Son unos auténticos genios. Esta es la conclusión obtenida tras el estreno de la nueva propuesta de los muchachos, y, por tanto, habernos deleitado con el esperadísimo inicio de MUSEO COCONUT, la rompedora serie que a buen seguro arrasará durante toda la temporada. Qué buenos son, qué surrealismo tan desenfadado y perfecto (esa pizza en la cartera de Areces es un golpe maestro), que momentos antológicos que pasaran a los anales del humor más conseguido (la minusvalía que finge Cimas tras aparcar el coche y la conversación telefónica de Julián López con los replicantes sudafricanos resultan sucesos desternillantes), y qué aciertos tan incontestables al emitir una crítica ácida y corrosiva a la vacuidad y esnobismo que se ha apoderado casi por completo de toda la actual producción artística (la exposición del artista tartamudo se convierte en ejemplo paradigmático de esto último).

Así que no resulta exagerado afirmar que efectivamente nos encontramos frente a una de las mejores series de la programación televisiva (a ver si cunde el ejemplo y no se gastan la pasta las cadenas en sandeces que provocan vergüenza y rechazo a partes iguales), y posiblemente asistiendo a la consolidación definitiva de un grupo de actores y cómicos realmente prodigioso, en pleno estado de gracia, capaces de reinventar su propia filosofía de trabajo adaptándola sin problemas a otros formatos con distintos niveles de realización y exigencia. Pero aquí el talento es tan descomunal que se impone sin problemas, de forma natural, con esa aparente sencillez que tanto trabajo cuesta conseguir, arrojando como resultado una producción absolutamente inusual dentro del panorama de nuestro humor patrio, que hasta la llegada de estos artistazos parecía haber entrado en un sendero de vía estrecha y agotamiento irrevocable. Afortunadamente no es así, y, gracias a la inagotable creatividad de este inspiradísimo conjunto de talentos llamado a colocar nuevos mojones en un territorio habitualmente acotado, ese bizarro Museo Coconut se atreverá a competir al lado de tantas otras realidades presentes en la oferta museística cotidiana, colocando un espejo de aumento al recorrerlas, para de ese modo, y debido asimismo a su particular y transgresora percepción de los acontecimientos de que se nutre, conseguir ofrecer una radiografía sabia e irónica acerca de todo ese Fraude (en el sentido más wellesiano del término: véase la última obra del maestro) al que solemos colocar el ubicuo marbete de “arte”.

Una vez más, y como ya ocurriera con el programa Muchachada Nui, no queda resquicio alguno para la duda: Memorable.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

TRIUNFAL ESTRENO DE MUSEO COCONUT
Fecha de publicación: 2010-11-03 03:11:42, por ephreon   (visto: 6122 veces)   (a 13 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

     Museo Coconut - nueva serie de los muchachos  
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

TRIUNFAL ESTRENO DE MUSEO COCONUT

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Humor

   Humor en Google  :: Buscador de Humor      Creación de páginas web de Humor

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


Adri
Fly Me to the Moon publicada el (11/01/2011 16:01:23)

Tremendo capítulo el de esta semana, con el director del Museo Coconut convertido en un auténtico Moonwalker por mor de un concurso que le ofrece la oportunidad de un viaje espacial gratis. Él tratará de aprovecharlo pero… finalmente su carácter le jugará una mala pasada, jeje, absolutamente genial y con la incertidumbre de saber si logrará conservar su puesto en el Museo. Por otro lado, Emilio y Onofre se las ingenian para gastar una broma al excéntrico guía del museo excelentemente interpretado por Carlos Areces. Estos muchachos son muy,  muy buenos.


Adrián
Furiosa Instalación publicada el (05/01/2011 15:01:37)

Inspirado y descacharrante homenaje a una de las obras maestras de Capra, porque en este caso el lugar de Glenn Ford lo ocupará Raúl Cimas ayudando a preparar una exposición para que Emilio (Julián López parece no tener límites) pueda recibir a su madre siendo aquello que le ha hecho creer a través de sus cartas: un gran artista, el más importante de la actualidad. Tanto la preparación de la muestra como el anticapriano desenlace serán aprovechados asimismo para lanzar dardos envenenados contra la memez y la futilidad de cierto tipo de arte contemporáneo. Otro episodio extraordinario.


