THE CHASER de Na Hong-jin (2008)

Esta es una de esas recomendaciones que el buen aficionado al séptimo vicio siempre se enorgullece de haber realizado. De impactante estreno en el festival de Sitges de 2008, avalada por una favorable acogida de la crítica especializada, y ahora por fin disponible en DVD para nuestro consumo casero, THE CHASER es otra de esas maravillosas cintas a las que últimamente nos viene acostumbrando el cine coreano, más sorprendente si cabe al reparar en que viene firmada por el debutante Na Hong-jin; y es que estos realizadores (Park Chan-wook o Bong Joon-ho son otros dos de los más representativos y reputados) parecen jugar en otra liga profesional, imprimiendo a sus creaciones un estilo visual fascinante asentado en guiones muy cuidados y perfectamente construidos. Precisamente, en la línea de obras referenciales como “Old Boy” o “Memories of Murder”, “The Chaser” aparece como una propuesta valiente y cruda, descarnada y brutal, una película que crece a medida que su metraje avanza otorgando credibilidad y profundidad a unos personajes metidos en un universo de pesadilla. Un cinta sobre la fría inhumanidad circundante, la culpa, la posibilidad extrema de redención y la piedad resurgida en la odisea particular de un duro ex policía metido a proxeneta, que tratará de dar caza a un despiadado asesino en serie, dentro además de una trayectoria existencial que modificará radicalmente su percepción de las víctimas, las relaciones personales y el mundo. Poderosa, sombría, cruda e impactante: una experiencia al límite.

 

LOS PUENTES DE MADISON de Clint Eastwood (1995)

¿Quién dijo miedo? Las emociones profundas jamás asustaron a uno de los más grandes cineastas de todas las décadas y géneros, y si, por ejemplo, en la magistral “El jinete pálido” era capaz de añadir nuevas capas de complejidad a la mítica “Raíces profundas”, atreviéndose con las contradicciones y turbulencias que anidan en el alma femenina, en esta nueva maravilla parece seguir interesado en destapar la infelicidad que puede habitar en la inercia acomodaticia de lo cotidiano, en ese territorio aparentemente calmo donde la cámara del maestro contempla el nacimiento de un pasión y una renuncia tan intensas como dolorosas. Memorable.

 

EL PIANO de Jane Campion (1993)

Siempre es una sabia decisión decidir volver a deleitarse con esta maravillosa cinta de Jane Campion, un éxito mayúsculo que fue refrendado por crítica y público y que supuso el espaldarazo definitivo para su directora, que luego ha tratado de reverdecer laureles con desigual fortuna. Los trabajos de Holly Hunter (“Crash” de Cronenberg), Harvey Keitel (“Teniente corrupto” de Ferrara) y Sam Neill (“En la boca del miedo” de Carpenter) son todos ellos para enmarcar y remarcar. Hondura y emoción atravesando una historia sobre las cárceles del alma y las dolorosas sendas que pueden conducir hasta su ansiada liberación. Hipnótica.

 

UNO DE LOS NUESTROS de Martin Scorsese (1990)

Una y otra vez. Siempre que la pasan me engancho una vez más, y resulta tan absorbente que la potencia de sus imágenes, el vértigo de su montaje, y la negrura moral que impregna todo el magnífico conjunto me hacen pensar en uno de esos raros milagros que de vez en cuando suceden como por arte de magia, a pesar de todas las dificultades y azares de toda guisa que podrían haber llegado en algún instante a macular la perfección. Secuencias memorables dentro de un cuadro frenético y sombrío sobre el lado más oscuro de la condición humana.

 

INTACTO de Juan Carlos Fresnadillo (2001)

Qué buena es esta película. Un debut impresionante (Goya mejor dirección novel) del luego director de la estupenda “28 semanas después”. La historia atrapa desde el comienzo y ofrece un recital interpretativo de un descomunal Eusebio Poncela, sin olvidar por supuesto los estimables trabajos de  Sbaraglia y Dechent, contando además con el regalo que supone la aparición intensísima del mítico Max von Sydow. Oscura, densa, compleja, un thriller existencial con ribetes fantásticos cuyo enorme interés devolveremos gustosamente multiplicado al azar.

 

ROBIN Y MARIAN de Richard Lester (1976)

¡Qué preciosidad de película, qué bella y emotiva historia de amor, qué actores, qué interpretaciones, qué retrato del rey Ricardo firmado por Richard Harris, qué hermosa humanización de los míticos personajes, qué final! ¡Qué impagable lección de cine! Uno de los más celebrados trabajos de la pareja protagonista, Sean Connery y Audrey Hepburn, dando vida a unos maravillosos y crepusculares Robin y Marian. Ya digo, para enmarcar.

