Antonio Fernández Ruiz

"El Real Madrid juega y gana sin necesidad de entrenador."

 

Tras una temporada marcada por la conquista de La Duodécima Copa de Europa del Real Madrid, su segunda consecutiva en la edición Champions, nos disponemos a comenzar un nuevo curso que terminará con el Mundial de Rusia 2018. ¿Algún pronóstico? Complicado, pero intentaremos ofrecer un análisis completo y detallado de todo lo sucedido hasta la fecha de la mano de Antonio Fernández, nuestro experto analista deportivo cuyos imprescindibles comentarios suelen ser tan clarificadores como certeros, y que esperemos nos ayuden a entender mejor el complejo universo de este bello Arte también conocido como Fútbol.

 

……………………………………….

Por Adrián Martínez Buleo

 

Antonio toma asiento para comenzar una entrevista que nos llevará, espero que de forma no excesivamente academicista o premeditada, a todos aquellos lugares comunes que suelen poblar el universo balompédico, y a los que nuestro analista tiende a someter en cada uno de estos interesantes encuentros a un juicio reflexivo, crítico y, en consecuencia, nada complaciente. Son muchas las cuestiones a tratar y demasiado poco el tiempo del que dispondremos para dedicar a todas y cada una de ellas. Así pues, manos a la obra y comenzamos.

 

PREGUNTA: Bienvenido Antonio, una vez más reclamamos tu tiempo para continuar charlando acerca del deporte Rey, el que temporada tras temporada nos absorbe de una manera irresistible.

 

RESPUESTA: O incontrolable, por supuesto que sí, hay que continuar comentando la jugada y yo nuevamente encantado de proseguir nuestra particular saga futbolística.

 

P: Te sonará a tópico o camino trillado, pero me veo en la obligación de comenzar por lo más llamativo, para a partir de ahí continuar tratando otras cuestiones más o menos relacionadas. Imagínatelo, me refiero a La Duodécima del Real Madrid…

 

R: Bueno, entraba dentro de lo lógico o al menos de lo posible. Ya lo hemos comentado en anteriores entrevistas, ¿qué equipos pueden optar al Trofeo más codiciado? Pues fundamentalmente cuatro, y ahí siempre te vas a encontrar a Madrid o Barça o Bayern; los otros invitados a la fiesta dependen de los cruces y su estado competitivo. En estos últimos tiempos el Atleti viene desempeñando ese rol de una forma admirable.

 

P: Pero, ¿no es increíble? Me refiero a que si analizamos la trayectoria del Madrid esta temporada, su juego ha dejado bastante que desear en no pocas fases del campeonato.

 

R: Cierto, y puedes añadir también el de Liga. Pero mira, el Madrid juega y gana sin necesidad de entrenador. No quiero decir que Zidane no tenga ninguna influencia en el juego, aunque así lo parezca, sino que la que tiene es de tan escasa relevancia que no explicaría en ningún caso el asombroso éxito del equipo blanco con la conquista de un doblete para ellos histórico, ya que no lo lograban, si mal no recuerdo, desde el año 1958.

 

P: Efectivamente. Pero entonces, y según lo que acabas de decir, ¿es posible deducir de tus palabras que el equipo juega mal al fútbol?

 

R: Digamos que ha jugado bastante bien en determinadas fases de no demasiados encuentros. Me explico. El Madrid utiliza un [4-3-3] en fase ofensiva y un [4-4-2] en la defensiva, sacrificando a Bale en esas labores menos vistosas pero más necesarias para el equilibrio final del equipo. Nada nuevo, los jugadores crean asociaciones entre ellos a base de capacidades complementarias y solucionan problemas a base de calidad individual y arrebatos épicos cuando todo parece perdido. El entrenador se limita a aplaudir, ya lo dijo en su presentación inaugural, no dejaba de repetir a los jugadores lo buenos que eran. ¿Qué puedes esperar, entonces? Pues lo que hay, un equipo repleto de superjugadores que de vez en cuando, apenas con sistema táctico trabajado, son capaces de deslumbrar.

 

P: Preguntas que se puede esperar ante esta situación que parece inevitable, ¿algo más de profesionalidad al respecto por parte del capitán de la nave?

 

R: No es una cuestión de falta o no de profesionalidad, Zidane es un reputado profesional del Fútbol pero repito, NO ES UN ENTRENADOR, cosa que él mismo ya se encargó de recalcar a su llegada al Real Madrid, en otros medios y por supuesto mucho antes que yo. Pero que no lo sea no quiere decir que no se lo esté creyendo, así que los problemas para el Madrid tal vez hagan de verdad acto de presencia durante esta nueva temporada.

 

P: Jajaja, ¿crees que tratará de hacer de entrenador? Recuerdo que ya intentó alguna innovación en Liga contra el Sevilla y acabó derrotado en la caldera del Sánchez Pizjuán.

 

R: Lo recuerdo, acabando con una defensa de cinco y anulando por completo a Marcelo a nivel ofensivo, que es justamente lo que da vida al Madrid en la mayor parte de sus encuentros. Vamos a ver, Zidane no controla ni el sistema ni el ritmo ni las vicisitudes del partido, sobre todo de los decisivos.   

 

P: ¿Por ejemplo Mestalla, Bernabéu contra el Barcelona?