Adrián
MUSEO COCONUT CONCLUYÓ EL 2010 CON DOBLE SESIÓN MAGISTRAL publicada el (05/01/2011 15:01:35)

El año 2010 concluyó para los muchachos de idéntica forma a su comienzo: de forma magistral. Doble dosis del Museo más afamando del planeta Humor, con Raúl Cimas viéndoselas con una pitón adquirida en una puja virtual, y en completo estado de embriaguez, más una instalación absolutamente hilarante al meter en el cubículo transparente a Onofre, Emilio y Jaime junto a un enano que les bombardea a petardazos en espacio tan reducido. Situación aprovechada al máximo rendimiento y final apoteósico. Gracias a Museo Coconut hemos vuelto a confiar en el poder creativo de los seriales españoles que se hacen hoy en día, la mayoría de una mediocridad más que preocupante. Pero estos chicos demuestran que el talento efectivamente está ahí, que hay que dejarse de gaitas comerciales, de la búsqueda obsesiva de audiencia a cualquier precio, y aportar por la creatividad de verdad, por sí misma, le guste más o menos a la mayoría, que por cierto casi nunca resulta un buen criterio para determinar la auténtica calidad de una obra. Esta siempre depende de sí misma, jamás de venables intereses de mercado. La serie ha sido reconocida por Parentesys.es como el MEJOR PROGRAMA DE HUMOR DEL PASADO AÑO 2010. No es para menos. 

 


Adrián
Dialéctica Pintura-Cine publicada el (22/12/2010 16:12:40)

Grandísimo episodio el de anoche, de nuevo con unos muchachos inspirados, corrosivos, sardónicos, hilarantes y geniales. Ahora Emilio (siempre inmejorable Julián López) se plantea realizar un corto para ganar un concurso y su correspondiente premio en metálico, y para ello tendrá que realizar el oportuno casting. Todo comienza con el perfecto marco al hacer referencia a la doble condición de pintor-cineasta de Julian Schnabel (Basquiat) para que ubiquemos la motivación de Emilio, que a partir de ese instante se embarque en un rodaje memorable, donde se inmiscuirán Onofre (Joaquín Reyes) y Don Jaime (Raúl Cimas) en el desarrollo del mismo, recayendo el papel protagonista en el gran Carlos Areces que no para de recibir elogios por su trabajo en la última de De la Iglesia. Las situaciones se van sucediendo hasta culminar en un desenlace tan inesperado como memorable, y que cuenta además con la colaboración especial de Tristán Ulloa y Gustavo Salmerón. ¿Alguien da más dentro del erial televisivo en que se ha convertido la programación de las diferentes cadenas de Televisión? No. Esta es una serie provocadora, inteligente, diferente y, sobre todo, repleta de esa sustancia tan mágica e inaprensible como suele serlo el verdadero Humor. Muy grandes!!


Adrián
Todo fluye de manera magistral publicada el (15/12/2010 17:12:56)

Nueva y prodigiosa entrega del gran Museo Coconut. Ahora el personaje interpretado por nuestro admirado Julián López opta a la beca “Liliput” tras haberle hecho un insoslayable favor al director de Museo, como siempre incisivo y genial Raúl Cimas, que además conecta telefónicamente con el guía al que da vida un inspirado Carlos Areces. Joaquín Reyes tiene otro momento antológico con Julián, y el capítulo se cierra magistralmente  explicando el enigma del inicio. Cada capítulo que vemos nos parece más difícil pensar en algo mejor, en algo más conseguido, y sin embargo el milagro ocurre en la siguiente entrega, con cada nuevo guión, viendo el ajuste del trabajo actoral, los momentos de complicidad que fluyen de forma natural, sin esfuerzo, lo cual demuestra el enorme trabajo de planificación que existe detrás de todo el proyecto. No olvidemos tampoco la extraordinaria labor de dirección llevada a cabo por Ernesto Sevilla y el propio Joaquín Reyes. Una serie ejemplar.   


Adrián
Una memorable Selección de Personal publicada el (09/12/2010 22:12:46)

¡¡Extraordinario!! El último capítulo emitido de la serie que esta temporada está rompiendo todos los moldes fue de esta guisa, verdaderamente extraordinario, sin exagerar, pues cuenta al menos con dos momentos antológicos, sublimes: el ingreso de Areces en el hospital y, sobre todo, los efectos colaterales provocados por esta circunstancia: el proceso de selección de personal que Raúl Cimas pone en práctica con objeto de encontrar el mejor candidato para ocupar el puesto de guía auxiliar del gran Museo Coconut. Lo que supone de surrealista, transgresor y desternillante este suceso no puede narrarse con palabras, y de hacerse, no estaría a la altura de su auténtica grandeza cómica. Una de las composiciones más afortunadas de los muchachos (y éstas ya se cuentan por cientos), y la prueba palpable y demostrable de que estamos frente a un grupo de cómicos absolutamente original  e irrepetible. ¿Por qué  no nos ponen un capítulo todos los días? Impaciencia por ver el próximo. Muy Grandes.


