LAS BRUJAS DE ZUGARRAMURDI de Álex de la Iglesia (2013)

¿Por qué Álex? Eres un excelente director, has sabido cuidar a tus personajes, darles perspectiva y crecimiento hasta en tus comedias más gruesas, entonces, ¿por qué? ¿Qué sentido tiene hacer una película que da vergüenza ajena? Es que “Las brujas” no es que sea mala, es peor, algo muy lamentable e indigno para un autor de tu talla. La historia, inexistente; el humor, nefasto; los personajes, grotescos; el suspense, cómico; los diálogos, de preescolar... ¿Seguimos? No, es mejor que te tomes unas buenas vacaciones, un merecido descanso, que hables con algún amigo guionista que te quiera y respete y, tras la pausa, vuelvas con todo tu talento a ofrecernos otra de las grandes películas que sabes y puedes hacer. Y Enrique Cerezo, por haber producido este engendro infumable, merecería una dura reprimenda del “Cholo” Simeone y su rojiblanco ejército. Execrable.

 

VIKINGOS (SERIE TV - SEGUNDA TEMPORADA)

Si la primera temporada arrojó serias dudas acerca de la calidad dramática de la serie, aunque supo remontar el vuelo de forma notable en sus dos últimos capítulos, esta nueva entrega de “Vikingos” aumenta sensiblemente el nivel entregándose a una reconstrucción arquetípica de RAGNAR LODBROK (grande Travis Fimmel, lo mejor con mucho de la serie) en clave “Padrino”, hurgando con acierto en las entrañas del poder, acerca de cómo lograrlo y mantenerlo, y apostando fuerte por conflictos morales de más enjundia, incluidos los que afectan a crisis existenciales relacionadas con enfrentadas creencias teológicas y lealtades de dudosa reputación. A esta mejora contribuyen por igual tanto las capas de profundidad otorgadas a ciertos personajes como la introducción fundamental del pragmático rey Ecbert y su antagonista Horik, motores dramáticos de una acción que concluye en una última tempestad sangrienta no por más previsible menos impactante. “Vikings” crece al haber decidido horadar las sucias entrañas del Poder con una mayor dosis de valentía, revelando a la postre esa oscuridad creciente que acaba por impregnarlo todo dentro de un universo frío, despiadado y violento.

 

GOLPE DE EFECTO de Robert Lorenz (2012)

Nuestro querido y nunca lo suficientemente admirado y reverenciado maestro CLINT pone pasta y rostro para que su amigo ruede este bodrio infumable cuyo visionado solo se justifica por la mayestática e impresionante presencia del gran EASTWOOD. Hay un momento donde la deleznable cinta puede remediar el desaguisado entregándose a la emoción generada por un Clint crepuscular que se confiesa ahíto y derrotado... pero tal regalo tan solo le sirve al patético guionista para firmar un desenlace tan previsible como lamentable. Pésima cinta, grande y MÍTICO Clint.

 

CANÍBAL de Manuel Martín Cuenca (2013)

Conviene decirlo y recalcarlo: ¡¡¡ESTO SÍ ES CINE Y DEL REALMENTE BUENO!!! De lo mejor que he visto en los últimos tiempos es esta historia oscura, demoledora, perfectamente rodada y mejor interpretada, sin duda uno de los grandes títulos del Cine Europeo de los últimos años, una obra redonda, inconmensurable, magnífica en todos los sentidos, poderosa y trágica, pulcra y densa, dolorosa y compleja, sin añadidos innecesarios o explicaciones consoladoras, directa al fondo más oscuro del alma humana, con la interpretación monumental de un ANTONIO DE LA TORRE sencillamente insuperable, colosal. Una película sin duda merecedora de ocupar con los máximos honores puestos de privilegio en premios y taquilla, reconocimientos que por desgracia vienen acaparando productos de ínfima calidad como esa cosa infumable, trillada, boba y serial de los apellidos vascos. “Caníbal”, sin ruido, sin estridencias, sin publicidad, sin artificios: Cine grande, verdadero Cine.

 

RABBIT HOLE de John Cameron Mitchell (2010)

Como tantísimas otras joyas, películas injustamente olvidada por el consumo mayoritario que fagocita sin criterio cine basura y otras catástrofes similares. John Cameron Mitchell (“Hedwid and the angry inch”) trata con hondura, delicadeza y exquisita sensibilidad uno de los temas más duros que imaginarse puedan, y lo hace sin exceso de dramatismo, con el respeto y el conocimiento profundos que el abordaje de un asunto tan espinoso exige, y, sobre todo, con la habilidad para emocionar y conmover desde la Verdad, mostrando cómo la vida puede y debe abrirse paso a través de un dolor permanente e insondable. Una joya, ya digo, una obra preciosa de orfebrería cinematográfica sustentada sobre una inmensa Nicole Kidman. Muy Buena.

