto sospechoso con pito y tarjetas se tragó una de las expulsiones más claras y notorias que cualquier aficionado decente al fútbol haya podido alguna vez imaginar. No, Pinto no se cae azarosamente y para el balón con la axila, más bien se lanza con determinación y lo intercepta con la mano, lo cual hubiera debido provocar su inmediata expulsión y el consiguiente perjuicio (admitido por el propio Don Pepinho) para la quejumbrosa “guardiolería” restante. Pero no fue así, prevaleció la injusticia y el Villarato triunfó una vez más. ¿Hasta cuándo? Se admiten apuestas.

¿Más? Que deseamos un partido memorable en el Coliseo getafense y también el triunfo del Atlético de Madrid la noche del domingo en el Calderón, con un equipo rojiblanco renacido tras la llegada de Simeone, pletórico de fuerza y empuje, que ahora sí tendrá una verdadera prueba de fuego y estruendo, que por algo llega el Valencia y su enojada traca.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

EL REAL MADRID ESPERA SEGUIR CONSERVANDO SU AMPLIA VENTAJA DE SIETE PUNTOS SOBRE SU ETERNO Y CANSINO PERSEGUIDOR
Fecha de publicación: 2012-02-03 08:02:29, por ephreon   (visto: 3027 veces)   (a 7 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

EL REAL MADRID ESPERA SEGUIR CONSERVANDO SU AMPLIA VENTAJA DE SIETE PUNTOS SOBRE SU ETERNO Y CANSINO PERSEGUIDOR

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Deporte

   Deporte en Google  :: Buscador de Deporte      Creación de páginas web de Deporte

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


Autor
No te borro publicada el (06/02/2012 22:02:24)

Pues no, contra los insultos sucios e infames de personajes maleducados lo mejor es actuar precisamente de la forma contraria. Por cierto, tanto usar el término "mandril" tal vez denote alguna preferencia mucho más baja y oscura... (busque en el diccionario, lo necesitará). Le responderé de idéntica forma a como lo hizo un caballero cuando su oponente dialéctico, en medio de un discusión literaria, le arrojó a la cara un vaso de vino: "Lo que acaba de hacer, señor, es una digresión; espero su argumento".

yo
retrased 2 publicada el (06/02/2012 04:02:42)

Por cierto bobo, si buscas robos preguntale al malaga, valencia, bilbao, at madrid, mallorca, getafe, etc, etc, etc.. esta liga esta mas sucia que la historia del Mandril...

yo
retrased publicada el (06/02/2012 04:02:45)

menudo retrasao esta echo, si en esta liga hay un equipo ladron, miserable, ruin, cerdo, violento, sucio, prepotente, mediocre, inutil, miserable y mafiosos el Mandril de los merengutanes como tu, el equipo con la historia mas negra del futbol mundial.. como diria maradona siguela mamando paleto. y ahora vas y me borras.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*