Adrián
Museística Surreal publicada el (02/12/2010 16:12:38)

Estupendo y desternillante nuevo capítulo de Museo Coconut. Ahora le toca el turno al vídeo promocional del Museo y lo que tendrá que hacer su director para obtener una buena imagen del mismo y, ante todo, de él mismo, cosa que no logrará en absoluto, jeje, como era de suponer y esperar. Memorable performance del gran Julián López y tan solo una pega que se va instalando a medida que los capítulos se van sucediendo: ¡¡DURAN MUY POCO!! ¡¡QUEREMOS QUE SE EXTIENDAN HASTA LOS 60 MINUTOS!! Siempre nos quedamos con ganas de más. Cosa que afortunadamente sucederá el próximo lunes. Muy grandes.


Adrián
Los Muchachos no paran publicada el (25/11/2010 16:11:29)

Los muchachos continúan en su línea maestra, firmando episodios magníficos que cuentan siempre con dos o tres momentos antológicos que provocan una hilaridad extrema. Nunca falta la oportuna la crítica al esnobismo imperante dentro del universo del arte contemporáneo, que los guiones manejan con acierto y soltura, dentro por supuesto de un argumento focalizado en extraer sátira y sarcasmo de unas situaciones que todos hemos podidos llegar a imaginar dentro de un ámbito de trabajo. En esta ocasión el director del Museo Coconut es momentáneamente sustituido por otro colega cuyo afán de empatizar con sus subordinados hace que nos resulte empalagoso e indeseable. La jugada es maestra, lo mismo que la conversación de Cimas en su nuevo puesto tratando de cerrar una exposición, haciendo la oportuna referencia cinéfila para provocar una desternillante incomodidad. Museo Coconut se está convirtiendo por méritos propios en una de las series más arriesgadas de la temporada, una sitcom atípica y rompedora dispuesta a quebrar esquemas y subvertir expectativas acomodadas. Y la semana que viene, afortunadamente, mucho más.


Adrián
Museo COCONUT sustituirá al Reina Sofía o el MACBA!! publicada el (17/11/2010 16:11:04)

De nuevo muy grandes los chicos de Muchachada. Dos estrellas destacadísimas en momentos memorables. Nuestro admirado Julián López equiparando la vendimia con un campo de trabajos forzados (el desembalador está “aliñado” y por eso hay que liberarle, ¡genial!), y remitiendo el caso clínico por el que se interesa con un grupo similar al de los ladrones de cuerpos. Luego Carlos Areces quizá en su mejor programa hasta el momento, cobrando protagonismo como guía de un grupo de colegiales y emitiendo comentarios ácidos sobre el mundo del arte contemporáneo (darle la vuelta al cuadro de factura clásica para ver un Pollock, ¡otro acierto!). Pero tampoco hemos de olvidarnos del resto de los muchachos, porque Raúl Cimas es extraordinario, filmando una pelea surreal con uno de los niños visitantes que pasará a los anales del humor “agresivo”, más ese final pizzero que resulta perfecto. MUSEO COCONUT está siendo una serie magnífica cumpliendo todas las grandes expectativas levantadas. ¡¡Que no pare!!


Adrián
Qué grandes son estos chicos!! publicada el (09/11/2010 20:11:12)

La segunda entrega estuvo a la altura del fenomenal comienzo de la semana anterior. Arranque inmejorable con crítica de arte incluida para posibilitar el desenfreno de Emilio, el personaje que con tanto acierto aborda el gran Julián López. La historia surrealista del sillón protagonizada por Cimas es memorable, al igual  que el desenlace, una bofetada directa a las buenas intenciones. Inteligencia, ironía, y cargas de profundidad lanzadas contra la vacuidad del arte contemporáneo componen un cóctel irresistible. Ya estamos a la espera del próximo lunes. Muy Grande este inimitable Museo Coconut. 


Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*