 

R: Por ejemplo. Ya que lo has mencionado, fíjate en lo sucedido en la última jugada del Clásico en el Bernabéu, la que termina con Messi mostrando la camiseta a una enfurecida grada merengue. Zidane se muestra desorientado, tiembla, mueve las manos en sentido contrario o sin sentido, no sabe si mandar al equipo a defender o a atacar tras haber logrado un empate imposible, porque en realidad no decide nada, no influye en lo que pasa en el terreno de juego, los acontecimientos le superan. Marco Asensio, que por cierto muestra graves deficiencias defensivas en sus no demasiadas apariciones influyentes, no baja cuando se pierde la pelota, se queda esperando con Cristiano un posible robo de balón para tener una nueva ocasión de gol. En cambio, es Modric el que desde el área rival recorre todo el campo para tratar de evitar lo inevitable: Marcelo no interrumpe el ataque con una falta, Kovacic tampoco lee el peligro, y el Barcelona se encuentra en superioridad manifiesta en una jugada que ningún otro equipo, me refiero a un equipo del nivel del Madrid, habría concedido. Gol y para casa.

 

P: Y para más inri, poniendo en grave riesgo la consecución del título de Liga.

 

R: Digamos que añadiendo cierto nerviosismo, la Liga no podía perderla el Madrid en la medida en que el Barcelona fue incapaz de lograr los tres puntos contra Deportivo y Málaga. La remontada contra el PSG fue la Liga para el Madrid.

 

P: Muy interesante lo que apuntas… ¿En qué sentido?

 

R: Ese partido imposible, marcado además por circunstancias algo anómalas tanto en relación con la propia disposición táctica y actitud del PSG como a ciertas decisiones arbitrales no exentas de polémica, provocó en el entorno barcelonista un cierto espejismo, como si ya hubieran levantado la Copa de Europa antes de jugarla. Se relajaron. El siguiente partido, contra un débil Depor de Pepe Mel, lo acabarían perdiendo.

 

P: ¿Crees entonces que el Barcelona, de alguna, está muriendo o haya muerto ya de éxito?

 

R: Yo no diría nunca que el Barcelona está muerto. Efectivamente está atravesando un mal momento, básicamente porque no tiene un sistema defensivo consistente y su centro del campo, con Busquets, Iniesta y Rakitic, no responde adecuadamente a las necesidades de un equipo que cada vez se encuentra con rivales mejor preparados para anular su archiconocido [4-3-3], y ello a pesar de contar con el mejor jugador del mundo.

 

P: Que no es Cristiano, claro.

 

R: No, evidentemente no, siendo Cristiano un supercrack que este año, sin duda, merecerá todos los reconocimientos y premios, incluido el Balón de Oro, su auténtico y máximo objetivo. En cualquier caso, y como no se valora lo colectivo, se lo ha de llevar por los títulos logrados por su club.

 

P: Es que su final de temporada ha sido verdaderamente de infarto, excepcional. ¿Lo ves ganando otra Champions con el Madrid?

 

R: Por supuesto, está en el club idóneo para hacerlo. Mira, el Madrid tiene una importante ventaja sobre el Barcelona y sobre otros candidatos al máximo título europeo, y es que tiene un equipo hecho, construido, con automatismos funcionando, donde los jugadores se conocen perfectamente y juegan muchos de ellos de memoria. Además su “gestor de egos” no suele molestar a las vacas sagradas del vestuario. ¿Qué más puede pedir el Madrid?

 

P: Tal vez un entrenador que lo sea o que ejerza como tal.

 

R: Bueno, volvemos al tema inicial. Para muchos Zidane prácticamente ha inventado o reinventado el fútbol moderno con su supuesto nuevo método de rotaciones... En fin, memeces, por no decir algo más contundente y menos agradable. El Madrid solo ejerció un plan B de rotación al final de temporada y con equipos finalmente descendidos, y porque evidentemente se estaba jugando el título que más importa en ese club, la Champions. De hecho tan poco había rotado que Bale acabó lesionado, Modric y Marcelo fundidos, y Cristiano pidiendo tiempo muerto. Lo de la distribución equitativa de minutos en función del rendimiento deberían preguntárselo al nuevo delantero del Chelsea.

 

P: ¿Un error dejar a escapar a Morata?

 

R: El error lo cometió previamente Morata viniendo a un equipo en el que era evidente, y ya creo habértelo dicho en la anterior entrevista, que carecería de partidos. Así fue, y el chico finalmente busca minutos para sentirse jugador e importante, y más en un año de Mundial.

 

P: Su sustituto será el joven Kylian Mbappé procedente del Mónaco y nuevo prodigio, según dicen, del fútbol mundial…

 

R: Bajo mi punto de vista, un error su fichaje tanto para el club como para el propio jugador. Me refiero solo a los aspectos futbolísticos, obviamente.  

 

P: ¿Por qué?

 

R: Sencillo, porque la realidad de este muchacho es que se trata de una joven promesa del fútbol actual, con un cambio de ritmo brutal, un desborde que tienen pocos jugadores, pero todavía con muchas cosas por mejorar, entre otras la definición de cara a puerta, cosa que a Morata le sobra. En efecto, a Mbappé le falta gol, que es justamente la razón por la que se le pretende fichar y además por una cantidad que debería solo pagarse por un crack contrastado y perfectamente formado, pues le van a exigir como tal, y en el Bernabéu. En el Santiago Bernabéu lo va a tener ciertamente complicado porque no es TODAVÍA el jugador definitivo cuyo precio, de concretarse finalmente el fichaje, rebasaría muy considerablemente a su valor real, nunca mejor dicho.

 

P: ¿Habrías apostado por otro tipo de jugador?

