La entrevista laboral es el momento en el cual "nos vendemos" al entrevistador para que nos elija de entre todos los posibles candidatos. De cómo lo hagamos en esos momentos cruciales dependerá el éxito de nuestra búsqueda.

 

Hace poco asistí a un curso de inserción laboral como proceso final de un ciclo de formación, un curso de composición de música para videojuegos que he realizado por placer, y por necesidades laborales, a partes iguales.

Pues bien, a este curso de inserción laboral asistíamos una serie de personas de todo tipo y pasado laboral, tanto los que no habían trabajado nunca y se enfrentaban por primera vez al "maravilloso" mundo de la búsqueda de empleo, como los que ya teníamos hecha alguna que otra entrevista y años de experiencia.

Como norma general, pude comprobar que la mayoría de la gente se enfrenta a una entrevista de manera incorrecta y poco beneficiosa. No me las voy a dar aquí de experto en el tema, pero el haber hecho muchas entrevistas te da un conocimiento que no encuentras en libros, charlas, cursos ni consejos, ni siquiera en artículos como este que estás leyendo, pero al menos espero, que lo que sigue te pueda dar algunas pistas para las próximas entrevistas que hagas.

¿A qué me refiero con que la mayoría se enfrenta a la entrevista de forma incorrecta? Pues simplemente a que van desde una posición de inferioridad, sintiendo que son inferiores con respecto al entrevistador (representante de la empresa), o dicho de otra forma, van con miedo.

El miedo en una entrevista, como en la vida, hace que tus posibilidades de éxito disminuyan considerablemente. Por supuesto que te pones nervioso en una entrevista, todo el mundo lo hace, pero una cosa es ponerse nervioso y otra ir con una actitud de sumisión.  

El entrevistador es un profesional, como tú, por lo tanto debes tratarlo al mismo nivel. Desde una posición de igualdad, porque no sólo es que le tengas que gustar para que te contraten, también es fundamental que el entrevistador te convenza a tí de que la empresa que representa es digna de que tú trabajes en ella.

Piensa que el lugar de trabajo es el sitio donde vas a pasar la mayor parte de tu tiempo, sin contar las horas de sueño, así que debes escoger muy bien ese lugar, de lo contrario tu vida puede convertirse en un infierno. Lamentablemente esto ocurre con demasiada frecuencia, poca gente puede decir que su trabajo le hace feliz.  Para la mayoría el trabajo es una losa en sus vidas, odian a sus jefes y sienten una infelicidad profunda el domingo por la tarde, cuando ya están pensando en la semana infernal que les espera.  Posiblemente porque no escogieron bien la empresa donde querían trabajar. Se enfrentaron siempre con sumisión y obediencia a las entrevistas de trabajo, y aceptaron la oferta de la primera empresa que les quiso contratar.

Lo mismo ocurre en muchos casos con la elección de la pareja (aunque esto es otra historia que merece ser contada en otro artículo)

Puedes estar pensando que cuando tienes responsabilidades importantes no puedes escoger, que tienes que aceptar lo primero que encuentras, etc, etc. Claro, cuando tienes hijos que alimentar las opciones de elección disminuyen, pero aun así tú siempre puedes elegir entre perder tu dignidad o mantenerla intacta.  Si quieres poner como excusa para ser un mediocre y no sentirte como tal lo de que tienes familia, tú mismo.  Pero yo conozco a gente con hijos que los tienen bien puestos y no se bajan los pantalones por nadie , con una dignidad que te deja pasmado, ejemplo y modelo a seguir de personalidad extraordinaria.  

 

Aun recuerdo con orgullo el momento en que uno de mis mejores amigos (Adrián se llama este héroe) trabajaba conmigo en un tugurio de empresa, dedicada al infame acto de pedir dinero a gente que previamente había sido estafada por alguna que otra compañía telefónica.  Yo no era feliz en aquel entorno tan falto de moral y ética, y por suerte recibí la carta de despido improcedente en el momento perfecto. Me hicieron feliz, pero esa también es otra historia.  Llevábamos entre los dos la parte web del departamento informático de la empresa.  El caso es que, volviendo al antes citado superhombre, el cual tenía y tiene dos hijos maravillosos, en vez de poner como excusa a sus hijos para mantener su puesto de trabajo después de mi marcha, se mantuvo firme, con dignidad y lealtad hacia su amigo, ya que la empresa me echaba las culpas de cosas que después se han demostrado falsas.

Otro, en su lugar, habría aprovechado para ocupar el lugar de "rey destronado" y hubiese lamido la mano del amo. A ese tipo de personajes yo los llamo ratas de alcantarilla, y por desgracia abundan en muchas de las empresas de este país. No me lo han contado, lo he visto durante años. Ahora por suerte ya no frecuento esos ambientes fétidos y nauseabundos, pero supongo que con esto de la crisis, la gente se habrá vuelto más rata aun. Por 500 euros al mes, la mayoría es capaz de vender a su madre.

¿Y todo este rollo para qué? Pues para ilustrar que hay que tener mucho cuidado con la empresa donde trabajes. Para que veas la entrevista desde el punto de vista contrario, para que vayas pensando en que el entrevistador te tiene que convencer a tí, y no tú a él. Porque tú eres un profesional preparado, y ellos son los que van a tener la suerte de tenerte, y no al revés. Suerte tendrás tú si eliges la empresa en la que estés a gusto, te traten como mereces y te paguen de acuerdo a tus capacidades.

Porque en definitiva todo se reduce a eso, a dinero. El empresario quiere ganar dinero contigo, y tú no vas a ser menos. Así que mientras todos ganáis, por lo menos que tú estés bien mientras estás trabajando.

Si deseas aportar algo, opinar sobre este artículo, o discrepar, no tienes más que comentar más abajo. ¡Gracias por leerme y mucho ánimo en tus próximas entrevistas! Espero que estas lineas te ayuden para afrontarlas mejor.

 

 

 

 

 

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

Cómo enfrentar una entrevista laboral.
Fecha de publicación: 2013-12-21 01:12:17, por admin   (visto: 1022 veces)   (a 10 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

anuncio del editor: 2

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

Cómo enfrentar una entrevista laboral.

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Abre Los Ojos

   Abre Los Ojos en Google  :: Buscador de Abre Los Ojos      Creación de páginas web de Abre Los Ojos

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*