BEHIND DE CANDELABRA (2013) de Steven Soderbergh

Soderbergh vuela alto al aproximarse a la figura del legendario pianista Liberace, proponiendo su habitual tono frío, observador, excesivamente distante en algunos casos, pero siempre perspicaz e incisivo, para configurar un perfil complejo del controvertido músico al mostrarnos su egolatría, su soledad y, lo más interesante y núcleo de la película, las estrategias de huida y supervivencia psicológica a través de la vampirización de unos de sus amantes (espléndido Matt Damon) en una colusión de tintes perversos donde el amor fluye siempre hacia el sí mismo mediatizado por el canal del otro, a veces un espejo deformante que acaba rompiéndose cuando ya no puede reflejar lo que se le demanda. Al músico le presta gesto y modales, psicología y recursos, un monumental MICHAEL DOUGLAS en el que posiblemente sea uno de los papeles más importantes y conseguidos de su vida. Muy buena.

 

GUERRA MUNDIAL Z de Marc Forster (2013)

Dirección notabilísima la ofrecida por Marc Forster. Pero si: a) hubiera contando con un guión realmente elaborado o, cuando menos, más exigente o menos complaciente, y b) hubiese cuidado ciertos detalles ligados a la verosimilitud de la historia, entonces, y solo entonces, podríamos haber estado hablando en estos instantes de una película sobresaliente. ¿Resulta entretenida? Sí. ¿Regala momentos de auténtica tensión apuntalados en una puesta en escena casi perfecta? Sí. ¿Falla el conjunto y repele la innecesaria coda final? También. ¿Habrá secuela? Por supuesto.

 

OTROS PUEBLOS de Luis Pancorbo (1983-2013)

A estas alturas de la película decir que el antropólogo LUIS PANCORBO es una de las figuras más importantes y relevantes de la cultura española resulta poco llamativo por archiconocido, y además es completamente cierto. Aventurero, intrépido, elegante y preciso en gestualidad y habla, sabio abanderado del relativismo cultural, Pancorbo es responsable de una serie fundamental, un hito cultural que también, y con total justicia, es catalogada de mítica por el común y el no común de los mortales: OTROS PUEBLOS. He aquí una perla, uno de los trabajos más duros, conmovedores y lúcidos del maestro. El ocaso trágico de los Kogi nos deja profunda huella, remitiéndonos directamente a las zonas más impenetrables de la condición humana. ¿Para cuándo una edición en DVD de toda la serie completa? Ya están tardando y se trata obviamente de una colección que no debería faltar en cualquier videoteca que se precie o tenga por tal. Una serie absolutamente IMPRESCINDIBLE.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/otros-pueblos/otros-pueblos-sierra-nevada-coca/2006426/

 

THE GIRL de Julian Jarrold (2012)

Marnie, la ladrona” es tal vez una de las películas de Hitchcock menos conocidas y más infravaloradas... hasta ahora. Porque es una OBRA MAESTRA absoluta e incontestable, un absorbente entramado psicoanalítico finamente hilado, denso y sombrío, que dio como excelso resultado un depuradísimo trabajo del maestro junto a su protagonista femenino, la maravillosa Tippi Hedren. Pues bien, esta extraordinaria “The Girl” indaga en el rodaje de “Los pájaros” (otra obra maestra, obviamente) como brillante exordio de “Marnie”, ofrecida esta como un ejercicio de cine asfixiante y tortuoso, terso en la superficie pero recorrido en el fondo por incontenibles corrientes emparentadas con el deseo, el miedo y la angustia, confrontándonos en todo momento con un retrato del genio creador nada complaciente, poliédrico, fracturado, y anclado siempre en el enganche adictivo y perverso a una imagen del goce lastrada por sus propios fantasmas, pero imprescindible para sublimar la pulsión en obra de arte. Un descenso a los infiernos de la creatividad sostenido por unas interpretaciones fabulosas, soberbias: la de una bellísima y estupenda Sienna Miller, y sobre todo el impresionante trabajo de un Toby Jones descomunal, que bajo kilos de maquillaje compone un Hitchcok vulnerable, manipulador, cínico, melancólico y, a la postre, genial. Excelente.

 

MARTHA MARCY MAY MARLENE de Sean Durkin (2011)

Buena, buena, buena, sí señor. Un debut arriesgado, de ritmo pausado y tensión creciente, exponiendo sin innecesarios didactismos el oscuro abismo que se abre bajo los pies de una joven atrapada en las garras de una secta liderada y manejada por un psicópata iluminado. Actuaciones potentes y un uso acertadísimo del fondo sonoro, son otros de los numerosos alicientes que nos presenta esta película relevante, oscura e incómoda, capaz de sintetizar en una breve reflexión lo que ya nos descubriera Glucksmann acerca de la operación encubierta que siempre lleva a cabo la estupidez sádica, tratando su abanderado idiota de resexualizar la violencia primigenia en lugar de mantener la consciencia de la dualidad irreconciliable entre Eros y Thánatos, cuna y origen ese perverso monismo recapitulador entre amor y odio de execrables justificaciones (individuales y colectivas) para la cruda destrucción del Otro.