 

R: No solo eso, el Madrid con la salida de Pepe, para mí otro error muy grave, y con la falta real de suplencia de Casemiro en el centro del campo, me refiero a un jugador de sus características capaz de suplir con relativa exactitud sus funciones de pivote defensivo, habría necesitado como mínimo un central con experiencia contrastada, tipo Bonucci, y un mediocentro como Verratti o Kanté. Si a eso le añades un delantero-extremo que pueda ser la sustitución de Benzema para que Cristiano se tire más al centro, de nueve, minimizando los daños ocasionados por la marcha de Morata, pues ya tendrías un superequipo perfectamente armado, equilibrado y compensado. Solo falta un gran entrenador y sería imbatible.

 

P: Entiendo que no solamente un gestor de egos.

 

R: Entiendes bien, he dicho un entrenador, no sé, elige tú mismo: Mourinho, Klopp, Nuno, Conte… Hasta el nuevo valor que es el entrenador del Mónaco, Leonardo Jardim, que ha firmado una temporada excelente ganando la Ligue 1 a todo un PSG y metiendo a su equipo en semifinales de Champions, Guardiola mediante, podría sentarse en ese histórico banquillo.

 

P: También el Madrid, no sé si por petición expresa de su gestor o del presidente o de su director deportivo si lo hubiere, parece estar obsesionado con incorporar juventud a su equipo por encima de cualquier otra consideración. Según tu opinión, ¿a qué se debería tal obsesión?

 

R: Imagino que estarán influyendo varios factores, y seguramente no siempre los mismos en cada caso. Theo, por ejemplo, viene a reforzar una posición en la que Marcelo, a años de luz de distancia técnica del canterano atlético, es el amo, posiblemente el mejor lateral izquierdo del mundo. ¿Va a tener minutos? Muy pocos, y en función de la situación física del titular. El chico tiene físico, potencia, pero técnicamente es bastante limitado, y con importantes carencias tácticas.

 

P: Pienso al oírte estas consideraciones en lo que Theo se encontrará en el Madrid, teniendo que subir constantemente y con la obligación de correr hacia atrás para tapar una banda casi siempre al descubierto.

 

R: Exactamente, porque el Madrid te planta a menudo la defensa casi en medio campo, y si los partidos se atascan se le pedirá lo que a Marcelo, centros y resolución. Debería no tratar de imitar en exceso a Marcelo, descubrir poco a poco sus propias habilidades, adaptarse pero de una forma inteligente y sin correr al principio demasiados riesgos. Para ello, por supuesto, necesitaría minutos, y me temo como ya te he dicho que no los tendrá. Cuando salga, lo hará presionado, ansioso y sin tiempo de adaptación, es la pescadilla que se muerde la cola.

 

P: Difícil panorama para un recién llegado, ciertamente, ¿y el resto? Por ejemplo Vallejo y Ceballos.

 

R: Vallejo es un chico sobrio, tranquilo, me parece que muy equilibrado a nivel mental, pero que viene de sustituto de otro sustituto, es decir viene a sustituir a Nacho que a su vez será suplente de Varane. La salida de Pepe ha provocado esta situación, aunque la salida de Danilo al City, si no provoca que se fiche un nuevo lateral derecho, hará que Nacho también tenga opciones de dar relevos a Carvajal, con lo que las cartas sí mejorarían algo para el joven Vallejo. En cualquier caso, una situación complicada para conquistar la titularidad, pero sin duda más fácil que la de Ceballos, que por cierto no juega ni de lejos en la posición de Modric, porque es un mediapunta puro, y que además defiende entre poco y nada. Me parece que mucha gente se ha confundido al respecto. Su fichaje lo veo más como una pugna entre clubes poderosos.

 

P: ¿Cómo el de Vitolo?

 

R: Jajaja, bueno, llamar poderosos a Sevilla y Atleti me parece algo exagerado, digamos que son clubes competitivos. Y te respondo tajantemente que no, ninguna similitud. Vitolo es una petición expresa de Simeone al Atleti, un jugador necesario en su esquema y que será titular cuando concluya su cesión a la Unión Deportiva Las Palmas. Que al final el desenlace del fichaje haya sido abrupto por y para todas las partes, no tiene nada que ver con la valoración del mismo. Vitolo no será una promesa para el primer equipo, será un titular indiscutible perfectamente acoplado al sistema del Atleti.

 

P: Y con un entrenador que sabe lo que quiere exactamente de sus jugadores. ¿Cómo  el recién llegado Valverde en el Barcelona? ¿Ves alguna similitud entre ambos técnicos?

 

R: Tener un entrenador que decide y sabe lo que busca y quiere de su equipo es un factor importante para el éxito del mismo, sin duda, y el Atleti lo tiene. Pero no, te digo como antes, tampoco nada que ver con la impresión que ha transmitido el nuevo técnico del Barça hasta el momento. Mira, ahora mismo Valverde, del que nadie duda de su conocimiento del fútbol y mucho menos de su experiencia, está dando unas ruedas de prensa que dejan en mantillas a las primeras de Zidane, como una especie de versión 3.0 del entrenador del Madrid, hasta el punto de decir que en un entrenamiento es capaz de cambiar todas sus indicaciones tácticas porque “se ha dado cuenta” de que Messi y sus compañeros llevan razón y que él estaba equivocado. ¡¡¡QUÉ ERES EL ENTRENADOR DEL EQUIPO!!! Colocándose en una posición tan baja y poco realista respecto a sus jugadores, está superando la subordinación de Zidane e incluso la que muy pronto mostraría, y que a la postre fue su tumba deportiva, el propio Benítez.

 

P: ¿Tan mal lo ves?

 

R: Si no cambia la actitud y decide no ejercer de entrenador, pues que entrenen sus figuras, ¿no es cierto? Mira, puedo adelantarte ya en primicia absoluta el once titular del Barcelona con el Valverde que hemos escuchado en la última comparecencia ante los medios.