 

RETRATO EN NEGRO de Michael Gordon (1960)

Probablemente LANA TURNER fue una actriz algo menospreciada en la meca hollywoodiense y, en cambio, mucho más valorada por otros CC (cenáculos cinéfilos) que vieron en ella una potencialidad interpretativa acorde a su propio dramatismo personal. Tal vez por ello sea ésta la película que más aprecio de la diva, aquella en la que experimentó con claridad que el público comenzaba a darle la espalda y que conectó tenebrosamente con trágicos sucesos de su vida íntima. La obra en sí, RETRATO EN NEGRO, dirigida con oficio por Michael Gordon y producida por Ross Hunter, demuestra la calidad del trabajo de Lana en la piel de un personaje complejo y difícil (Sheila, una mujer madura casada con un terminal y despótico capitalista al que detesta), perfectamente secundada por un magistral ANTHONY QUINN (¿alguna vez no estuvo bien este grandísimo actor?) que encarna al doctor Rivera, uno de sus papeles más atípicos y celebrados, amante de Sheila y con la que, amén de adulterio, cometerá el asesinato del postrado marido, pues precisamente Quinn es el médico encargado de sus habituales cuidados. La trama se va complicando progresivamente y acaba envolviendo a los cómplices en una oscuridad creciente, ofreciendo momentos de verdadera tensión perfectamente dosificados y resueltos, como el compuesto por el (uno más) asesinato del socio del difunto y la odisea posterior para deshacerse del cuerpo. Existe al final una serie de desvelos de gran intensidad emocional y que pone en marcha de una forma muy inteligente el perfecto mecanismo del desenlace: una revelación dentro de la pareja y dirigida también al espectador, con la que Rivera se tambalea; y otra, la del adulterio, cuyo receptor se muestra a los coautores de los crímenes y hace añicos cualquier atisbo de salvación para ellos, precipitando así el inevitable final trágico. Un melodrama muy negro que conviene ver con atención para disfrutar del imponente trabajo de esta gran actriz.

 

PARANORMAL ACTIVITY de Oren Peli (2007)

La verdad, no sé qué cantidad o tipo de miedo pasaría Spielberg con esta cinta, pero seguro que fue real, al menos si se parece al desasosiego y la desazón que me ha provocado su visionado, en dos partes, nocturna la primera (luego me costó conciliar el sueño pues acudieron a mi mente todo tipo de fantasmagorías caprichosas), y diurna la segunda (a pesar de lo cual tampoco me he atrevido a bajar solo al trastero). Asusta no tanto por lo que se ve, que es muy poco, como por lo que sugiere y deja imaginar a través de una presencia que persigue a la protagonista por oscuras razones (otro acierto del guión es no dar demasiadas explicaciones al respecto) relacionadas con su pasado y otros casos similares. Aconsejo no quedarse solo en casa una vez terminada la sesión y, en su defecto, tampoco dejar la cámara grabando las informes sombras ni los amenazantes sonidos de la noche... ¡¡Y nada de güija!!

 

EL HOMBRE LOBO de Joe Johnston (2009)

Me ha gustado (no convencido) la revisión trágico-romántica que  Joe Johnston ha ofrecido de uno de los grandes mitos del terror, EL HOMBRE LOBO, con un brillante Benicio Del Toro acosado por traumas y maldiciones que marcan un destino siniestro. El final, concedido queda, ofrece un desenlace con la figura del padre que podría, tendría que haber sido mucho más trabajado desde el guión, apelando al bagaje teatral del protagonista, y  ahorrándose la transformación de Hopkins. No es comprensible esa aceleración final cuando la película se ha tomado un tiempo, bien empleado, en presentarnos a un personaje rotundo e interesantísimo que se ve envuelto en un infierno monstruosamente “familiar”. No obstante, la película se disfruta sobre todo en su perfecto ambiente de terror gótico que enmarca miradas, silencios, recuerdos profundamente reprimidos, y una historia de amor muy triste que sólo puede terminar como efectivamente acaba, de forma trágica. El destino opera, marca, ejecuta, y lo hace por caminos inescrutables. Claro que, siendo honesto, y si alguien me pregunta, le diré con gusto que me quedo mil veces antes con “El bosque de lobo” de Pedro Olea. El licántropo al que pone cuerpo y rostro nuestro admirado y genial José Luis López Vázquez da mucho más miedo: es de verdad.

 

SEVEN de David Fincher (1995)

David Fincher comenzó a fortificar su prestigio con esta cinta sombría y pesimista que sigue los pasos de dos detectives a la caza de un metódico y despiadado asesino en serie dispuesto a tomarse la justicia por su mano, una mano que en su delirio cree guiada por voluntad divina. El acierto está en la puesta en escena, la atmósfera malsana y opresiva que desprende cada plano, y en no mostrarnos el rostro del psicópata hasta el final, dando un golpe de efecto que se queda grabado para siempre en la memoria visual y emocional del espectador. Tras su rotundo éxito, muchas fueron las propuestas y muy pocos o prácticamente ninguno los logros de sus incontables imitaciones, y tuvo que ser precisamente su director el que diera una nueva vuelta de tuerca al subgénero filmando una obra maestra llamada “Zodiac”, menos interesada tal vez en la estética de lo macabro pero mucho más consistente a nivel narrativo. No obstante, he aquí una cinta referencial de un realizador consagrado (ya estamos impacientes por ver su aproximación a los orígenes de facebook), y que cuenta además con unas interpretaciones muy sólidas, destacando sobremanera la postrera aparición de un implacable y demoníaco Kevin Spacey, que borda su personaje sin necesidad de recurrir al molesto hábito de la caricatura o el histrionismo para significar la insania. 

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

FILMOLITOS (X)
Fecha de publicación: 2011-02-09 08:02:21, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 4035 veces)   (a 10 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

     El Piano - de Jane Campion   The Chaser - de Na Hong-jin   Uno de los nuestros - de Martin Scorsese   Retrato en negro - de Michael Gordon   Los puentes de Madison - de Clint Eastwood   Robin y Marian - de Richard Lester  
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

FILMOLITOS (X)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Cine  incluye estas Críticas de Cine en tu web ActricesActores

   Cine en Google  :: Buscador de Cine      Creación de páginas web de Cine

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*