 

LA TÍA TULA de Miguel Picazo (1964)

Como posible antídoto contra la que se nos avecina, vecina, aquí una Obra Maestra Absoluta que no defraudará a nadie y que, pasado el tiempo, se mantiene como una de las cimas de nuestro mejor Cine y, por extensión, del Viejo Continente. La adaptación de la obra de Unamuno es ejemplar, ofreciendo un perfecto retrato costumbrista de la sociedad que tan acertadamente nos muestra, pero no se queda ahí ni mucho menos, toda vez que su dispositivo narrativo absorbe la opresión ambiental para encerrar a sus protagonistas en su reflejo íntimo, dentro del claustro asfixiante del deseo, mórbido, reprimido, cuyas manifestaciones buscan desesperadamente salir a la superficie a cualquier precio, como síntoma o descarga violenta, sin remisión. Tula (excepcional Aurora Bautista) juega el triángulo del deseo a través de la hermana muerta, y logra placer en su propia renuncia y en la que provoca en su cuñado, con el que vive identificada en el papel de esposa fiel y cuidadora, pero obviamente sin el contacto de la carne. El círculo comienza y finaliza en la tía Tula, su satisfacción autoerótica alimenta su narcisismo y desata la desesperación del hombre que ve su libido frenada in extremis por el rigor de una sirena que le seduce para mejor frustrarle, en un juego de perversas causas y consecuencias. Miquel Picazo, autor de otra cumbre como “Extramuros”, filma con un rigor y una sequedad insólitas, brutales, en un blanco y negro prodigioso que acentúa más si cabe la noche oscura de una mujer habitada por fantasmas. Imprescindible.

 

AMOR de Michael Haneke (2012)

Si con “La cinta blanca”, el cineasta austriaco firmaba una de las películas más importantes y perfectas de los últimos años, con la monumental AMOR se pone a la altura de esas cimas cinematográficas donde solo respiran los auténticos artistas, y lo hace filmando una historia terrible, impactante, profunda en el mejor sentido del término, y, en consecuencia, profundamente conmovedora, sin aspavientos ni sentimentalismos, de forma cortante, acerada, con una observación no exenta de ternura y un conocimiento proverbial de las oscuras simas localizables en la naturaleza humana. La película te zarandea sin trucos, te arrastra a un doloroso torbellino emocional sin énfasis o subrayados, acaba arrasándote por la insobornable verdad que habita en cada una de sus imágenes, y todo ello casi en silencio, gracias al magistral trabajo de sus actores, los viejos (Haneke no acudiría a tontos eufemismos) interpretados por Jean-Louis Trintignant y una extraordinaria, memorable, doliente e inolvidable Emmanuelle Riva, quien ha de estar para siempre orgullosa de haber alcanzado semejante prodigio interpretativo. Que no ganara el Oscar a mejor actriz solo demuestra que la Academia de Hollywood continúa en franca decadencia, también en cuanto a reconocimiento de los méritos actorales se refiere. Al menos, hay que reconocérselo, supo ver la inmensa calidad de esta película, con un puñado de nominaciones y premiándola merecidamente como mejor cinta de habla no inglesa del año. Una película realmente grande que se queda con nosotros y no cesa de reverberar en nuestro pensamiento y crecer en el recuerdo. Obra Maestra.

 

DUBLINESES de John Huston (1987)

La mejor despedida del Cine que realizador alguno pudiera alguna haber imaginado o filmado. Esta Obra Maestra Absoluta y Total, este clásico inmortal que adapta el relato de Joyce (Los Muertos), es una película profundamente doliente, sensible, de un lúcido humanismo atravesado por la piedad y la melancolía, una adiós al cine, al amor y a la vida, a todo aquello que indefectiblemente nos arrebatará la larga noche que nos aguarda y de la que venimos. Uno de los finales más más bellos y tristes de la historia del Cine. Imprescindible.

 

SENNA de Asif Kapadia (2010)

Figura fascinante, piloto místico, visionario, enfrentado al sistema y a otro rival de leyenda (Prost), legendario, inolvidable, trágico, inmortal. ¿Quién? SENNA, Ayrton, en un documental tenso, vibrante, emocionante, introspectivo, vertiginoso y conmovedor. Una maravilla para amantes y no tanto de la velocidad y la Fórmula 1. Ahora que acaba de estrenarse “Rush” con otra rivalidad mítica de fondo, ¿por qué no recuperar en salas esta apasionante cinta? Corre a verla. Ya.

(Qué interesante cuando Williams introduce avances electrónicos "adulterando" la competición, que ese año ganó Nigel Mansell. Impresionantes imágenes las iniciales de Mónaco con cámara subjetiva. El coche lo estabilizaba el piloto, pura conducción, y de ahí hasta la tragedia de Imola en el 94. Ya digo, fascinante, da igual que te guste o no la Fórmula 1, lo vas a disfrutar.)

 

RARE EXPORTS: UN CUENTO GAMBERRO DE NAVIDAD de Jalmari Helander (2010)

Tontorrona, aburrida, pretendidamente gamberra sin conseguirlo, esta bobada mal dirigida y peor interpretada solo se sostiene a través de las expectativas generadas durante sus minutos iniciales, para caer a continuación y de forma incontenible en el abismo de lo absurdo, lo previsible y, lo peor, lo absolutamente incoherente dentro del propio universo fantástico generado por la propia ficción que se nos pretende narrar. Son de esas producciones que amagan con dar golpes duros y se quedan en simples pellizcos tan complacientes como los ofrecidos por cualquier otra oferta navideña. Santa Claus es un alien cuyas acciones no nos asustan, en cambio, los horribles resultados obtenidos por esta insulsa cinta, sí. Mala.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

FILMOLITOS (XXIII)
Fecha de publicación: 2014-02-05 04:02:18, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 813 veces)   (a 2 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

FILMOLITOS (XXIII)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Cine  incluye estas Críticas de Cine en tu web ActricesActores

   Cine en Google  :: Buscador de Cine      Creación de páginas web de Cine

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*