 

P: ¿Cuál sería ese once?

 

R: Tal que este: un [4-3-3] con una línea defensiva formada por Semedo, Umtiti, Piqué y Alba; un centro del campo formado por Iniesta, Busquets y Rakitic, y delante la MSN.

 

P: Incluimos a Neymar.

 

R: Lo mejor que podría pasarle al Barcelona para volver a ser verdaderamente competitivo es que no estuviera, lo que supondría una supuesta venta al PSG y el lógico y posterior refuerzo de la defensa y el centro del campo. Si Valverde lograse implantar un [4-2-3-1] con nuevas adquisiciones, te aseguro que el Madrid y el resto de sus rivales en Europa tendrían un serio problema.

 

P: Entiendo entonces que no justificarías un supuesto descontento del jugador por estar o percibirse siempre a la sombra de Messi.

 

R: Vamos a ver, eso es un poco absurdo, puesto que Neymar lo que debería tener muy en cuenta es que los galones el Barcelona ya se los ha dado, y con creces. A bote pronto, se me ocurre pensar en sus marchas injustificadas, en ausentarse tras el partido del PSG en lo que fue un momento decisivo para la Liga (Messi, sí estuvo), en que el propio Messi le cedió un penalti decisivo es ese mismo encuentro de Champions, en que ha sido capaz de provocar el despido de un segundo entrenador… ¿Galones? Los tiene todos. Ahora bien, que es lo que debería preguntarle la directiva del Barça, ¿quieres líderar tú solo un proyecto? Pues di al equipo interesado que ponga el dinero de la cláusula, y en efectivo. Si los equipos realmente poderosos fueran más serios de lo que son, no estarían en manos de quienes están.

 

P: ¿Los jugadores?

 

R: Tú lo has dicho, no yo.

 

P: ¿También estaría sucediendo esto en un equipo tan aparentemente marcado por la figura de su entrenador como el Atleti?

 

R: Yo no colocaría todavía al Atleti dentro de ese selecto club de poderosos clubes. El Atleti aspira a seguir compitiendo a cierto nivel y en esas alturas, no es fácil, y este año nuevamente tendrá que salir Fernando Torres al rescate, al menos hasta enero. Pero el problema también radica en un centro del campo muy castigado y cada vez más envejecido, es imposible que Gabi aguante a este ritmo, y Saúl necesita más experiencia, más variedad y completud en su juego. El Atleti llegará hasta donde pueda, que suele ser más lejos de lo previsto.

 

P: ¿Y si contara con la futura incorporación de Diego Costa?

 

R: Costa es un jugador muy valioso para el sistema de juego empleado por el Atleti. El [4-4-2] se nutre siempre de dos delanteros diferentes, a veces casi antagónicos, y Costa además ofrece esa presión añadida a los centrales que dificulta la elaboración del juego del rival, obligándole desde atrás a iniciarlo por las bandas, con suma atención siempre a las pérdidas en el centro del campo. El Atleti se construye desde el barro, desde el trabajo defensivo a destajo, y esa característica implica y explica a todo el equipo.  

 

P: Permíteme que te diga que continúo viéndolo como serio candidato a disputar las semifinales de Champions.

 

R: También depende de los cruces previos. Un Madrid o un Bayern en cuartos, y posiblemente adiós a la competición. La Champions es un torneo donde el factor suerte juega un papel fundamental, entiéndaseme bien, siempre a partir de cierto nivel competitivo y con jugadores de altísima calidad individual. Puede sucederte, como esta misma temporada al Leicester de Shakespeare, que tengas la inmensa fortuna de eliminar al Sevilla en un cruce donde el rival falla penaltis y ocasiones clarísimas, pero sales vivo de la ida y en la vuelta, ya en tu estadio, el contrincante paga su inexperiencia y se desmorona. Puede ocurrir, y de hecho ocurrió, pero en la siguiente ronda te toca el Atleti, que obviamente pasó fácil el trámite.

 

P: Tengo la sensación que no solo la suerte, el asunto psicológico ha estado muy presente en las eliminatorias definitivas de semifinales y luego en la gran final de Cardiff.

 

R: ¡¡Pero claro!! Es fundamental, y ahí tienes la desastrosa ida que firmó el Atleti en el Bernabéu. Bien es cierto que en la vuelta trató de enmendarse a base de actitud y testosterona, pero faltó lo esencial, no haber sucumbido por tres a cero ante un Madrid que se encontró con más facilidades de las inicialmente previstas. Mira, en un partido hay momentos decisivos, instantes que te condicionan de alguna manera el devenir del juego y el último resultado que vaya a producirse. El caso de la Final en Cardiff es también muy significativo, porque la Juve jugó una buena primera parte, logró el empate y todo parecía apuntar a una ventaja psicológica en la segunda para el equipo de Allegri. Pues no, se impuso el derrumbe físico del centro del campo Juventino (Khedira y Pjanic) frente al empuje psicológico de la primera parte. El Madrid se vio libre para comenzar a dominar el juego posicional, tocando el balón sin dificultades, permitiendo que Marcelo no tuviera necesidad de fijarse más en defensa, y apabulló a una Juventus que se vio muy pronto desbordada por la calidad estratosférica del rival. A buen nivel o a un nivel similar al del rival, hoy por hoy el Madrid es superior a cualquiera.

 

P: ¿Y cómo contrarrestar esa superioridad? Porque de ser así, esta temporada volvería a tenerlo relativamente fácil o al menos, asequible.