 

DON JON de Joseph Gordon-Levitt (2013)

Joseph no solo es un chico guapo o una cara más o menos conocida, no solo ha participado en superproducciones fallidas (“Inception”) o directamente desechables (“El caballero oscuro: La leyenda renace”), no solo tiene una carrera realmente prometedora y apunta buenas maneras de actor, es que además el chico es listo y se atreve a dirigir una aproximación al siempre controvertido mito de Don Juan de la que sale ciertamente reforzado, pues la suya es una cinta aparentemente ligera, casi diríamos que banal en algunos instantes, pero que al avanzar va mostrando ciertos apuntes y reflexiones que la convierten en “algo más”, un plus de interés que combina con habilidad la comedia generacional y una cierta mirada de mayor hondura sobre los temas que aborda, en este caso la posibilidad o imposibilidad de la relación sexual plena más allá de la fantasía pornográfica adictiva, y en referencia directa a un “otro” ubicado como persona capaz de aportar cierta madurez emocional al mero intercambio mecánico de fluidos. Gordon-Levitt se apropia de un montaje perfectamente adecuado para lo que quiere contarnos, y hace evolucionar a su personaje desde la más pura intrascendencia hasta una toma de consciencia respecto a su propio deseo que engancha al espectador en un viaje que, al final, acaba sorteando con fortuna la previsible melaza con que suelen concluir este tipo de historias. Enhorabuena por su atrevimiento y la buena sensación que como director nos ha dejado. Lo seguiremos con suma atención.

 

CARMINA O REVIENTA de Paco León (2012)

Una película valiente, atrevida, descarada, profundamente humana y triste, he dicho bien, con un poso de tristeza relacionado con la verdad misma de la vida, la que podemos contemplar a través de los ojos de un fenómeno de la Naturaleza, un ciclón incontenible, una mujer que mueve su mundo y mueve el Mundo, como motor de inagotable combustión a pesar de los golpes y las caídas, para levantarse con fe en los Santos -que no es otra en el fondo que la propiamente en Ella-, y seguir creando en torno a sí un Universo tragicómico, surreal, esperpéntico unas veces y entrañablemente revelador cuando se sumerge en el desconsuelo confesional de un amanecer cabruno. Una cinta extraña, provocadora, alucinante y magnética dirigida por el vástago de Carmina Barrios, Paco León. Monumental esta Carmina tan inabarcable como esa bizarra hiperrealidad que a la vez encarna, representa y genera.

 

CARMINA Y AMÉN de Paco León (2014)

Vuelve ese fenómeno de la naturaleza, del Universo entero, llamado CARMINA, y lo que dice y hace se convierte automáticamente en Verdad, por supuesto, sin concesiones. Más negra, más triste, más contundente si cabe, pero haciendo excelente uso de las anteriores claves narrativas, el final de Carmina encumbra al personaje como nuevo referente insoslayable dentro de la singularísima y surreal fauna ibérica, un caudal imparable de Vida que se abre paso a través de la existencia con una especie de estoicismo mágico a prueba de bombas, donde los lazos de sangre y las lealtades de parentesco marcan el agitado ritmo de la supervivencia. Grande Paco León. Gloriosa CARMINA. Y Amén.

 

ANTES DEL ANOCHECER de Richard Linklater (2013)

¡¡¡Gracias admirado Linklater!!! Nos has regalado una trilogía absolutamente maravillosa acerca del amor, la pareja, las relaciones humanas, la sexualidad, la diferencia de géneros, la existencia, la vida en definitiva, porque tu cine atrapa la verdad de ese misterio, el complejo transcurso del tiempo, eso que es tan complicado de captar, de capturar, y cuya puesta en imágenes está al alcance de muy pocos cineastas. ¿Se puede terminar mejor una historia que mediante esta magnífica e hipnótica “Antes del anochecer”? No. Recomiendo ver el tríptico del tirón, sin descanso, como una experiencia de inmersión total en una historia repleta de inteligencia, sabiduría, emoción y verdad. Las tres, una tras otra, imprescindibles.

 

TRANSFORMERS: LA VENGANZA DE LOS CAÍDOS de Michael Bay (2009)

Si con “Transformers” creías haber visto si no la peor, sí al menos una de las peores cintas a lo largo y ancho de tu dilatada vida cinéfila, te equivocabas de proa a popa: Así es, “Transformers 2” es algo inefable, cómo decirte, muchísimo más malo que peor, ubicado más allá de lo pésimo, de cualquier basura infumable que puedas imaginarte o haberte echado al coleto durante un descuido en una sobremesa febril. Esta mal llamada película debe ir directamente al séptimo infierno del Cine, el reservado a aquellos subproductos pestilentes realizados sin criterio, sin inteligencia, sin sentido ni sensibilidad, con el único afán de embrutecer al público para de esa forma hacerlo más tonto, manipulable y, lógicamente, consumidor de la bazofia que se le ofrece. A tipos como Michael Bay habría que prohibirles coger una cámara de por vida por muchos motivos, pero fundamentalmente por uno: Ser artífice y cómplice de la destrucción de un Arte al que le debe el sustento y al que deshonra con todas y cada una de sus hediondas excrecencias fílmicas. ¿Lo peor? Que acaba de estrenarse la cuarta parte de esta monstruosidad y el tío se está forrando, lo cual nos hace pensar en una quinta e inevitable entrega de esta hórrida saga. Estoy muy cabreado, y no es para menos cuando oyes críticas dirigidas contra el cine español por gente que consume estos pesticidas en imágenes, habiéndose producido recientemente joyas como “Caníbal”, “La herida”, “Carmina o revienta”, “Stockholm” o “Loreak”. Poner veto a las pantallas ocupadas por megabasuras como “Transformers” sería una medida tan deseable desde el punto de vista artístico y cinematográfico como social e intelectualmente higiénica. Odio cinéfilo eterno a “Transformers” y todo cuanto se le asemeje en propósitos y resultados. Larga vida al Cine.

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

FILMOLITOS (XXVI)
Fecha de publicación: 2015-04-04 11:04:37, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 730 veces)   (a 1 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

FILMOLITOS (XXVI)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Cine  incluye estas Críticas de Cine en tu web ActricesActores

   Cine en Google  :: Buscador de Cine      Creación de páginas web de Cine

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*