 

R: Exceptuando a Bayern o Barcelona, cualquier rival del Madrid, incluido el campeón de la Europa League del que imagino luego hablaremos algo, se encuentra ante una realidad contrastada: el Madrid es muy superior a nivel técnico y tan solo en el aspecto táctico y estratégico puedo llegar a compensar esa diferencia abismal de calidades entre ellos y nosotros. El sistema táctico, la formación adecuada a ese sistema, porque evidentemente el sistema no juega solo ya que exige la adaptación de jugadores con determinadas características, el uso de diferentes estrategias dentro de ese mismo sistema, todo ello y mucho más determinará que puedas ganar a un equipo como el Madrid siendo sensiblemente muy inferior sobre el papel y en la realidad.

 

P: Pero si no puedes dominar a un equipo como el Madrid, Bayern o Barcelona, es prácticamente imposible ganar alguna vez.

 

R: No creas, y esto si mal no recuerdo lo ha explicado muy bien el mítico Ruud Gullit, campeón de Europa con el Milan de Sacchi y con Holanda en 1988, para alguna entrevista y también en algunos de sus comentarios más especializados y escritos sobre Fútbol. El aficionado identifica automáticamente dominio con posesión, y presupone que a mayor posesión, mejor juego y victoria segura. No es así. Un equipo puede adoptar un estilo defensivo, con un sistema apropiado para desplegarlo sobre el terreno de juego -un [5-4-1] por ejemplo-, no tener la posesión en la misma media que el rival supuestamente dominador del encuentro, y sin embargo ser el auténtico controlador del ritmo del partido y estar obligando a su oponente, que no sería demasiado consciente de ello, a realizar un fútbol perfectamente adecuado a sus propósitos.  Es decir, yo puedo estar defendiendo, dándote la pelota y ser yo el auténtico dominador del encuentro porque te estoy obligando a jugar a lo que yo quiero que juegues para mis propios intereses: te crees dominador, te vienes arriba, abres espacios, ofreces vías de ataque y… ¡¡zas!! te cazo en un par de contras y me llevo el encuentro porque antes ya me lo había llevado a mi terreno. ¿Quién dominó el partido?

 

P: Es una aproximación interesante, parece contradecir el sentido común.

 

R: Es una cuestión de conceptos y de lenguaje. Es una falacia pensar que un modelo es mejor que otro, de la misma manera que un sistema considerado “en absoluto” nunca es el mejor sistema posible. Hay modelos, hay sistemas, todos tienen sus ventajas e inconvenientes en función del sistema que le opongas, y desde luego un equipo puede ser perfectamente dominador del juego y del encuentro a pesar de adoptar esquemas defensivos y tener menos posesión que el rival.

 

P: Tengo que decírtelo, porque también conoces mi predilección por su forma de trabajo, pero al escucharte no puedo evitar estar pensado en el excepcional trabajo táctico que siempre realiza Jose Mourinho.

 

R: Ya te dije que acabaríamos hablando del campeón de la Europa League, jajaja. Tienes un ejemplo magnífico en la final de esta competición que el United disputa y gana al Ajax de Ámsterdam. Mourinho destila una idea táctica brillante tras haber analizado en profundidad a su rival. Ha de lograr que el Ajax no lleve a la práctica su juego combinativo a través de su [4-3-3], no permitiendo que uno de sus centrales ocupe o se incorpore al centro, e impidiendo que los extremos abran el campo generando así peligrosos espacios en el ataque. Mourinho sortea esos peligros con balones largos a Fellaini, bien direccionados, para facilitar la incorporación de sus medios y tener siempre controlada la posibilidad de que el Ajax comience la construcción del ataque desde su centro del campo. Básicamente desplaza el juego a bandas y anula todo el peligro potencial del Ajax. Magistral.

 

P: ¿Crees que podría hacer algo parecido contra el Madrid en la Supercopa de Europa que jugarán próximamente en Macedonia?

 

R: Sin duda estará estudiando la mejor forma de contrarrestar el peligroso juego ofensivo del Real Madrid. No me cabe duda de que conoce a la perfección los puntos más débiles de su rival, y tratará de buscar la espalda a los defensas blancos, percutiendo una y otra vez sobra la banda de Marcelo. Es la forma más efectiva de que un equipo construido desde la defensa como el United logre tener alguna posibilidad contra un conjunto de las dimensiones del Real Madrid. Tiene que plantear un encuentro duro, cerrado, incómodo y sobre todo muy táctico, nada del caos desmelenado que tanto le gusta al Madrid y que por eso mismo tan buenos resultados suele darle. Si Mou lleva el encuentro a su terreno, y su terreno es de la táctica colectiva, tendrá alguna opción de ganar ese título; en cualquier otro caso, el Madrid lo barrerá como ya hizo con la Juve.

 

P: Porque el Madrid, al menos así lo parece en no pocas ocasiones, también vive en gran medida de los errores o despistes del contrario.

 

R: Y no solo eso, vive de que muchos de sus rivales no plantean bien los encuentros, quiero decir que tácticamente no tratan de explotar los puntos débiles del Madrid y que, además, cuando tienen opciones claras de llevarse el partido, deciden retroceder demasiados metros y el Madrid -eso sí lo tiene porque forma parte de su carácter como club y como equipo-, te acaba arrollando a base de calidad y empuje, una determinación a la que se podría haber puesto freno con seguramente más valentía e inteligencia.

 

P: ¿Un ejemplo?

 

R: Bueno, lo tienes en el partido de La Décima. En el último córner, con un defensa en cada palo el remate de Ramos jamás hubiera entrado. En esas circunstancias límite jamás puedes dar una pequeña ventaja, por pequeña que te parezca, a un equipo como el Madrid. En Liga, esta misma temporada, buenos ejemplos de lo que no hay que hacer contra el Madrid en los últimos minutos los puedes encontrar en sus encuentros contra Villarreal, Las Palmas, Deportivo o Barcelona en el Camp Nou.

 

P: Y no creo que la situación vaya a cambiar demasiado...

 

R: Me limito a describir una situación futbolística que no es casual ya que se repite en muchos encuentros, una y otra vez, hasta el punto de haberse bromeado con el efecto “NoventayRamos” para esas repeticiones. Mira, en el Fútbol casi nada es casual sino CAUSAL; si por ejemplo se produce un error de un determinado jugador, generalmente ese error viene motivado por una serie de causas encadenadas que desembocan en ese preciso hecho, lo que también significa que muchas veces el que aparentemente acaba cometiendo el error, no es en realidad el principal responsable del mismo.

 

P: ¿Por qué? A fin de cuentas es en lo que comentaristas y espectadores acaban reparando.

 

R: Ese es el error, en este caso de muchos comentaristas y de la mayoría de los espectadores. Siempre lo digo y me reafirmo en lo siguiente: Igual que el buen jugador nunca debe de perder de vista la pelota dentro del campo, el buen aficionado al fútbol debe dejar de verla para llegar a entender el juego. Los sistemas tácticos se convierten en determinantes o mejor dicho, en condicionantes del juego hasta el punto de que pueden hacerte ganar o perder un partido a pesar de que puedas contar con jugadores muy superiores a tu rival.  

 

P: De nuevo la figura del entrenador.

 

R: Pero por supuesto. Por ejemplo, imagina el [4-3-3] aplicado a una plantilla como la del Madrid, con la BBC en la línea delantera. ¿Cómo quieres jugar? ¿El pivote central del triángulo de la medular será defensivo u ofensivo? Además los extremos juegan a banda cambiada, con lo que tienden naturalmente a dejarse caer al centro. Y una de las claves que suele levantar tanas pasiones como polémicas: ¿qué hacemos con la figura del delantero centro, el crucial número 9? En un sistema así, donde los laterales se te ponen prácticamente en medio campo y los extremos se generan sus propias y múltiples ocasiones de gol, el 9 no tiene más remedio que bajar al centro del campo, dar apoyos, buscar espacios y asistir también a los extremos. Goleará menos, tendrá menos remate y acabará convertido en una especie de mediapunta con más llegada y más gol.

 

P: ¿Un delantero-mediapunta como Benzema? He de reconocerte una cosa, que gracias a tus análisis estoy comenzando a ver a este jugador con una nueva mirada, exigiéndole tal vez otro tipo de juego como el que tan bien has descrito.

 

R: Y si no lo hicieras, te estarías equivocando, como me temo que se equivocan muchos aficionados que continúan empeñados en reclamar goles a un jugador que ni está posicionado ni juega para eso. Es más, te digo y puedo demostrarlo que esta temporada, y en esto vuelvo a estar en contra de la opinión mayoritaria de los propios aficionados madridistas, que Benzema ha sido el mejor de muchos partidos en los que ha terminado criticado. ¿Por qué? Lo he dicho antes, el espectador medio se concentra en el balón, en el jugador que lo lleva y recibe, en lo más superficial del juego. Por eso mira pero no ve.  

 

P: ¿Por eso ha tenido que salir Morata del Madrid? ¿También porque no se ajustaba a este planteamiento, digamos, combinativo del 9?

 

R: Entre otras cosas. ¿O por qué crees que una de las vacas sagradas de ese vestuario, Cristiano Ronaldo, pide continuamente que juegue Benzema? Porque evidentemente Benzema le asiste constantemente. Mira, un 9 que dentro del área, cuando dispone de una milésima de segundo para tirar a puerta y en lugar de hacerlo lo que busca más a menudo es pasar el balón a otro compañero… no es un killer, desde luego que no. Ese es Benzema, un jugador con una clase bestial que juega más para el equipo que para él mismo, por eso le va tan bien a las necesidades atacantes del Madrid. Así que es normal la falta de minutos para Morata y la frustración del chico por esa situación, que como te digo era inevitable y perfectamente previsible antes de que hubiera decidido regresar. De hecho, ya se ha ido.

 

P: Así es. Cuando decías esto, me estaba viniendo a la memoria un encuentro de la Champions en la Fase de Grupos en el que Morata marca al final del mismo y Cristiano acaba contrariado por no haber recibido el pase.

 

R: Y yo recuerdo a Cristiano echando al público del Bernabéu encima de Bale por idéntica e injustificada razón. Bajo mi punto de vista, una auténtica vergüenza por parte de la estrella blanca.

 

P: ¿Crees que debería seguir en el Real Madrid?

 

R: Creo que la pregunta se responde sola. ¿En qué equipo podría lograr lo que sin duda más le importa, el Balón de Oro? ¿Crees acaso que lo lograría en el PSG o en China?

 

P: Bueno, el protagonista de la debacle del PSG en el Camp Nou, Emery, asegura que su equipo necesita un jugador del Top 5 mundial para optar de verdad a ganar a Champions.

 

R: Pero vamos a ver, seamos serios. Entonces ¿qué piensa de Cavani? En recientes declaraciones de Emery también ha dicho que en la vuelta de la eliminatoria contra el Barcelona no podía haber jugado como en la ida… ¡¡¡Pues por eso precisamente perdiste!!! De haber jugado como en la ida, sin colgarte literalmente del larguero, habrías jugado los cuartos de la Liga de Campeones. Es evidente que la calidad individual de los jugadores, y más de jugadores como Neymar, determinan partidos y resultados. Pero decisiones erróneas de determinados técnicos, también.

 

P: Creo que eso que dices es muy cierto, ahí tenemos ejemplos clarísimos como el del Leicester de Ranieri que logró lo que parecía imposible, ganar una Premier.

 

R: Bueno, ese un caso muy paradigmático del fútbol actual. El excelente entrenador que siempre ha sido y sigue siendo Claudio Ranieri optó por un sistema defensivo perfectamente adaptado a las cualidades de sus jugadores, una perfecta formación [4-5-1], con pocos espacios a las espaldas de su línea defensiva de cuatro, con dos mediocentros defensivos aportando más estabilidad defensiva si cabe, y que se transformaba rápidamente en un [4-2-3-1] cuando recuperaban el balón, lanzando a Vardy con cierto apoyo de los extremos. Ellos te daban el balón y te esperaban para acabar cazando alguna contra. Y vaya si lo lograron.

 

P: Es lo que comentabas casi al principio de la entrevista, el efecto de falsa dominación que estos equipos dejan creer a su rival.

 

R: Así es, el rival tiene el balón y acaba encontrando pocos o nulos espacios para armar su ataque. Incluso equipos muy grandes como Madrid o Barcelona pasan muchas dificultades en estas circunstancias, sobre todo el Madrid, no habituado a tener que elaborar juego de construcción ofensiva de una forma continuada ya que suele hacerlo en fases muy concretas, más bien por oleadas.

 

P: ¿Y el remedio? Quiero decir, ¿cómo se combate entonces un sistema defensivo tan férreo y sumamente trabajado.

 

R: Con su misma medicina, dándoles el balón a pesar de lo que tus aficionados exijan de ti en ese momento. Si obligas a elaborar fútbol a un equipo que ni quiere ni está preparado ni acostumbrado a ello… porque a fin de cuentas, un equipo como el Madrid puedo hacerlo cuando sus jugadores se lo proponen debido a la calidad que atesoran todos y cada uno de ellos. Pero si le das el balón a un equipo como el Leicester, no sabrán muy bien qué hacer con él, oblígales a darte esos espacios que te niegan haciéndoles caer en su propia trampa.

 

P: Algo que tal vez el tándem Sampaoli-Lillo debería haber tenido en cuenta en su eliminatoria de Champions.

 

R: Algo que por supuesto no le paso al Atleti de Simeone.

 

P: ¿Capaz de mantener una temporada más su nivel competitivo a pesar de todo y de todos?

 

R: Concretamente esta temporada será muy particular por el tema de los fichajes. Vitolo llegará en enero, probablemente también lo haga algún delantero como Diego Costa o de características similares. Creo haberlo mencionado anteriormente, el Atleti es un equipo con un sistema de juego muy definido, con una estructura táctica férrea y una mentalidad competitiva fuera de lo común. Si aguanta el tirón hasta enero y no se descuelga en Liga, cuidado.

 

P: ¿Ves algún equipo prometedor o que pueda dar la sorpresa tanto en la competición casera como en las otras competiciones europeas del máximo nivel?

 

R: Bueno, aún es pronto para decirlo, muchos equipos están en plena pretemporada y algunos de ellos ni siquiera habiendo completado sus plantillas, con nuevos entrenadores, pensando en cómo jugarán o a qué títulos o posiciones podrán optar en realidad a lo largo del próximo curso futbolístico… Pero sí te puedo dar algunas impresiones bastante claras.

 

P: ¿Por ejemplo?

 

R: Un Real Madrid marcado más si cabe por la calidad individual de sus jugadores y por el vacío táctico de un entrenador que podría empezar, como ya te apuntaba anteriormente, a creer que lo es, con los problemas añadidos que inevitablemente conllevará para ese vestuario dominado claramente por los jugadores. Un Barcelona sumido en un caos organizativo y con graves deficiencias defensivas y en su medio campo, si Valverde no es capaz de remediarlo pasando con urgencia a un [4-2-3-1] para  hacerse poco a poco con las riendas del equipo. Un City que es una incógnita,  que tiende a virar más hacia lo defensivo en contra de los principios del modelo de Guardiola, fichando mucho y cuyo centro organizador podría volver  a ser nada más y nada menos que Yaya Touré y, por supuesto, un Manchester United mucho más sólido a la espera de reforzar su línea medular y con todas las incógnitas que ofrece un delantero tan irregular como Lukaku. En cualquier caso, las plantillas todavía no están cerradas y pueden cambiar muchas cosas.

 

P: ¿Algún equipo más de los que hayas visto en pretemporada y en los que puedas resaltar algún aspecto a tener en cuenta?

 

R: Tal vez el Chelsea, que con la adquisición de Morata suplirá perfectamente la marcha de Costa dentro de su [5-4-1] con una clarísima, como no podía ser de otra manera, vocación defensiva. Dado que es el equipo campeón de la Premier y que ya viene muy trabajado de la pasada temporada, podría llegar lejos en la Champions si va encontrándose con rivales asequibles. Tampoco quiero olvidarme de un equipo que me ha producido una gran impresión a nivel táctico, organizativo, con un fútbol posicional sorprendente para las alturas de temporada en que ahora nos encontramos; me refiero al nuevo Milan de Vincenzo Montella, con un perfecto [4-4-2] que en organización e intensidad me ha recordado a los mejores momentos del Atleti de Simeone. Falta mucho para ver si se trata solo de un espejismo o efectivamente hay un proyecto serio detrás de lo que he visto en ese equipo, pero te puedo asegurar que tiene muy buena pinta y como botón de muestra ahí está el enorme partido que realizó contra el Bayern de Carlo Ancelotti, al que acabó pasando por encima.

 

P: ¿Y qué puedes decirnos precisamente del renovado Bayern de Ancelotti? imagino también será, una vez más, serio candidato a ganar la Champions.

 

R: Sin duda, pero continuará teniendo el mismo problema que le costó la eliminatoria contra el Madrid en cuartos, jugadores que físicamente ya son superados por partidos de ese nivel en determinadas fases de la temporada. Hablo de Champions, por supuesto. La Bundesliga es suya de antemano. Señalo específicamente a Ribéry, Robben y Vidal, este último excesivamente revolucionado en su posición de mediocentro y asumiendo posiblemente más protagonismo ofensivo del que sería conveniente en un equipo como el Bayern. Necesita más pausa, posiblemente menos ansias de liderazgo, y sin duda el apoyo de un complemento en el doble pivote que con la retirada de Alonso tal vez pudiera encontrar en algún nuevo talento de su plantilla.  

 

P: Guardiola también parece haber apostado fuerte esta temporada. Los millones fluyen del City hacia fichajes que tampoco acaban de convencer a nadie.  

 

R: Bueno, creo recordar que el año pasado ya te dije que lo que Guardiola se iba a encontrar en La Premier no era ni por asomo lo mismo que lo de la Bundesliga. Ahí tienes el resultado.

 

P: Lo recuerdo, algo así como que en La Premier su desgaste iba a ser mucho mayor, porque los equipos compiten más y mejor.

 

R: Y donde el físico es sin duda muy importante. En efecto, Guardiola estuvo muy perdido pero al menos descubrió que el Leicester jugaba a la contra buscando a Vardy, jajaja, como para no haberlo sabido antes. Ha aprendido bien la lección. En su más reciente encuentro contra el Real Madrid en el contexto de la International Champions Cup ha dejado muy clara su nueva propuesta. Nada de un modelo similar al Barcelona al que dio forma, ahora un [5-3-2] completamente defensivo, con laterales largos –Danilo va a encajar perfectamente en este sistema porque aquí sí tendrá referencias, no como en el Madrid-, perfectamente trabajado en todas sus líneas, capaz de pasar rápidamente a un [3-5-2] para imponer superioridad en el centro del campo, sin renunciar al toque combinativo y contando con dos delanteros complementarios de alta definición. Lo que vi me gustó mucho y de hecho, si mal no recuerdo, le pasaron por encima al Madrid, que ofreció más de lo mismo, caos organizativo y nulo trabajo táctico. Así que, bajo mi punto de vista, un prometedor City el que nos presentó un Guardiola muy tapadito, en las antípodas de sus antiguas pretensiones de cambiar el fútbol inglés. Ha resultado ser más bien al contrario.

 

 

P: Algo muy destacable, si tenemos en cuenta la transformación de esquemas preconcebidos que todo ello supone, y en contra de opiniones rígidas  e interesadas contra sistemas de juego alternativos tan válidos como cualquier otro. En Fútbol, afortunadamente, los dogmas no existen.

 

R: Y si alguien se los inventa, no dudes de que esos dogmas terminarán tarde o temprano por ser completamente refutados y reemplazados. Esa es una de las grandezas del Fútbol, su absoluta libertad.

 

P: Y por eso nos gusta y nos fascina de un modo también absoluto. Quiero darte las gracias en nombre de la dirección de Parentesys y tomarme también la libertad de emplazarte para un próximo encuentro que nos permita mantener y disfrutar de una nueva conversación sobre el apasionante mundo del Noble Arte Balompédico. Gracias Antonio por descubrirnos una vez más algunos de sus secretos.

 

R: Me gusta esa forma de llamar al Fútbol. Por supuesto. Gracias como siempre a vosotros y un placer para mí poder hablar de un deporte tan maravilloso como es el Fútbol, que siempre nos ofrece motivos más que suficientes para seguir reflexionando sobre sus grandezas y miserias. Cuando queráis y hasta pronto.

 

VER PRIMERA ENTREVISTA

VER SEGUNDA ENTREVISTA

VER TERCERA ENTREVISTA

VER CUARTA ENTREVISTA

VER QUINTA ENTREVISTA

VER SEXTA ENTREVISTA

VER SÉPTIMA ENTREVISTA

VER OCTAVA ENTREVISTA

)( parentesys.es )( La cultura al alcance de todos )

FÚTBOL CON ANTONIO FERNÁNDEZ (IX)
Fecha de publicación: 2017-07-28 05:07:21, por Adrián Martínez Buleo   (visto: 342 veces)   (a 3 personas les ha parecido interesante)
Fuente:

Fotos de este contenido: si quieres añadir fotos, pulsa el botón Fotos

    
    


© parentesys.es - Todos los Derechos Reservados

FÚTBOL CON ANTONIO FERNÁNDEZ (IX)

Comparte este contenido con todos tus amigos.



 Portada  :: Sección Entrevistas

   Entrevistas en Google  :: Buscador de Entrevistas      Creación de páginas web de Entrevistas

Opiniones sobre el artículo

Las opiniones que aquí se escriban deben hacer un uso cívico y respetuoso de la libertad de expresión. El administrador de parentesys.es se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que no lo cumplan, o que no aporten información útil sobre el contenido arriba publicado.


 No hay opiniones. Sé el primero en escribir sobre este artículo.

Escribe tu comentario

Tu nombre: [obligatorio]

Título: [obligatorio]

Tu sitio web: (escríbelo con http://) [opcional]

Tu email: (lo mantendremos privado) [obligatorio]

Contenido: [obligatorio]

Código de seguridad anti-spam:*